Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El HLA pierde con honra

El equipo alicantino suma su tercera derrota consecutiva tras caer ante un talentoso Valladolid que tuvo que sufrir hasta el final

Bamba Fall trata de anotar una canasta ante la defensa de Granado.

Bamba Fall trata de anotar una canasta ante la defensa de Granado. Pilar Cortés

Partidazo del HLA Alicante sin premio. El conjunto de Pedro Rivero sufrió su tercera derrota consecutiva tras caer ante un talentoso Valladolid que decidió en los instantes finales con dos triples de Bartley. El Lucentum llegó a meter el nerviosismo en el cuerpo a los pucelanos con un triple de Schmidt cuando parecía que estaba todo sentenciado en los últimos segundos. Pero esta vez no pudo ser y el Pedro Ferrándiz se quedó con una derrota ante el líder y un polémico arbitraje que terminó por decantar la balanza para los visitantes.

Con la derrota, el descomunal partido de Pitts (32 puntos con 5 triples) y de Fall (22 puntos, 12 rebotes y 33 de valoración) queda en anécdota. Fueron sin duda los artífices de que el HLA plantase cara al Valladolid a lo largo de todo el partido. La lucha hasta el final es innegable en este equipo que se entregó hasta el último suspiro. Esta vez Llompart no estuvo fino en anotación pero sí sufrió la rigurosidad de los árbitros en varios lances del encuentro.

Pitts fue el verdadero protagonista del primer cuarto con 14 puntos y 4 triples. Ante cualquier equipo su actuación hubiera disparado la ventaja, pero el Valladolid no lo permitió a base de talento y orden. La intensidad fue una constante a lo largo de los 40 minutos, el Lucentum no permitía segundas opciones al rival con su rebote y la defensa era de la mejor del campeonato. Con 37-37 finalizó el tercer cuarto. Lucha de poder a poder entre dos equipos que dieron un bonito espectáculo en un pabellón con más de 3.500 espectadores. Lástima que el trío arbitral le acabara desquiciando en muchas jugadas.

Tras el descanso, un clásico. Fatídico tercer cuarto que dejó el partido encarrilado para el Valladolid. Demasiadas precipitaciones en ataque y despistes defensivos ponían cuesta arriba el partido (45-52). Pitts y Fall no permitían que la distancia se convirtiera en insalvable y al definitivo cuarto se llegó por detrás pero con todo por decidir (55-60). El Valladolid tenía el mando del partido pero el HLA no se iba lejos. El Lucentum siempre era una amenaza en ataque y cuando más difícil parecía en ese momento surgían jugadores como Álex Galán para seguir metido en el partido. A falta de solo 1.30 para el final el marcador reflejaba un apretado 70-72. Pero el equipo pucelano nunca perdió los nervios, mantuvo la serenidad que tuvo durante todo el partido para hacer efectivos sus ataques y maniatar al HLA con su defensa. El final fue de infarto hasta que dos triples de Bartley (en uno debió llevarse una técnica por hacer callar a la grada) y otro de De la Fuente dejaron el encuentro sentenciado. O eso es lo que parecía. Pero los tiros libres de Galán y un triple de Schmidt dejaba al HLA a solo dos puntos de ventaja. Pero no fue posible y el equipo alicantino sufrió su tercera derrota consecutiva para empezar a mirar los puestos de abajo.

Pitts y Fall firmaron un partido descomunal aunque se quedaron demasiado solos en ataque ante un rival mucho más coral. Pese a los dos triples anotados, Devin Schmidt no acaba de ofrecer el rendimiento de antaño y el equipo está acusando la menor participación del resto de jugadores. La entrega es incuestionable pero falta mayor aportación de muchas de las piezas de Rivera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats