Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dibujos que recorren la provincia desde Banyeres a El Campello

La editorial Degomagom publica "De la Mariola al mar", un cuaderno de viaje del artista Vicente Ferrero realizado al término del confinamiento ante la necesidad de salir a encontrarse con el paisaje

Vista de Banyeres de Mariola, que ilustra la portada y la contraportada del libro de Ferrero DEGOMAGOM

La editorial de Ibi Degomagom acaba de publicar el libro De la Mariola al mar, un cuaderno de viaje que el escultor alicantino Vicente Ferrero Molina (Banyeres de Mariola, 1944) realizó durante la desescalada de la pandemia en 2020 para recorrer lugares que tenía en mente y dibujarlos en una libreta Moleskine. El resultado es un libro con cuarenta dibujos distribuidos en ochenta páginas que reflejan un recorrido por el paisaje de unos cuarenta kilómetros entre el mar y la montaña de la provincia de Alicante, desde Banyeres a El Campello pasando por rincones de Ibi, Alcoy, Agres, Biar o Bocairent.

Ferrero Molina es escultor, doctor en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y catedrático de Dibujo. Ha sido director del Museo de Bellas Artes de Alicante (Mubag) y presidente de la Comisión de las Artes del Consell Valencià de Cultura (CVC). La edición, que debió retrasarse de abril a junio por los problemas de suministro de papel, ha contado con el apoyo de la Universidad de Alicante, la UPV y el CVC, y se presentará el próximo mes de septiembre.  

Vicente Ferrero explica que este libro es consecuencia de otro anterior elaborado artesanalmente justo antes, Diario gráfico de un confinamiento, creado con una conjunción de dibujos y textos de aquella desoladora situación a partir de lo que veía tras la ventana. "Si ese fue mi refugio y mi cobijo, este ha sido mi liberación. Sin aquel, no existiría este", revela Ferrero sobre De la Mariola al mar, que inició en la desescalada "cuando sentí, como todo el mundo, la necesidad de salir al campo y al aire libre, la necesidad de encontrarte con el paisaje y respirar después de tanto tiempo encerrados".

Uno de los dibujos del libro de Vicente Ferrero "De la Mariola al mar" VICENTE FERRERO

Él aprovechó sus salidas para visitar paisajes "conocidos y queridos" y reflejarlos en uno de sus pequeños blocs de dibujos que siempre lleva consigo "porque tenían que ser dibujados en ese momento, tras el confinamiento" en un recorrido de unos cuarenta kilómetros desde novecientos metros de altitud por la naturaleza hasta la orilla del mar Mediterráneo.

Los dibujos, realizados a grafito, no pretenden ser estampas ni postales típicas de la zona, sino lugares que tienen sentido en sus recuerdos en este camino trazado por un paisaje que ha recorrido mucho, "repleto de añoranzas, pero también de fe en el futuro" y sin más pretensiones que "reflejar ese anhelo compartido por tantos de que todo vuelva a ser como antes".

Por ello, las imágenes se acompañan de breves textos con reflexiones de Ferrero en las que apunta parte de sus memorias al lector, como la vista que se divisa desde un punto de su localidad natal donde, como le decía su padre, alcanza cuatro provincias: Alicante, Valencia, Murcia y Albacete; los campos que recorría de niño o el almendro solitario junto a la carretera; el mar en calma con pescadores y las pequeñas calas del Mediterráneo.

Vicente Ferrero

Vicente Ferrero

El editor, Octavio Ferrero, que ya inició la colección de cuadernos de trabajo con la publicación en 2020 de Arcaico Muralis de Pablo Auladell, apunta la importancia de "mirar con detenimiento" el paisaje que brinda este nuevo libro que, como otros, "ofrece interioridades y secretos que los artistas, de no publicarse, guardan en el cajón porque no se animan a hacerlo".

A este le seguirán otros dos ejemplares más, ya en marcha, con cuadernos de dibujos del ilustrador de Aspe Miguel Calatayud, con quien la editorial inauguró su catálogo con el libro Imaginar a Peter Pan y otro del autor valenciano Paco Roca.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats