Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enología

Un enólogo convence a la RAE para suprimir el concepto 'caldo' en referencia a vino

Diego Cutillas Abellán lleva varios años defendiendo la idea a través de la Asociación de Enólogos de la Región y de los tres consejos reguladores

El enólogo Diego Cutillas Abellán.

Al pan, pan; y al vino vino. El enólogo Diego Cutillas Abellán ha conseguido que la RAE (Real Academia de la Lengua Española) elimine el concepto 'caldo' en su acepción relativa al mundo de los vinos.

Hace unos meses este enólogo jumillano (campeón de España de Catadores de Vino en el año 1972) se dirigió de forma online a la RAE para manifestar su negativa a que los vinos fuesen denominados 'caldo' por los periodistas y ciudadanos en general.

Desde hace unos meses la Real Academia de la Lengua Española recoge la palabra vino como bebida alcohólica que se hace del zumo de las uvas exprimidas y fermentado naturalmente.

Diego Cutillas Abellán lleva varios años defendiendo la palabra vino a través de la Asociación de Enólogos de la Región de Murcia (de la que es secretario) y de los tres consejos reguladores de Yecla, Bullas y Jumilla.

Antes de suprimir la palabra 'caldo', en su concepto sobre el vino, la RAE señalaba: “Líquido que resulta de cocer o aderezar algunos alimentos. Jugo vegetal especialmente el vino, extraído de los frutos y destinado a la alimentación”.

Frases como “La Rioja es famosa por sus caldos” o "Bullas alberga la I muestra de caldos de esta Denominación de Origen" han sido analizadas por Diego Cutillas Abellán, que se muestra contento tras conseguir que la Real Academia de la Lengua no incluya este término. En la revista número dos de La Federación Española del vino este enólogo jumillano publicó un artículo en la que era partidario de suprimir la palabra “caldo” cuando se habla de vino.

Para Diego Cutillas Abellán y muchas personas vinculadas al sector del vino en Jumilla, la palabra caldo hace referencia al caldo de cocido y hay que llamar al vino como su nombre indica ya que este producto se bebe, se cata y se disfruta.

El enólogo jumillano tiene previsto ponerse en contacto con el escritor cartagenero Arturo Pérez Reverte, Académico Numerario de la RAE, para conocer las razones por las que ha conseguido eliminar la palabra caldo en su acepción más próximo al mundo del vino.

Lo dicho: al pan, pan; y al vino, vino.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats