Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Orihuela pasa del desahucio a creer en el milagro de la permanencia

El conjunto de Machuca ha conseguido 10 de los últimos 12 puntos y sigue escalando puestos

Machuca durante el partido del domingo ante L’Hospitalet.

Machuca durante el partido del domingo ante L’Hospitalet.

El «efecto» Machuca siempre funciona. El Orihuela recurrió al veterano entrenador tras prescindir de Albadalejo y el acierto ha sido pleno. El conjunto de la Vega Baja se ha convertido en la gran sorpresa del grupo de la permanencia y comienza a ver algo de luz donde antes solo había oscuridad. El equipo escorpión ha conseguido 10 de los últimos 12 puntos disputados y aunque tiene que seguir sumando para evitar un traumático descenso, la salvación ya no se encuentra tan lejos como antes. La victoria ante L’Hospitalet fue un golpe sobre la mesa tras remontar y golear (5-2), un resultado que supone una verdadera inyección de moral para un equipo al que el covid rompió. La acumulación de partidos atrasados que el Orihuela tuvo que jugar alternando miércoles y fin de semana tumbó las esperanzas del equipo de luchar por la Liga Pro y se condenó a competir en un grupo por la permanencia.

La llegada de Machuca por enésima vez para salvar al Orihuela está funcionando bien y el equipo está recuperando las sensaciones semana tras semana. Los buenos resultados están acompañando, pero la delgada línea con el fracaso es tan delgada que cualquier derrota supone casi una puñalada al corazón. El técnico sabe bien de qué va esta pelea y el equipo está concienciado de la importancia de cada partido. El Orihuela afronta este domingo un encuentro vital ante el Espanyol B, equipo situado un puesto por encima de los oriolanos. Una victoria acercaría mucho la permanencia a falta de dos jornadas mientras que una derrota casi condena a los de la Vega Baja.

La dificultad es máxima en esta recta final en la que se ha abierto la puerta de la esperanza a un equipo que llegó a estar desahuciado en el inicio de la segunda fase. Espanyol B, Olot y El Prat son los últimos rivales de los oriolanos. La tarea es de gran dificultad pero la inercia no puede ser más positiva. La afición está con el equipo y confía en poder solventar la delicada situación en la que se encuentra el Orihuela.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats