Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El aplazamiento de los Juegos era lo más lógico, antes está la salud»

Deportistas alicantinos aplauden la decisión del COI de postergar la cita de este verano al de 2021 por la pandemia del coronavirus

Y, al fin, el COI reaccionó. El Comité Olímpico Internacional anunció ayer que los Juegos no se disputarán este verano en Tokio y que la edición se celebrará en 2021. Una decisión tardía (la UEFA comunicó que no habría Eurocopa la pasada semana), pero esperada ante el confinamiento generalizado que viven países como España o Italia, con todo el deporte internacional parado por un coronavirus que ya lleva 16.000 muertos a sus espaldas.

Alicante ya tenía a cuatro deportistas con billete para Tokio, pero todos ellos llevan más de una semana entrenando como pueden, apretados en balcones e improvisando garajes. La jugadora benidormense de vóley playa Liliana Fernández, clasificada desde septiembre, entiende la decisión pese a haber destinado los últimos seis meses en exclusividad a la cita olímpica: «Es un palo, pero este parón ya nos había tirado por los suelos todo, esperemos que nos guarden la plaza y a protegerse, que este virus es muy contagioso».

El gimnasta alcoyano Néstor Abad, también con billete para Tokio desde el Mundial de octubre, explica que la decisión del COI es «sensata». «La preparación que llevábamos en las últimas semanas no era la más adecuada, ahora toca mantener la forma y esperar a que pase todo» indica. En esa línea también habla el taekwondista ilicitano Raúl Martínez, con billete para Tokio desde diciembre: «He sentido un alivio al escuchar la noticia, era una locura que se disputaran porque la prioridad era otra». El otro clasificado, el boxeador eldense José Quiles también lo ve «razonable»: «No podemos entrenar como nos gustaría».

La judoca María Bernabéu, que luchaba por el billete, confiesa que el aplazamiento a 2021 lo toma como «una oportunidad» para prepararse «mucho mejor». Lara González, integrante de unas Guerreras a las que les falta disputar un Preolímpico, habla de una decisión coherente. «Lo primero es la salud y, además, los atletas debemos llegar a los Juegos en igualdad de condiciones». El decatleta de Onil Jorge Ureña también respiraba tranquilo ayer: «Esto lo queríamos todos, estamos metidos en casa sin poder entrenar». «Llegar en forma a unos Juegos no es cosa de un mes, sino de un año, y los atletas ya han ido a peor», explicaba el exatleta olímpico José Manuel Albentosa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats