Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Orihuela se queda a expensas de un milagro

La derrota ante el Espanyol B obliga al equipo escorpión a ganar los dos partidos que le restan y esperar el fallo de sus rivales

Once inicial que presentó el Orihuela ayer en su partido contra el Espanyol B.

Once inicial que presentó el Orihuela ayer en su partido contra el Espanyol B.

Al Orihuela se le complica la salvación y el milagro de no bajar a Tercera División queda bastante más lejos tras la derrota sufrida ayer en su visita a Barcelona este domingo, donde perdió por 2-1 ante el Espanyol B.

Con este resultado, el conjunto de Machuca da un paso atrás en su ilusión por lograr la permanencia. Quedan dos jornadas y, aunque matemáticamente todavía no está descendido, el equipo escorpión baja a la antepenúltima posición y está obligado a ganar al Olot en Casa y al Prat fuera, y esperar tropiezos de los rivales en ambas semanas para alguna opción de no descender, ya que por delante, hasta llegar a puestos de salvación, tiene a Olot, Prat y Atzeneta.

El partido ante el Espanyol B fue igualado y con dominio alterno, pero el filial estuvo más acertado de cara a puerta y el esfuerzo de los oriolanos no tuvo recompensa. Se adelantó el cuadro catalán, que se quedó en inferioridad numérica a los 73 minutos, algo que aprovechó el Orihuela para empatar. Pero cuando más creía el Orihuela de consumar otra remontada, llegó el mazazo del segundo gol de los locales casi sin tiempo para la reacción.

Los escorpiones intentaron sorprender pronto, como ya hiciera en Los Arcos la jornada anterior frente al Hospitalet. A los cinco minutos, una buena combinación de Solano con Toché en el área terminó sin consecuencias, ya que la defensa local logró despejar el balón. Sin embargo, enseguida se hizo el Espanyol B con el dominio del partido mientras que los de Machuca trataban de recuperar el control de la pelota para intentar llegar a la portería rival.

En esos minutos, los oriolanos dispusieron de ocasiones a balón parado que no tuvieron sus frutos, y en el minuto 29, Becerra lograba marcar de cabeza para poner más cuesta arriba el partido para los de la Vega Baja.

Otra vez le tocaba al Orihuela remar contra corriente. Los jugadores dieron un paso adelante en intento colectivo de buscar el empate antes del descanso, lo que hizo que la defensa local se tuviera que emplear a fondo. Pero asumir riesgos tiene sus consecuencias, y a punto estuvo de sufrirlas en el minuto 42, cuando entre Aitor Arias y la defensa visitante lograban sacar el balón en la misma línea de gol, evitando así el segundo tanto del filial.

Cambios en el descanso

Tras el paso por vestuarios, con el 1-0, Machuca realizó dos cambios y los oriolanos pasó a dominar el encuentro. Pero el gol seguía resistiéndose. En el minuto 61, Ferrán Giner tuvo en sus botas el empate, ya que se plantó solo en el área, pero su disparo salió rozando el palo. Aitor Arias también tuvo una salida valiente para salvar a su equipo del 2-0. Y en la siguiente jugada fue expulsado el local Becerra por una falta sobre Mauro. Con superioridad numérica, el Orihuela intentó con más fuerzas la igualada, que llegó en el minuto 85, con un tanto de Toché. , por lo que daba la oportunidad a los de Machuca de buscar el empate en superioridad numérica.

Pero poco le duró la alegría al conjunto de la Vega Baja, ya que dos minutos después, el filial periquito lograba ponerse de nuevo por delante en saque de falta. Aunque el Orihuela siguió esforzándose hasta el último aliento, las esperanzas de puntuar en la Ciutat Esportiva Dani Jarque se esfumaron cuando en el minuto 93 fue expulsado por roja directa Pina.

Ahora todo queda a expensas de un milagro, pero mientras hay vida hay esperanzas y el Orihuela intentará ganar los dos partidos que le restan y esperar el tropiezo de sus rivales. La situación es complicada.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats