Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BALONCESTO

La octava sinfonía del HLA

El equipo alicantino da un paso importante hacia la permanencia tras superar con gran solvencia al Huesca ante más de 4.000 espectadores Fall, Busquets y Galán firmaron una actuación soberbia en un partido sentenciado al descanso

La octava sinfonía del HLA

La octava sinfonía del HLA JOSE NAVARRO

Cada partido del HLA Alicante en el Pedro Ferrándiz es una fiesta. No solo saca con solvencia sus duelos en casa, además aniquila a sus rivales hasta medio caricaturizarlos. Ayer fue el Huesca el equipo que sufrió la tortura lucentina. Se resistieron los aragones, pero al final no tuvieron más remedio que claudicar ante la fuerza de los alicantinos, que apenas tuvieron momentos de debilidad en un partido con más de 4.000 espectadores.

Con Fall, Busquets y Galán en estado superlativo, era imposible que los alicantinos sucumbieran en su fortín. El HLA encarriló pronto el encuentro con un Busquets descomunal en el primer cuarto. Excepcional fichaje del conjunto lucentino que destaca en todas las facetas del juego. A partir de ahí el HLA fue manteniendo su ventaja al tiempo que se iban uniendo jugadores a la fiesta como Patrick Owenu, que ha dado un salto de calidad en los últimos partidos y oxigena el ataque en muchas ocasiones. El Huesca llegó a ponerse a siete puntos (64-57) en el arranque del último cuarto pero la reacción local no se hizo esperar y el pequeño sobresalto quedó en mera anécdota. Con dos triples seguidos de Llompart el partido quedó más que cerrado.

El Huesca no fue un rival fácil ni mucho menos. Jugadores como Wintering o Grabauskas mostraron su altísima calidad con grandes números, pero a diferencia de lo que sucede en el Lucentum, no es un juego tan coral. En el HLA ya no son solo Pitts (13 puntos y 6 asistencias) y Fall (11 puntos, 10 rebotes y 29 de valoración). Ahora aparecen con fuerza jugadores como Busquets, Owenu o Galán, vitales para que el conjunto lucentino haya ganado sin apenas sufrir. Sin olvidar, por supuesto, la lucha incansable de Chumi Ortega, siempre una auténtica pesadilla para sus rivales.

El HLA salió muy intenso en el primer cuarto con un inmenso Busquets que desarboló por completo al Huesca. El marcador se fue estirando hasta llegar a un 25-15 al final de los primeros 10 minutos. Muy buena salida al escenario del equipo alicantino que tuvo continuidad en el segundo cuarto con un rotundo 35-18. Cuatro puntos seguidos del Huesca pusieron nervioso a Pedro Rivero que detuvo el juego con un tiempo muerto como prevención. El parcial siguió y acabó con un 4-12. Ahí acabó la esperanza aragonesa. Owenu comenzó a enchufar y Fall a poner un infranqueable muro debajo del aro antes de que Llompart certificara el 51-34 antes del descanso.

El tercer cuarto fue para el Huesca, aunque sin poner en verdaderos aprietos al Lucentum. Un parcial de 2-11 para los oscenses obligó al equipo alicantino a poner las alarmas y entonces apareció Galán para evitar males mayores. 62-53 y último cuarto para luchar por la octava victoria.

Fall fue clave en la victoria principalmente en defensa. El senegalés es una garantía bajo el aro. El Huesca no quería arrojar la toalla tan pronto y se sitúa a solo siete puntos (64-57). Pero nadie se puso nervioso en el Pedro Ferrándiz. Entre el apoyo del público y el coraje que le pone este equipo era imposible que se escapara y la ventaja fue creciendo. Con dos triples consecutivos de Pedro Llompart el triunfo quedó más que sellado. Octava victoria de la temporada y octava sinfonía. La permanencia, muy cerca.

El HLA volvió a brillar en Alicante donde solo ha perdido dos partidos en la primera vuelta (Mallorca y Valladolid). El viernes espera el colista Marín en Galicia en busca de la novena.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats