Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carolinas, el barrio que se codea con gigantes del basket

El club alicantino debuta este año en EBA, la cuarta división del baloncesto nacional, con la modestia por bandera - En una categoría donde los jugadores cobran, los suyos deberán pagar 600 euros

Foto de equipo del Carolinas del pasado año.

Foto de equipo del Carolinas del pasado año.

El éxito del modesto en el deporte alicantino tiene nombre y apellidos. La sección de baloncesto de la SCD Carolinas debutará esta temporada en EBA, el cuarto peldaño del basket nacional. Un club de barrio a las puertas del profesionalismo tras dos ascensos en dos temporadas, un grupo de amigos que pagan por jugar 600 euros por cabeza en medio de una categoría en la que sus rivales cobran.

El gran salto del Carolinas no ha sido casualidad, ha sido el resultado de una plantilla comprometida, el éxito de una cancha mágica, el ya célebre «patio» que deben abandonar esta temporada por la reglamentación de EBA. La Federación obliga a disputar los partidos en un pabellón cubierto y la histórica cancha del club, rodeada por los cuatro costados de edificios, es al descubierto. Tampoco tiene el túnel de vestuarios que dicta la norma y el Carolinas se mudará este curso al pabellón de Babel, todavía a la espera de saber si el curso se podrá desarollar con relativa normalidad por el coronavirus.

Por lo pronto, el equipo ya lleva dos semanas de pretemporada en el «patio, se aferran a él todo el tiempo que puedan, aunque se marchan sin ducharse para seguir el protocolo sanitario. Además, el club ya gestiona dos de los requisitos que exige el ente federativo: tener una ambulancia en cada partido e ingeniárselas para grabar los partidos como local para que la Federación haga scouting. La competición en EBA dará comienzo el próximo 3 de octubre y el Carolinas ha quedado encuadrado en un grupo de 10 equipos, en el que figuran otros equipos de la provincia como el Calpe, el Benidorm y el filial del Lucentum, enclavado en La Nucía a partir de este curso.

Será, por tanto, la primera vez que un barrio de Alicante llegue a EBA, todo una gesta. «El objetivo, obviamente, es mantenernos», explica Javier Ruiz, coordinador de la sección de basket de la entidad y entrenador del primer equipo. También lo era el pasado curso, en Primera Nacional, y al final el equipo consiguió ascender. «Pero esto va a ser más difícil, es un salto mayor», explica Ruiz. No obstante, la categoría es toda una incógnita esta temporada ya que muchos equipos no ficharán a tanto jugador extranjero porque la crisis económica ya golpea al baloncesto. «Es evidente que no se están haciendo tantos fichajes, antes traías a alguien de fuera y le dabas casa, dinero y ahora eso no es viable», cuenta Ruiz.

Algo que suena a chino en el Carolinas, lo de los fichajes a cambio de dinero. Sin embargo, se han encontrado con un problema este curso. Las fichas de cada jugador valen 110 euros pero la Federación ha pedido 1.400 euros por un jugador que es uruguayo al considerarlo extracomunitario. «El chico lleva en el club desde que es pequeño y en las divisiones por debajo de EBA jamás nos pidieron esa cantidad», lamenta Ruiz. Si no hay otra solución, el jugador no podrá competir en toda la temporada. «Evidentemente es inasumible esa cantidad para nosotros», explican en el club.

El Carolinas sigue con su filosofía de club de barrio, arraigado a los comercios de la zona y a vitalizar el entorno. Es un club familiar (en el equipo se juntarán tres hermanos, los Gayá) y el equipo solo ha hecho un fichaje, un chico de Novelda. De los diez jugadores que tiene en plantilla, ocho debutarán el mes próximo en la categoría. También el entrenador. Ahora buscan algún patrocinador y subvenciones que rebajen la aportación de los jugadores y de una entidad casi centenaria, la SCD Carolinas, que sigue en plena forma.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats