30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El HLA Alicante busca su ADN

El conjunto lucentino olvida sus señas de identidad y cosecha cinco derrotas en los últimos seis partidos - El equipo de Rivero despide el domingo la primera fase ante el Canoe con la intención de recuperar defensa, rebote y actitud ofensiva

Justin Pitts durante el partido ante el Murcia que acabó en contundente derrota (81-105).

Justin Pitts durante el partido ante el Murcia que acabó en contundente derrota (81-105). JOSE NAVARRO

Las buenas sensaciones no vuelven al Lucentum. Al contrario, a medida que está avanzando la competición empeoran de forma preocupante. Cinco derrotas en los últimos seis partidos es el balance de un equipo que tocó fondo ante el Murcia. Lo positivo es haber conseguido la permanencia en los buenos tiempos y las casi tres semanas que faltan para comenzar la segunda fase de la competición. El conjunto de Pedro Rivero despide el domingo la primera parte con la visita al Canoe con la única misión de borrar la imagen dada la pasada semana y recobrar la confianza perdida. El equipo ha perdido fuelle tanto en defensa como en ataque sin dejar ni rastro del ADN que siempre ha caracterizado al equipo durante mucho tiempo.

EL JUEGO INTERIOR

La irregularidad de Zohore y muchos problemas para jugar por dentro desde el principio

Pese a la espectacular racha inicial del HLA, el juego interior nunca ha sido el fuerte del equipo alicantino salvo los partidos en los que Jorge Bilbao dominaba con absoluta autoridad bajo los aros. El pívot vasco se ha ido diluyendo mientras que Jonas Zohore alterna partidos buenos con otros muy grises o directamente casi no goza de minutos tras un mal arranque del partido. Es sin duda uno de los problemas del conjunto lucentino, demasiada irregularidad en el juego interior, algo que la temporada pasada se tapaba con la presencia del añorado Bamba Fall. El club optó por no reforzar al equipo teniendo en cuenta que el objetivo de la permanencia ya estaba cumplido, que la economía no es boyante después de una temporada sin público y con la incorporación de Noah Allen, que poco a poco va encontrando su sitio en el equipo. Alejandro Galán siempre cumple pero se encuentra en ocasiones demasiado solo para llevar el peso del juego interior del equipo. El acierto exterior durante buena parte de la temporada «ocultaba» los problemas por dentro, pero ahora se acusa más las falta de puntos en la pintura. Zohore alterna partidos muy buenos con otros muy malos, algo que siempre ha sido así desde que arrancó la temporada.

LOS BASES

Pitts ya no ametralla a sus rivales y Llompart no está al nivel de principio de temporada

Antes, cuando las cosas iban mal siempre aparecía Justin Pitts para resolverlas. El base estadounidense ya no representa la misma amenaza si bien es cierto que puede aparecer en cualquier momento porque su calidad es incuestionable, lo mismo que Llompart, que siempre ofrece destellos durante los partidos pero no actúa con la misma frescura que en los mejores momentos del HLA. Los casi 20 días que quedan hasta que empiece la segunda fase de la competición puede venirle muy bien físicamente al equipo para volver a tener el buen tono después de un largo bajón.

UN 2021 NEFASTO

Seis derrotas en los ochos partidos de este año

El Lucentum ha encadenado una racha prodigiosa en 2020 en el que solo perdió un partido con un inicio de 2020 en el que ha perdido seis de los ocho encuentros disputados, contando el de la final de la Copa. Los dos extremos son anormales, ya que la racha victoriosa del año pasado es algo excepcional y extraordinario que no entra dentro de lo normal ni mucho menos de lo exigible para un club recién ascendido como el Lucentum. Pero tampoco es normal el alto número de derrotas cosechadas. Cierto es que en muchas de las victorias conseguidas a principio de temporada el juego del equipo no enamoraba como antes, pero ahora se materializa en derrotas con un mal sabor de boca.

GJUROSKI, EL FIASCO

El alero macedonio no ha cumplido las expectativas

El Lucentum no suele equivocarse con sus fichajes, pero en el caso de Gjuroski la apuesta no ha salido bien. Ya son muchos partidos esperando al macedonio y su aportación ofensiva no llega por ningún lado. Calidad no le falta porque la demostró en pretemporada, pero en competición poco o nada se ha visto de él. No es el jugador desequilibrante con rachas de puntos en sus manos que rompe los partidos. De momento no, pero aún quedan muchos partidos para demostrar que el Lucentum no se equivocó con él. Falta hace para retomar el buen camino.

EDU MARTÍNEZ, EL RECURSO

El alero se ha convertido en la mayor referencia ofensiva

Al contrario que la mayoría, Edu Martínez está en un buen momento de forma. Es ahora mismo el jugador que más amenaza tiene en sus muñecas y su participación está aumentando mucho. Desatasca los partidos con rachas desde el triple y ahora mismo es un jugador clave pese a disfrutar de muchos menos minutos en la primera parte de la temporada.

EL REBOTE

Sigue siendo la asignatura pendiente del equipo

El HLA no brilla en el rebote esta temporada, un aspecto básico que ayuda a explicar buena parte de las derrotas sobre todo en este importante bache que está atravesando el equipo y que comenzó prácticamente al entrar en el nuevo año. Jorge Bilbao sigue siendo el mejor en este apartado seguido por Chumi Ortega, el más regular del equipo en casi toda las facetas.

PÚBLICO

El equipo acusa mucho el vacío en las gradas del Ferrándiz

El Lucentum es un equipo que siempre se ha contagiado de la grada. Los malos momentos siempre se han superado con el apoyo de los aficionados, algo que esta temporada no sucede. La frialdad de la grada se ha traspasado al equipo, que necesita como el oxígeno que vuelva el público para volver a sentirse arropado por la afición.

FUTURO

Partido intrascendente ante el Canoe y a luchar por entrar en el play off de ascenso a la ACB

El HLA Alicante despide este domingo (18.30) la primera fase de la competición en la pista del Canoe. Tras ello, el equipo centrará sus sentidos en la segunda fase, una nueva liguilla de diez equipos con la intención de acabar entre los siete primeros para disputar el play off de ascenso a la ACB. Tocará jugar ante duros rivales con la esperanza de haber dejado atrás la actitud y la imagen de los últimos partidos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats