Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alicantinos Sandra Ferrández y Jordi Bernàcer ponen en pie La Zarzuela

Histórica petición de bis, anoche, en la parte de “Amigos siempre amigos” de la representación de “Los gavilanes” de Jacinto Guerrero

Actuación de la crevillentina Sandra Ferrández en el Teatro de La Zarzuela de Madrid. ELENA DEL REAL

Público puesto en pie, ovación e histórica petición de bis, un hecho muy poco usual en la escenificación de una zarzuela, máxime si esto ocurre en el Teatro de La Zarzuela de Madrid. Y en esta obra, que ha compuesto el maestro Jacinto Guerrero, dos alicantinos son protagonistas. Por un lado, la mezzosoprano crevillentina Sandra Ferrández, en el rol dramático de Adriana, y, por otro, el director de orquesta alcoyano Jordi Bernàcer, al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid, en un evento que cuenta con la dirección escénica de Mario Gas. 

La de anoche era la tercera representación en La Zarzuela -les quedan dos-. Rondaban las nueve de la noche. El momento culmen se produjo en la parte en la que se encuentra solo el coro y la solista crevillentina, titulada “Amigos siempre amigos”, una exaltación a la amistad que los musicólogos siempre han tratado como un himno. Tiene un texto muy evocador: “Amigos, siempre amigos; juntos marchemos en las luchas de la vida. Amigos siempre amigos, olvidaremos la jornada maldecida. Unidos siempre unidos, compartiremos esperanzas y alegrías. Amigos siempre amigos, demostraremos que tus penas son las mías”. 

La solista crevillentina fue protagonista junto al coro de este momento histórico. El público se emocionó de tal modo que hacía tiempo no se recordaba en el edificio. Y empezó a pedir “¡otra!, ¡otra!, ¡otra!” a viva voz. Sobre el escenario estaban, junto a Ferrández, los actores Esteve Ferrer y Lander Iglesias. La mezzosoprano, junto al coro, volvieron a cantar “Amigos siempre amigos”, para el deleite de los presentes, que ovacionaron la interpretación.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats