Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda División B

Felices y dos directivos dimiten con el futuro del Orihuela en el aire

El club de la Vega Baja lleva cinco meses sin movimientos y la intención inicial de venta ha cambiado en los últimos días

Antonio Felices junto a Francisco Llor, en una rueda de Prensa.

Antonio Felices junto a Francisco Llor, en una rueda de Prensa. J. Z.

El presidente del Orihuela, Antonio Felices, el vicepresidente segundo, Francisco Llor, y el secretario, Fran Rabasco, anunciaron ayer su dimisión en el club de la Vega Baja, que tiene su futuro en el aire.

La entidad orihuela lleva cinco meses sumida en la incertidumbre. Desde el pasado mes de marzo, cuando se paró la competición, que permitió la permanencia en Segunda División B, no ha realizado movimiento alguno en relación a la plantilla o cuerpo técnico. El club dejó abierta la posibilidad a una venta de la propiedad hace mes y medio, aunque, por el momento, no ha confirmado ninguna novedad al respecto.

Incluso, Felices señaló ayer que había estado negociando con algunos compradores, pero que, de forma sorprendente, el pasado viernes el máximo accionista del Orihuela, Luis Terres le comentó que ya no estaba en venta.

La dispararidad de criterios entre el presidente y la familia Terres ya era evidente desde hace tiempo. Tuvieron sus discrepancias tanto en el fichaje de Pato como entrenador como en su posterior destitución. Además, tampoco hubo un consenso cuando a principios de temporada Chechu quería regresar al Hércules.

La sintonía se ha ido deteriorando. Incluso Felices ya le comunicó al máximo accionista su intención de dejar el club hace bastante tiempo, pero ambos llegaron a un acuerdo para aguantar hasta la finalización de la temporada.

Una vez que la campaña quedó suspendida por la crisis sanitaria del coronavirus, hubo una especie de tregua para llevar a cabo un intento de venta y la búsqueda de posibles inversores. Pero al final, tanto el presidente, como el vicepresidente y el secretario han decidido poner punto y final en su andadura en la entidad de la Vega Baja.

Antonio Felices llevaba nueve años al frente del Orihuela. Llegó a la presidencia en octubre de 2011 cuando el equipo amarillo se encontraba en Segunda División B. En los primeros años, el conjunto oriolano llegó a disputar dos promociones de ascenso a Segunda División. Tras el descenso administrativo a Tercera División en 2013 y seis años en esta categoría, el Orihuela regresó a Segunda División B . Esta la última temporada, el equipo se libró del descenso por la suspensión del campeonato a falta de diez jornadas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats