Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un festival de cine sostenible en ocho pedanías de Elche

Rural FilmFest celebra su décima edición en el Camp d'Elx con la proyección al aire libre de 60 películas del 1 al 9 de julio y por primera vez sin huella de carbono

Una de las proyecciones en una edición anterior del Rural FilmFest Vicente Javier Prez Cervera

Después de las últimas ediciones celebradas en L'Alcoià, el Rural FilmFest se desplaza al Camp d'Elx para celebrar su décima entrega del 1 al 9 de julio y llevar el cine en pantalla grande a pequeñas poblaciones que la perdieron con el paso de los años o que nunca tuvieron esa posibilidad. Este festival internacional de cine rural y medioambiente itinerante proyectará un total de sesenta películas distribuidas en ocho pedanías ilicitanas y, por primera vez, lo hará sin dejar huella de carbono, gracias a un generador fotovoltaico provisto de placas solares.

"Este es un festival diferente, que se desarrolla en pueblos donde antiguamente había cines o cines de verano y fueron desapareciendo, y donde se proyecta un cine muy concreto que habla del entorno rural y que trata temas del medio ambiente. Pero no queremos ser solo un escaparate de estos contenidos, sino ser un festival también sostenible", explica el ilicitano Jaume Quiles, creador con Alberto Gutiérrez de Rural FilmFest, que desarrolló sus primeras proyecciones en la provincia de Ciudad Real y que ahora ha encontrado un aliado en el Ayuntamiento de Elche con el apoyo del Institut Valencià de Cultura.

Este año, La Foia, Valverde, Torrellano, La Marina, La Baia, L’Altet, Matola y Arenales del Sol son las ocho pedanías que disfrutarán durante nueve noches al aire libre de la exhibición de los sesenta títulos, que ofrecerán una panorámica actual del cine internacional en formato corto y largo relacionado con el mundo rural, la ecología, los recursos naturales y culturales. 

Fotograma de "The Hurl" INFORMACIÓN

Todas las proyecciones son gratuitas, así como los talleres y actividades complementarias que se desarrollarán durante el festival. Las películas se pasan a partir de las 22 horas en distintos espacios urbanos a excepción de la sección infantil, por la tarde, en los centros sociales de Valverde y Torrellano. La idea es que cada día se disfrute de hora y media de cine rural en una pedanía diferente. "Si normalmente son los de las pequeñas poblaciones los que se desplazan a la ciudad, ahora invitamos a que los de la ciudad se desplacen a las pedanías", destaca Quiles.  

El programa lo conforman 19 documentales, 28 producciones de animación y 13 de ficción, que representan a 28 países diferentes. De estos, 56 son cortometrajes, dos son largometrajes y otros dos, mediometrajes.

"Buscamos, sobre todo, películas que traten el concepto de lo rural en sentido amplio, desde películas de claro mensaje ecológico a ficciones en historias que se desarrollan en entornos rurales como escenario principal, tanto en la ficción como en la animación o el documental", añade el codirector. 

Al Rural FilmFest se desplazan también los autores de los títulos seleccionados, ya sean locales o foráneos, y a esta edición acudirán, por ejemplo, el realizador libanés, Samir Kawas para presentar su película The Hurl, que cuenta la problemática en una ciudad del Líbano donde una gran montaña de basura se desliza por las calles; el polaco Andrzej Cichocki, que participa con A Little Bit of Paradise, una película sobre una familia que vive en el entorno rural lejos de la metrópolis; la húngara Katalin Egely, con la animación Si viene de la tierra; la documentalista finlandesa Kirsikka Paakkinen, que habla de su experiencia personal al volver al pueblo de su infancia en When the Mill Hill trees spoke to me o el francés Charles Habib-Drouot, que deleitará al público con su comedia Cow bells ambientada en las montañas francesas.

También hay estrenos mundiales como el de Quixotes, del español Pablo Lozano; internacionales como Lo Combat de Gaël Truc, de Italia; o tres estrenos europeos, entre otros.

Fotograma de "La Gàbia", de Adán Aliaga INFORMACIÓN

El certamen se completa con la sección Comunitat Rural, con películas dirigidas por realizadores de la Comunidad Valenciana y son tres las obras seleccionadas: La Gàbia del realizador de San Vicent del Raspeig Adán Aliaga, La pell en la terra de Guille Porcar y Raúl Lorite de Valencia y la ilicitana Inés Campello que dirige la animación Ya no mueren "por amor”.

El jurado está formado por diversas personalidades del mundo del cine y de la cultura y los cineastas ganadores de las pasadas ediciones son los encargados de otorgar los galardones, los Ciervos Rupestres. Y no faltará el concurso intergeneracional Movilmetratges: No tens iaia o sí, donde cualquier interesado puede grabar una pieza audiovisual con su dispositivo móvil y presentarlo hasta el 3 de julio. Durante la exhibición, el 5 de julio, un jurado conformado por los abuelos y abuelas de los participantes decidirán el ganador.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats