Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Marco: «Con 64 óperas primas, no nos esperábamos estar en los Goya»

El alicantino confía en que Josefina pueda volver a los cines con las nominaciones

El realizador alicantino Javier Marco. | JOSÉ OLIVA / EUROPA PRESS

«Una alegría muy grande». Así ha recibido Javier Marco las tres nominaciones a los Goya de Josefina, su primer largometraje, que aspira a premios a mejor montaje, actriz protagonista y dirección novel. «Pensábamos que no íbamos a entrar. Estamos más acostumbrados al ‘no’ que al ‘sí’ y con 64 óperas primas que había este año, lo normal es que tú no estés. No esperábamos estar en los Goya, pero esto es un poco impredecible y depende de tantas cosas que nunca sabes», asegura el director alicantino, que tampoco esperaba nada el pasado año y se llevó el Goya al mejor cortometraje de ficción por A la cara.

Marco reconoce que este año «había mucho nivel» en las primeras películas de realizadores y entre las que rivalizan por llevarse el Goya a la mejor dirección novel hay una «súper favorita», Libertad, de Clara Roquet, que «está haciendo mucho ruido y además está nominada a mejor película, pero da igual, así vas con menos nervios. Estar ahí ya es genial y ahora hay que disfrutar del proceso».

«Lo importante de las nominaciones a los Goya es que te dan visibilidad, que te permiten hacer contactos, conocer a gente y que conozcan tu trabajo para seguir trabajando en nuevos proyectos. Y tres nominaciones ya ponen en buena posición a la película porque creo la nuestra es la séptima película con más nominaciones y eso puede hacer que se vea más, que es lo que importa. Que al final parece que en España solo se hacen 6 o 7 películas al año y hay muchas más», considera el director alicantino, que confía -«ojalá»-en que vuelva a los cines (en Alicante apenas ha estado con un pase una semana) y lamenta que entre los nominados de este año no esté Espíritu sagrado, del ilicitano Chema García Ibarra, «que yo no la he visto aún pero dicen que está muy bien y es una pena».

Tampoco ha visto aún Libertad, aunque sí conoce La vida era eso, otra de sus rivales, de David Martín de los Santos, «y me gustó muchísimo, la verdad».

De los protagonistas de su película, Marco se alegra mucho de la selección de Emma Suárez «porque en otros premios es Roberto Álamo el que ha sido premiado o nominado, como en los Feroz, y así están más repartidos. Y además, Emma Suárez (con tres estatuillas en su haber) está genial en la película, ha remado mucho a favor de ella y me hace mucha ilusión, igual que el de Miguel Doblado por el montaje, que estuvimos mucho tiempo experimentando, siempre abierto a probarlo todo y a jugar. De mi nominación solo espero que me dé más trabajo en el futuro», bromea el director, que ahora está realizando una de las residencias de la Academia de Cine para perfilar su próximo largometraje, la continuación de su corto A la cara, protagonizado por Sonia Almarcha y Manolo Solo, ambos nominados por El buen patrón, «que también me alegré un montón por ellos».

Espera algún día poder rodar en Alicante: «Me gustaría mucho, pero es difícil acceder a ayudas allí. Seguiremos intentándolo», declara el realizador afincado en Madrid.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats