Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Sin disfraz", un fotolibro sobre los mercadillos y sus gentes

El fotógrafo alicantino Winston Hughes ha trabajado durante cuatro años recogiendo en imágenes la parte humana de estos puestos ambulantes

17

"Sin disfraz", fotolibro sobre mercadillos de Winston Hughes. WINSTON HUGHES

Durante cerca de cuatro años ha ido recorriendo algunos mercadillos de la provincia. Lo ha hecho con su cámara, pero también con la palabra, con la observación y con la conversación, para poder plasmar lo que hay más allá. El resultado lleva por título Sin disfraz, un fotolibro con el que el alicantino Winston Hughes ha querido dar visibilidad a la gente que da vida a estos puestos ambulantes. "Son tan diversas las emociones que conviven en estos mercados como lo son sus protagonistas", asegura este artista, ilustrador y fotógrafo que dirige "una mirada consciente a la parte ruda y humana de estos espacios desde un punto de vista cotidiano y personal".

Alicante, San Faz, San Juan y La Nucía son algunos de los principales escenarios que ha visitado una y otra vez para dar forma a este libro que contiene 102 fotografías, todas en blanco y negro.

Este fotolibro "tiene el enfoque de la parte menos agraciada de los mercadillos", ya que el autor explora y documenta a las personas y sus culturas desde un punto de vista "cotidiano y personal". "Relato la dureza de este estilo de vida, por lo general no elegido sino impuesto por la vida", afirma. 

La intención del libro, que espera poder presentar en breve en Casa Mediterráneo, no es únicamente crear un dossier de imágenes de mercados y su gente, sino hacer uso de la fotografía en estos espacios como escenarios metafóricos para crear un discurso entre el mundo actual gobernando por la tecnología y la inmediatez, y el que aún guarda hábitos socioculturales humanos".

En este sentido, Hughes propone "una reflexión sobre cómo los seres humanos estamos cambiando ante la imposición y el dinamismo de la tecnología y cómo afecta eso a nuestros comportamientos sociales, hábitos de comunicación y relaciones personales".

Por eso, destaca que es un espacio "donde puedes hablar de tú a tú, sacar el aspecto más humano frente a un mundo en el que aumentan las compras online".

Lo más relevante de esas imágenes es que retratan "gente muy real, son como son y no pretenden ser otra cosa". El valor humano de esas fotografías es su mayor testimonio, aunque la mayoría son fotos "robadas". "He hablado mucho con la gente y me ha llenado más esa conversación que la imagen que he podido tomar; pero cuando coinciden las dos cosas, es completo".

Relata que muchos tienen detrás historias increíbles, "algunos casos son tremendos". Además, conviven muchas culturas "sin ningún tipo de guerra, ahí todos somos iguales".

Ahora quiere completar este trabajo extendiéndolo a otros mercadillos de España y, tal vez, de otros países. 

Premio y refugiados

Winston Hughes, hijo del pintor Hughes fallecido en 2019 y del que la Lonja acoge actualmente una exposición, estudió Bellas Artes y ha trabajado también con la pintura, la ilustración, la escultura y la cerámica, además de ser publicista y creativo en varias agencias, tanto en España como en Estados Unidos. Pero, afirma, "la fotografía me ha acompañado siempre, es un lenguaje extraordinario para comunicar y tiene el poder de tocar el alma".

De hecho, hace unas semanas ganó el Gran Premio del Concurso de Fotografía del Centro Internacional del Envejecimiento (CENIE), con su fotografía Vitamina D.

Sin disfraz no es su primer fotolibro. El pasado año publicó Acoge un plato. Recetario de celebraciones, un trabajo realizado para la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en el que recoge la gastronomía de diferentes países a través de los platos preparados por personas que viven en España huyendo de la situación en sus lugares de origen. "La gastronomía es una excusa para concienciar sobre este tema".

Ahora ha cambiado de registro y trabaja en un proyecto sobre alfarería que está desarrollando en Agost. "La cerámica es una de mis disciplina preferidas, me encanta el torno".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats