Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perfil

Rayos busca un sitio en la élite continental

El nadador con aletas alicantino, multicampeón de España, aspira a dar el salto y entrar en las finales del Europeo de Grecia desde el miércoles 26

José Antonio Pérez, en la piscina de Vía Parque en Alicante.

José Antonio Pérez, en la piscina de Vía Parque en Alicante. HÉCTOR FUENTES

El alicantino José Antonio Pérez Romero, más conocido por Rayos y multicampeón de España de natación con aletas, apenas puede disfrutar de estas Hogueras, pero no le preocupa. Prefiere cambiar la Fiesta del fuego por su presencia con la selección española absoluta en el Europeo que se disputa desde el próximo miércoles en Ioannina (Grecia). Acostumbrado a subir al podio por sistema en los campeonatos nacionales, ahora quiere hacerse un hueco en la exigente élite continental y acabar entre los ocho mejores de Europa. Tesón y voluntad no le faltan, «aunque será complicado».

«Era el objetivo principal de este año: bajar tiempos, hacerlo bien y entrar en la selección nacional», comenta Rayos poco antes de uno de sus entrenamientos en la piscina de la Vía Parque de Alicante y a pocas horas de incorporarse mañana al equipo nacional de la Federación Española de Actividades Subacuáticas. El billete para la selección se lo ganó en marzo en el Campeonato de España de Comunidades Autónomas disputado en Elche -en el que logró oro, plata y bronce- y en una Copa del Mundo en Italia.

Rayos, de 24 años, ya es un fijo de la selección española en su especialidad. Empezó a acudir en las categorías inferiores en 2010 y desde 2012 es habitual su presencia en la absoluta, con la que ya ha participado en el Mundial de China 2015 y tres años después en el de Serbia.

Las distancias en este deporte minoritario con atletas son las mismas que en la natación convencional, desde 50 a 1.500 metros. «La diferencia estriba en que tenemos pruebas de bialetas separadas con estilo de croll y pruebas de monoaletas, como la cola de una sirena», puntualiza José Antonio. «Nadamos con un tubo para poder respirar sin sacar la cabeza, los brazos en punta de flecha y nos movemos del tronco hacia abajo», añade este velocista en pruebas de 50 y 100 metros con monoaleta. Este año ha conseguido el mejor tiempo de España en los 100 metros superficie (36 segundos) y en 50 superficie (16,5).

Rayos se aficionó a la natación por recomendación médica cuando tenía nueve años por un «pequeño» problema en la espalda. Muy pronto, los técnicos descubrieron sus habilidades y desde los 11 compite en categoría nacional. Su cosecha de medallas la inauguró como cadete y en los 10 últimos años no se ha bajado del podio en los dos campeonatos de España que se disputan anualmente.

Ahora su desafío es mayor con la selección española tras la quinta plaza conseguida en el Mundial de Belgrado el año pasado en los relevos 4x100. «En este momento es complicado acceder a las medallas en el Europeo, pero creo que este año puedo pelear por entrar en la final y estar entre los ocho mejores», augura Pérez Romero, que tiene en la actualidad la décima mejor marca europea y se ganó el apelativo cariñoso de Rayos desde muy pequeño por elegir un rayo como decoración en la cabeza cuando se pelaba en la peluquería. «Es como una seña de identidad, aunque, a veces, me da un poco de vergüenza contarlo», asegura.

En el Europeo de Grecia competirá en cinco pruebas de velocidad: tres individuales y dos relevos. En plenas Hogueras, ya está en capilla. «Evito bastante todo lo que tiene que ver con las fiestas, salir y trasnochar», reconoce Rayos, que está enrolado en el Club Top Ten de Alicante y ahora aspira a codearse con los mejores del continente tras su largo historial de éxitos en la natación española con aletas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats