30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El dulce sueño del Alcoyano acaba en Tarragona (1-0)

El Deportivo cae en su visita a Tarragona y se queda sin opciones de luchar por el «play-off» a una jornada para el final

Fin al sueño del Alcoyano (1-0)

Fin al sueño del Alcoyano (1-0)

El Alcoyano sigue con su caída libre en la segunda fase y cayó derrotado en su visita al Nàstic, por lo que se queda sin opciones de jugar el «play-off» de ascenso a Segunda. Se pone fin así al sueño de una temporada que pasará a la historia del conjunto de El Collao por la victoria ante el Real Madrid en Copa y el gran rendimiento durante la primera parte de la liga.

El Nàstic entró mejor al duelo ante un Alcoyano que volvió a evidenciar falta de ideas conforme la temporada toca a su fin. Gerard Oliva buscó la escuadra en un remate controlado por José Juanque se marchó fuera y, poco después, el meta gallego tuvo que lucirse en una parada felina a remate de Bonilla. Lo mejor para los de Vicente Parras era el marcador, pues en el área rival apenas lograron concretar un mal cabezazo de Juanan y varios córners sin peligro.

A la media hora, la superioridad catalana, que estaba yendo a menos, encontró el premio del gol. Un centro al segundo palo desde la banda derecha lo devolvió Fran Carbia con la cabeza al corazón del área pequeña y Gerard Oliva marcó a placer. El «9» estuvo en el lugar de un goleador y la defensa alcoyana no hizo acto de oposición. Lejos de reaccionar, el Deportivo pudo encajar el segundo tanto antes del descanso si no fuera porque Alberto Rubio despejó a córner un centro que Brugué se disponía a rematar.

Tras el paso por vestuarios, el Nàstic se replegó y cedió la iniciativa a un Alcoyano que no tardó en mover fichas para tratar de tener más presencia en campo rival con la entrada a la vez de Juli, Jona y Omar Ramos. La triple variante no mejoró las ideas visitantes, en gran parte por la solidez atrás del conjunto dirigido por Toni Seligrat, bien conocida por la afición de El Collao. El muro grana no cayó ni siquiera tras un buen centro desde la izquierda que, cuando Mourad se disponía a embocar a portería, Trilles desvió fuera del terreno de juego.

En el tramo final no cambiaron ni las sensaciones ni el marcador. Los hombres de Parras chocaron una y otra vez con el sistema defensivo del Nàstic, que también supo manejarse en el «otro fútbol». La más clara la tuvo Raúl González en una incorporación al ataque, con un remate desde el punto de penalti que tapó una vez más Trilles, para erigirse en el salvador del conjunto tarraconense.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats