Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rey llama a retomar el camino de la unidad sin olvidar la pandemia

El monarca tuvo un recuerdo para los habitantes de La Palma

Los premiados con el Princesa de Asturias de Investigación Científica, ayer, en el Teatro Campoamor de Oviedo ante lafamilia real. | EFE/ELOY ALONSO

Los premiados con el Princesa de Asturias de Investigación Científica, ayer, en el Teatro Campoamor de Oviedo ante lafamilia real. | EFE/ELOY ALONSO

El rey Felipe VI aseguró ayer que la pandemia ha evidenciado que «únicamente trabajando unidos» se pueden afrontar las situaciones más difíciles y advirtió de que es preciso reemprender el camino con «serenidad y sosiego», sin olvidar las raíces ni las lecciones y enseñanzas de gran valor que ha dejado la pandemia.

Don Felipe mandó este mensaje durante la entrega de los Premios Princesa de Asturias celebrada en el teatro Campoamor de Oviedo y ante cuyo auditorio se ha felicitado de que la crisis sanitaria haya constatado que la sociedad española es «fuerte, responsable, madura, solidaria y con gran capacidad de superación».

«La pandemia sirvió para reafirmar la convicción sobre el beneficio de trabajar juntos y para comprender que, únicamente trabajando unidos por el bien común de todos, es posible afrontar las situaciones más difíciles y salir victoriosos de ella», remarcó en un discurso centrado en consolidar la recuperación y en el que ha tenido un recuerdo solidario para los habitantes de La Palma por la erupción del volcán.

Los cambios surgidos de la pandemia, según el rey, han provocado «desequilibrios y tensiones» y han desembocado en un escenario en el que «no cabe aislarse, ni caminar en solitario».

«Rendirse no es una opción, nos decían los sanitarios en los peores momentos de la pandemia. Desfallecer o conformarse no es una alternativa. Es preciso seguir adelante», alentó el monarca, que resaltó la respuesta de los españoles desde marzo del pasado año, «el sentido de ciudadanía, el servicio a la comunidad y la lealtad al país, pilares básicos de una sociedad capaz de sobreponerse». No obstante, señaló que no es suficiente en estos momentos en los que es preciso abordar el futuro desde la serenidad y el sosiego.

«En ese camino no podemos tampoco olvidarnos de nuestras raíces, de nuestras referencias, de todo lo que ya hemos recorrido como sociedad, y de los fundamentos de nuestra convivencia en paz y libertad», ha señalado el rey, que ha alertado también de la fragilidad de unos valores democráticos que «no vienen dados».

Por su parte, la princesa Leonor reivindicó el papel de los jóvenes, que «tienen mucho que aportar» y han de ser «importantes» para lograr un mundo «más sostenible, más justo y mejor para todos». Leonor de Borbón protagonizó su tercer discurso en la ceremonia y subrayó que los premiados son «guía imprescindible para todos» al poner de relieve que «la cultura, la ciencia, la solidaridad son esenciales para la vida en común». En particular, para las nuevas generaciones: «Como estudiante de bachillerato, pienso en todos los jóvenes que lo pueden hacer y en lo mucho que podemos aprender de vosotros».

«Proyectáis sobre nosotros, los más jóvenes, la certeza de que también tenemos mucho que aportar, que podemos ser importantes y mostrarnos responsables para tratar de pensar en un futuro más sostenible, más justo, mejor para todos», remató.

Según la heredera al trono, las trayectoria de los galardonados le motivan «aún más» en su tarea de formarse. «Estudiar y observar vuestra obra me llena de ilusión y de fuerza para seguir asumiendo mis responsabilidades y trabajar siempre con el mayor compromiso».

Además de los reyes y su hermana, la infanta Sofía, siguió el acto desde un palco la reina Sofía y desde la platea, su otra abuela, Paloma Rocasolano.

La nadadora Teresa Perales recoge el diploma de manos de la princesa Leonor. | EFE/BALLESTEROS efe.oviedo

Intervención de los premiados

La periodista y escritora Gloria Steinem, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2021, afirmó que la risa es una prueba de libertad ante el autoritarismo de figuras como Hitler o Stalin ya que es «una emoción libre, la única que no se puede imponer».

«No se puede obligar a nadie a reír, a reír de verdad y con sinceridad. Al dar valor a libertades como la risa espontánea, preservamos la libertad para siempre», subrayó a sus 87 años el icono del feminismo estadounidense.

Un camino en silla de ruedas

La ganadora del galardón de Deporte, Teresa Perales, poseedora de 27 medallas paralímpicas, centró su discurso en la figura de su madre, Sebi, a la que se refirió en una decena de ocasiones para agradecerle ese «aquí estoy para ayudarte», e invitó a las personas a que no dejen que los obstáculos les impidan luchar por sus sueños.

«¡Quien me iba a decir en 1995 cuando oí las palabras ‘no vas a volver a andar’ que el camino que iba a recorrer con mi silla me iba a llevar hasta aquí!», ha afirmado sobre el escenario del teatro Campoamor de Oviedo, antes de recoger el galardón.

«Nuestro futuro depende de que el mundo se alimente mejor», afirmó el chef José Andrés, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021 por su labor al frente de World Central Kitchen (WCK), quien advirtió de que aún «hay demasiada hambre» y «mucho trabajo por hacer».

El cocinero español destacó la urgencia de alimentar al planeta «con esperanza» y de «construir mesas más largas». «El mundo tiene ante sí un camino mejor si llegamos a comprender y a hacer nuestro el poder de la comida».

«Las posibilidades de las tecnologías son infinitas» y permiten que se estén investigando formas de prevenir el VIH y la malaria, de reducir el cáncer o de tratar muchas otras enfermedades, según la bioquímica húngara Katalin Karikó, galardonada junto a Drew Weissman, Philip Felgner, Ugur Sahin, Özlem Türeci, Derrick Rossi y Sarah Gilbert con el Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica por el desarrollo de las primeras vacunas contra el covid.

Katalin Karikó aseguró que los «increíbles riesgos» que el personal sanitario asumió en los momentos más duros de la pandemia fueron su inspiración para «trabajar más duramente y actuar para desarrollar vacunas que salvan vidas».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats