El Lucentum anunció ayer que revertirá su protocolo inicial y que su partido de esta noche ante el Palmer Alma Mediterránea (20:45 horas), correspondiente a la tercera jornada de la LEB Oro, se disputará a puerta cerrada por exigencia de la Conselleria de Sanidad de la Comunitat Valenciana ante la situación epidemiológica del municipio de Alicante.

La institución autonómica considera que en Alicante existe actualmente una situación de riesgo alto por lo que los eventos no se puede disputar con público, aunque aclara que sí podrá acceder al pabellón el personal mínimo indispensable para el desarrollo del partido.

El HLA Alicante había establecido a principio de la temporada un protocolo para que fueran al menos 1.000 personas las que pudieran presenciar los partidos, si bien en la primera jornada fueron cuatrocientos las que acudieron al recinto.

El club, que tenía ya organizado todo el dispositivo para albergar quinientas personas, lamenta en un comunicado la actual situación, «pero acata la decisión de la Conselleria de Sanidad», ya que es consciente de la emergencia sanitaria «por lo que no va a poner en riesgo la salud de nadie».

La Fundación Lucentum explica que «seguirá pendiente de la evolución de la situación epidemiológica» y mantendrá el contacto con las autoridades competentes con el objetivo de «albergar al mayor número posible de personas, pero nunca poniendo en riesgo la salud de nadie». «La Fundación Lucentum trabajará siempre con el objetivo de albergar al mayor número posible de personas, pero nunca poniendo en riesgo la salud de nadie. Vivimos en situación de alerta sanitaria en cambio constante por lo que estas comunicaciones por parte de la Conselleria de Sanitat pueden darse en cualquier momento», afirma el HLA en un comunicado. Los abonados que habían reservado su asiento para el partido no podrán acceder y esta entrada será anulada.

El HLA busca su tercera victoria consecutiva de la temporada y afianzarse en la parte alta de la clasificación. Los alicantinos no han perdido todavía en su pabellón en partido oficial en todo el año. Sigue en forma el equipo de Pedro Rivero, que no ha acusado los meses de inactividad.

El Palmer Alma Mediterránea no ha comenzado con buen pie la temporada y ha perdido los dos partidos que ha disputado. El equipo balear ha perdido potencial respecto a la pasada temporada tras haber perdido a su principal patrocinador. No obstante, el equipo de Pedro Rivero no se fía en absoluto de su rival, con buenos jugadores en todas las posiciones. En esta ocasión, los alicantinos no tendrán el apoyo de su afición tras la última comunicación de Sanidad.

El club aseguró que los abonados serían recompensados por los partidos que no puedan disfrutar en el Pedro Ferrándiz. El partido será televisado en directo por Alacantí TV.