30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Orihuela sonríe tras cinco meses (2-1)

Mauro adelantó a los escorpiones, el filial igualó y Salinas selló una victoria que pudo ser más amplia por la ocasiones falladas

25

Orihuela CF 2 - 1 Espanyol B Tony Sevilla

El Orihuela ha vuelto a saborear la victoria casi cinco meses después. Los oriolanos no ganaban desde el 29 de noviembre, y esta vez lo hizo con justicia y exhibiendo, además, un buen juego, sobre todo en la segunda parte, en la que la valentía y la entrega fue determinante. Al final, y por ocasiones y juego, el resultado se antoja corto.

La primera parte estuvo muy abierta, con dos equipos que no renunciaban a nada y asumían los riesgos necesarios para ello. La igualdad y el dominio alterno fue la nota dominante de los primeros cuarenta y cinco minutos en los que la velocidad en las jugadas y las transiciones fue uno de los aspectos que más destacó en el juego de ambos conjuntos.

Desde el pitido inicial se pudo ver que el partido iba a ser entretenido y con alternancias en el juego y en las ocasiones de gol. Y es que en el primer minuto el Espanyol B tuvo su primer remate a puerta que se marchó fuera por poco. El Orihuela tuvo su oportunidad a los cinco minutos con un disparo de Brian que se le escapó al portero visitante y cuyo balón suelto no pudo aprovechar Solano para marcar, ya que se anticipó Joan para atajar.

Chechu Flores también probó fortuna dos minutos después en un lanzamiento directo de falta que obligó a Joan a esforzarse a fondo para despejar de puños. El partido estaba en un momento de ida y vuelta, y a los 10 minutos le tocó al Espanyol B gozar de una ocasión. Fue un balón largo al área donde Becerra cabeceó fuera lamiendo el poste.

Tras otro intento fallido de Solano a pase de Cases sobrepasada la primera media hora, el empate se rompió a los 39 minutos. Remató Solano, despejó Joan y Mauro, a portería vacía, aprovechó para marcar el primer tanto de los escorpiones.

Se le había puesto de cara el partido al equipo de Machuca, pero le duró muy poco, ya que en el minuto 45 Becerra lograba poner de nuevo la igualada en el marcador. Y en la última jugada del primer tiempo, Aitor voló y evitó de puños otro gol visitante en un lanzamiento de falta.

La segunda parte siguió estando muy abierta, pero fue el Orihuela el equipo que más dominó y buscó con valentía el área contraria. En consecuencia, los de la Vega Baja gozaron de muchas llegadas peligrosas, aunque no conseguían aprovechar ninguna, mientras que los catalanes intentaban sacar beneficio de los riesgos que asumía el contrario, para rondar con peligro la portería de Aitor por medio de jugadas rápidas al contragolpe.

Conforme transcurrían los minutos, los oriolanos iban cogiendo más confianza, lo que desembocaba en una mayor fluidez en ataque. Así, Chechu Flores y Solano tuvieron en solo dos minutos, dos ocasiones claras para haber decantado la balanza a favor de los de Machuca, pero la primera se marchó fuera por muy poco y la segunda la atrapó Joan.

Pero tanto va el cántaro a la fuente, como dice el popular refrán, que llegó el gol de Salinas en el minuto 84 tras aprovechar un rechace y que puso justicia al buen juego desplegado por el equipo de Machuca.

Los jugadores del Orihuela se sentían cada vez más cómodos en el campo, y al final quedó la sensación de que si hubiesen quedado más minutos, el resultado podía haber sido más abultado.

Con este resultado, el conjunto amarillo se sitúa vicecolista del grupo E con 18 puntos, a siete de la salvación, pero con dos partidos menos que el Hospitalet, que marca la zona de salvación. Los de Machuca deben jugar aún seis encuentros en esta segunda fase.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats