Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Martirio: "En la música hay que reivindicar mucho más la cultura y las letras que te hagan mejor persona"

La artista onubense y el guitarrista Raúl Rodríguez, su hijo, ofrecerán hoy al público de Ibiza el espectáculo ‘Travesía’, un repaso a las canciones más emblemáticas de la artista

Las gafas y la peineta son señas de identidad de Martirio. | JESÚS UGALDE

¿Qué le parece estar en las primeras Jornadas Flamencas de Sant Josep?

Sé que en la isla hay mucha afición y me parece fantástico que se celebren estas jornadas flamencas. Creo que el programa que se ha preparado es precioso y eso hay que agradecérselo mucho a Gerardo (Gerardo Marín, técnico de Cultura del Ayuntamiento de Sant Josep), que ha estado ahí todo el tiempo con nosotros.

¿Por qué regiones musicales transita esa travesía que propone al público de Ibiza?

El espectáculo es un repaso a las canciones que son más emblemáticas y emocionantes para mí. Vamos a hacer, entre otros, temas de nuestro disco de Chavela y del que he hecho con Chano Domínguez sobre Bola de Nieve. En ‘Travesía’ habrá de todo, blues, toques de jazz, flamenco, copla, tangos... Mi trayectoria es muy heterogénea, he tocado muchos estilos distintos y mi hijo, Raúl (Rodríguez), ha hecho unos arreglos nuevos que son una maravilla. Él ahora está terminando su tercer disco en solitario y cuando nos podemos juntar es una fiesta.

¿Qué siente al cantar acompañada de la guitarra de su hijo?

No me acompaña, me persigue. Persigue mi respiración, me conoce perfectamente y tiene una sabiduría a la hora de acompañar y dejar que pase la emoción y el silencio por sus cuerdas y mi voz que es muy especial y que no encuentro en ningún otro sitio.

Ha comentado que cantará temas del álbum ‘De un mundo raro’, homenaje a Chavela Vargas. Estuvo con la artista en sus conciertos de despedida. ¿Qué recuerdos tiene de aquellos momentos?

Tengo muchos recuerdos de aquellos dos conciertos y de muchos otros momentos que compartimos. He tenido la suerte de cantar con ella, sentirla cerca, comer, conversar y reírme con ella y de aprender de su gran sabiduría, inteligencia y dignidad, y del poder chamánico que tenía de curar las emociones, los sentimientos. Fue una persona de las más especiales que he conocido en mi vida. Como artista yo creo que ha paladeado la palabra y el verso convirtiéndolos en poesía y a su vez transformándolos en un cante. Por eso para nosotros es relativamente natural y fácil meter en palo flamenco sus canciones, porque era muy flamenca cantando.

¿Con qué lección se queda de todas las que aprendió con la Chamana?

Con la verdad. Ella era toda verdad. Y con ese cante tan absolutamente desprovisto de cualquier tipo de aditamento, yendo directamente a los sentimientos de la gente, que, cuando lo escuchas, hace que te sientas acompañada, que florezcan muchos sentimientos que tienes ocultos y que te salgan lágrimas de limpieza. Eso es una enseñanza impagable. Y, sobre todo, he aprendido mucho del valor que le daba al silencio en la música, del paladeo de la palabra y de cantar cosas que se han sentido y que tienen que ver con uno mismo. Hay que tener mucho cuidado y elegir bien, porque lo que cantas se repite muchas veces y hay que procurar escoger aquello que tenga que ver con uno, no cualquier canción impuesta.

También homenajeará a Bola de Nieve. ¿Qué ha significado para usted este artista cubano?

Es otro grandísimo compositor del que he aprendido muchísimo, sobre todo, a decir sin adornos, yendo directamente al corazón. Para mí Chavela y Bola de Nieve son dos intérpretes muy señalados que me han enseñado muchísimo.

"Canto temas que pueda sentir hoy y que no estén en desacuerdo con lo que pienso"

decoration

Ha tocado muchos géneros. ¿Hay alguno que sea su debilidad?

¿Sabes qué pasa? Que yo he elegido siempre lo que interpretaba y he investigado en géneros que me eran afines y como he escogido todo lo que he cantado, no te podría decir una cosa más que otra. Por supuesto, la copla la tengo desde que nací, por Andalucía y porque siempre le he tenido afición, también a darle la vuelta y adaptarla al momento en el que vivimos escogiendo canciones que hayan pasado el filtro del tiempo.

En la copla hay mucho amor tóxico y a la hora de escoger temas entiendo que eso lo tendrá muy en cuenta...

Claro que sí. Hay coplas, que como te decía, han pasado el filtro del tiempo y otras que, aunque sean preciosas, no canto por mi concepción feminista de la vida. Canto temas que pueda sentir hoy y que no estén en desacuerdo con lo que pienso. Puedo cantar al amor y el desamor, pero siempre sin echarle la culpa al otro. Sin rencores, curando los dolores. Yo creo que la música sana, a mí por lo menos, y creo que también a la gente que es aficionada de verdad. La música quita dolores, hace reflexionar, reivindicar, bailar, hace feliz. Para mí la música es el mundo en el que he conseguido ser feliz.

