Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche entrenará cuando tenga los test y el tiempo se agota en la 2ª B

El club franjiverde ve improbable reanudar los entrenamientos individuales el lunes mientras no disponga de las pruebas médicas - La categoría de bronce sigue a la cola de la desescalada

El Elche entrenará cuando tenga los test y el tiempo se agota en la 2ª B

El Elche entrenará cuando tenga los test y el tiempo se agota en la 2ª B

El próximo lunes es la fecha fijada por el Gobierno para el comienzo de la desescalada en el fútbol profesional con la autorización de los entrenamientos individuales, pero el Elche CF tiene claro que mientras no disponga de los tests del coronavirus para todo su personal deportivo no podrá volver al trabajo. El club franjiverde recalca que el primer paso para la vuelta a la «nueva normalidad» tiene que ser la aprobación por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD) del protocolo de retorno al trabajo elaborado por LaLiga -algo que se da por hecho en cuestión de horas- «y a partir de ese momento saber cuándo se podrán hacer los tests». Con un solo día hábil por delante antes del «puente» de mayo, es muy poco probable que los entrenamientos individuales se inicien en el Elche a comienzos de la próxima semana.

Mientras, los clubes alicantinos de Segunda B -Hércules, Orihuela y La Nucía- siguen a la espera de que la Federación resuelva definitivamente el desenlace de la competición. El tiempo se agota para la categoría de bronce, aunque el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, insistió ayer en una reunión telemática con los clubes valencianos en su propuesta de que se disputen «play-offs» exprés de ascenso si, como parece más que probable, se da por cancelada la temporada regular en los próximos días.

«Una vez que LaLiga nos confirme cuándo podemos hacer los tests, sólo entonces fijaremos una fecha concreta para volver a esta primera fase de los entrenamientos», explicaron ayer fuentes del Elche CF, que suspendió el pasado 13 de marzo toda su actividad presencial a causa de la pandemia.

El protocolo de LaLiga para intentar salvar lo que queda de temporada en Primera y Segunda -11 partidos en cada categoría- contempla que el próximo lunes comiencen los entrenamientos sin contacto e individuales; a partir del 11 de mayo el trabajo en grupos reducidos durante dos semanas en esta fase intermedia y desde el día 26 los entrenamientos de los equipos íntegramente.

Una vez completada esta «mini-pretemporada» de cuatro a seis semanas, la patronal de clubes que preside Javier Tebas confía en que la competición se pueda reanudar, obviamente sin público, entre el 7 y el 14 de junio con la fecha límite del 28 de ese mes para el reinicio.

Mientras algunas Ligas europeas, como la francesa y la holandesa, ya se han dado por concluidas y en algunas otras como la italiana crece a diario la incertidumbre sobre su reanudación, Tebas y la mayoría de los clubes españoles insisten en la necesidad de acabar los campeonatos en Primera y Segunda para evitar pérdidas que superarían los mil millones de euros, que en el caso del Elche rondarían los dos millones. De cara a la que parece una inminente vuelta a los entrenamientos, el club franjiverde recalca que está preparado a todos los efectos para hacerlo en cuanto lo autorice Sanidad y dé la orden LaLiga.

El drama eterno de la Segunda B

Mientras, el CSD contempla que la vuelta escalonada al trabajo de los clubes de Segunda B no se produzca hasta la semana del lunes 18 de mayo, o la siguiente, aunque la RFEF aún no ha comunicado cómo se va a resolver la temporada en el fútbol no profesional. Su propuesta, que cuenta con un respaldo mayoritario pero no unánime de los clubes, es que no haya descensos -lo que salvaría a Hércules y Orihuela- y que los ascensos se disputen en un «play-off exprés».

Rubiales se reunió ayer con los clubes valencianos de Segunda B -con presencia de los dos citados y La Nucía- y alguno de Tercera como el Alcoyano para reiterar que sigue siendo partidario de las eliminatorias a partido único para subir, según fuentes de la FFCV.

No obstante, la Federación también comienza a barajar la opción de que no se pueda volver a jugar antes del verano, en cuyo caso defendería el ascenso de los primeros clasificados en las dos categorías.

El presidente de la RFEF reiteró que el desenlace en 2ª B depende de cómo se resuelvan Primera y Segunda División y de lo que disponga el Gobierno, pero en la categoría gana enteros la opción de que no se volverá a jugar más este curso.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats