Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El MACA estrena imagen para crear marca y agitar la cultura

El Museo de Arte Contemporáneo de Alicante cambia su identidad y apuesta por un diseño basado en el arte cinético de Sempere para definir un centro multidisciplinar y participativo

El nuevo logo en el interior del museo, donde aparecen la artista Eulàlia Valldosera y la conservadora del MACA, Rosa Castells.

El MACA cambia de imagen y con esta transformación pretende crear su propia marca para sorprender, retar al espectador, potenciar la participación y definir un museo en constante movimiento. No es un simple cambio de logo. Lo que desde hoy mismo se puede ver en bandeloras y mupis por la ciudad responde a un largo proceso de estudio y reflexión para dotar de personalidad al Museo de Arte Contemporáneo de Alicante con una visión de futuro.

Esta nueva imagen, creada por el diseñador Alex Gifreu, toma como referencia el arte cinético y la obra de Eusebio Sempere, cuya colección de arte es el origen del museo. «Hemos concentrado el diseño en seis líneas porque el MACA esta lleno de líneas por todas partes, en todos los cristales hay serigrafías y la obra de Sempere esta construida una base de líneas», asegura Rosa Castells, conservadora del museo.

«Hemos recuperado esas líneas de Sempere que son seis y que son las que se cruzan para crear la letra M, mientras que en las dos A cambian el trazado. La C es la única letra que consta de nueve líneas, en referencia a una pieza de Sempere, y también es la C de cultura y de centro cultural ».

Para dar visibilidad a la imagen y después de un estudio cromático, el color elegido fue el rojo, además de haberlo diseñado en negro sobre blanco y en gris, también en degradado. «El rojo es el color de la pasión y la vitalidad, del coraje, para que el MACA destaque, que sea perceptible y visible, para que todo el mundo sepa dónde está», apunta Cecilia Martín, encargada de la estrategia de marca.

«Hemos creado una identidad dinámica que integra la iluminación y las líneas como recurso para crear la percepción del movimiento y dar vida a la promesa del museo de cambiar tu forma de mirar y mover el mundo». Una nueva imagen en la que «hemos basado la identidad no tanto en lo que es el museo sino en el efecto que tiene sobre el público para resaltar el poder que tiene el arte para conectar a las personas y para transformar sus vidas».

Nuevo lema para el museo

El MACA mueve, expande, sorprende, agita y transforma. Ese es el lema que define al nuevo museo. «Un museo -afirma Cecilia Martín- que se posiciona, que se mueve, que estimula, que inspira; un museo valiente y desafiante que incita a la acción y que conecta a las personas con la cultura contemporánea ».

La idea es definir un museo que está en continuo movimiento, «que abre tu mente a un mundo en constante evolución y que pasa de ser una mera institución a un lugar donde se plantean temas muy diversos, desde el cambio climático, a las perspectivas de género, la pobreza o el racismo y lo que quiere es ser un museo revelador, retador, vital, participativo, abierto y didáctico para todos, que cruza las fronteras y sale a la calle ».

Con esta nueva filosofía, se trata de que todo el mundo pueda formar parte del MACA, con una oferta multidisplinar, participativa e inclusiva, que va más allá de ser un contenedor para mostrar arte sino que también genera cultura contemporánea y fomenta su estudio. «El objetivo es descubrir mundos distintos, ampliar la mirada y asombrar, generar sorpresa y fomentar la participación activa conectando distintas disciplinas».

Junto a la campaña de cambio de imagen, que desde hoy se da a conocer por toda la ciudad, se ha trabajado en la preparación de objetos para ir implementando el merchandising del museo, como camisetas, cuadernos, bolsos, «para que el MACA entre en las casas de la gente, que lo pueda llevar a cabo en un cabo y sea accesible al mar », apunta Rosa Castells.

Logo del MACA en la puerta principal. Rafa Arjones

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats