El Orihuela busca esta tarde (16.30 horas) en Atzeneta estrenar su faceta goleadora y lograr el primer triunfo en el partido de la tercera de Segunda División B después de los dos empates a cero con los que ha resuelto sus dos primeros compromisos.

El equipo oriolano llega a esta cita tras completar 180 minutos sin recibir un tanto, pero también sin ver puerta. En cambio, su rival ha demostrado capacidad realizadora con tres dianas en sus dos primeros encuentros en la categoría ante dos adversarios de entidad como el Mestalla o el Hércules de Alicante.

Gerard Albadalejo, entrenador escorpión, señaló en la previa del choque que el Atzeneta «es un gran rival que ha hecho dos buenos partidos en el inicio de la competición». «Es un equipo muy intenso e intentar llevar el balón a su área para que ocurran cosas». El Orihuela ha estado toda la semana entrenando sobre césped artificial para adaptarse a esta superficie de cara al partido que el equipo alicantino disputará en el municipal El Regit. «Jugamos en un campo diferente, con dimensiones más pequeñas y hay que adaptarse a ello», indicó el técnico catalán del conjunto oriolano.

El entrenador amarillo sigue contando con las bajas de Gilabert y Cases, ambos por lesión, por lo que la posible alineación en el partido ante el Atzeneta puede estar formada por Leandro, Pina, Doriano, Mauro, Badal, Marín, Chechu Flores, Miguel, Ahmed, Nil Garrido y Toché.