Dígame una copla de las más conocidas que no cantaría jamás.

‘Dime que me quieres’, de Rafael de León, Antonio Quintero y Manuel Quiroga. Empieza así: ‘Si tú me pidieras que fuera descalza; pidiendo limosna descalza yo iría...’Sé que son metáforas, la copla está llena de ellas, y son muy ardientes y muy excesivas para demostrar un sentimiento de amor muy grande, pero estas cosas se quedan clavadas de alguna manera y se convierten en una costumbre, se naturalizan y después cuesta mucho trabajo quitar de las cabezas esa sumisión. La canción es una preciosidad, lo que pasa es que yo no me veo diciendo eso, lo que no quiere decir que yo critique que se cante. Lo que pasa es que no comparto su mensaje.

¿Cómo le da la vuelta a la copla o al tango para que vayan más acordes con estos tiempos y su forma de pensar y ser?

Por ejemplo, yo canto ‘La bien pagá’, pero en femenino, es decir, soy yo la bien pagá y me enamoro de un muchacho que no tiene muchos posibles, pero al querido lo dejo. Cambiando solo el protagonismo, poniéndolo en femenino, le das cincuenta años de vuelta de tuerca a la cosa.

Vivimos una etapa de auge del feminismo, pero luego entre la juventud triunfan géneros musicales como el reguetón cuyas letras, en general, son muy machistas. ¿Cómo se come eso?

Es un signo de los tiempos. Estamos viviendo una etapa de muchos cambios de valores, de poca reflexión. El comercio está por encima de la calidad. El aborregamiento es enorme. Hay que reivindicar muchísimo más la cultura. Hay que profundizar en las letras de las canciones para que te lleguen y te hagan mejor persona y que los pasos que han dado los hombres también pero sobre todo las mujeres en los últimos casi dos siglos no se vayan como el agua por el lavabo, sino que todo ese sacrificio, toda esa lucha y todos esos derechos conseguidos estén presentes en la juventud de hoy. También te digo una cosa, lo mismo que se escucha reguetón también conozco jóvenes que están preparadísimos y que hacen música maravillosa. Lo que pasa es que lo que más se oye no es lo que tiene más calidad. Menos mal que existe internet y el boca a boca y que la gente que busca encuentra.

"La música es el mundo en el que he conseguido ser feliz"

decoration

¿Con cuál de los artistas de las nuevas hornadas haría una colaboración?

Soy fan absoluta de Sílvia Pérez Cruz, ya he tenido la ocasión de cantar con ella tres veces y todas las que me pongan. He hecho más de 40 colaboraciones, me encanta colaborar, no con cualquiera, tiene que ser que me guste y que yo pueda dar algo. Me gusta mucho lo que hace Pedro Pastor, Mónica de Nut, María José Llergo, Encarna Anillo, Maui de Utrera... Son todos ellos gente joven pero que con una sabiduría que no veas.

¿Y no colaboraría con Rosalía, que dicen que en la Gala Met le hizo un guiño luciendo gafas de sol?

Yo creo que eso del guiño se lo inventaron, de todas maneras ella ha hablado bien de mí y eso se lo agradezco mucho, porque me parece que es muy valiente y muy poderosa.

¿Pero cantaría con ella?

No lo sé, depende de lo que me propusiera.

Por cierto, justo hoy (por ayer) actúa en Ibiza Kiko Veneno, alguien que fue clave para que naciera Martirio...

Siempre lo he dicho, que él vio a Martirio dentro de Maribel antes que yo. Me parece un ser extraordinario. Como compositor es increíble ver las vueltas que ha dado y cómo sigue evolucionado y siendo más moderno que él mismo. Me parece un tío estupendo. Es amigo y lo quiero y lo admiro muchísimo.

Antes ha mencionado que una de las cosas que ha aprendido es a cantar despojándose de artificios. ¿Se ve en el escenario prescindiendo de las gafas de sol y la peineta?

No. Es una seña de identidad muy poderosa. Eso sí, ha ido evolucionando con el tiempo desde lo más kitsch a lo más art déco. Tengo una colección maravillosa que ojalá pueda exponer alguna vez.

¿En qué proyectos anda metida ahora?

Estoy con un disco de tangos con Raúl. Mi hijo se los lleva a un compás flamenco que me resulta muy natural para cantarlos y darles otra lectura. También tengo mucho cuidado al escoger los temas porque marca mucho la sociedad patriarcal que había en la época del tango y la copla. Ahora hay muchísimas mujeres que están cantando tango y es una gloria, pero las grandes figuras, de las que hemos aprendido casi todo, son hombres. También estoy de gira con Chano Domínguez Trío para celebrar los 25 años del disco ‘Coplas de madrugá’. Estamos retomando esas coplas metidas en jazz que supusieron un punto importantísimo en mi carrera y en la de Chano y que hoy se entienden mucho mejor que hace 25 años, como casi todo lo que hago.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats