Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jaime Cremades, “Ñago” Director general del Horneo Sporting Alicante

“Queremos llegar a la Asobal el próximo año y haremos un equipo para ello”

Jaime Cremades, “Ñago”, en una portería del Pitiu Rochel

Jaime Cremades, “Ñago”, en una portería del Pitiu Rochel INFORMACION.ES

Fue leyenda de la mejor época. Brilló defendiendo la portería de Calpisa y Tecnisán, se empapó de mejor balonmano y ahora, junto al presidente, Pepe Sánchez, Ñago quiere devolver a Alicante al lugar que jamás debió abandonar. Y no quiere perder el tiempo. Buscarán la Asobal esta próxima temporada.

¿Por qué ha decidido regresar al balonmano?

Fue algo inesperado. Hacía un tiempo que estaba despegado del balonmano. Me presentaron al presidente, Pepe Sánchez, estuvimos hablando y me picó el gusanillo. Me propuso incorporarme a la directiva del club en junio de 2020 y la verdad es que me gustó el planteamiento y el proyecto.

¿Se puede soñar con repetir esa historia gloriosa en Alicante que usted vivió como jugador?

Estoy convencido de ello. Mi incorporación aparece con esa idea. Y así nos lo planteamos desde el inicio. Nuestro sueño es devolver el balonmano a la élite. Estamos convencidos de que lo vamos a conseguir, con un proyecto a tres años y ambicioso. En el deporte no hay nada asegurado, ni nada escrito, pero el proyecto que se está construyendo es para estar pronto en ASOBAL.

¿Ha notado que la ciudad vuelve a tener hambre de balonmano o quizá nunca dejó de estar hambrienta?

Sin duda alguna. Estamos convencidos de ello. Alicante es una ciudad de balonmano. Se plantó la semilla con Obras del Puerto, se siguió con el Calpisa y el Tecnisán. Hemos pasado una sequía de 25 años y el balonmano de élite desapareció en Alicante. La gente se adormeció, pero la afición está latente. En cuanto hemos dado un poco de ilusión, vemos que los alicantinos se enganchan otra vez. La afición empieza a despertar y lo notamos en el ambiente.

Recoge el testigo de equipos míticos

Es un club distinto, pero pretende recoger el sentimiento de los clubes anteriores y recuperar la afición al balonmano. Una afición que no hay que despertar, que no hay que generar porque está ahí presente. Nadie puede poner en duda de que Alicante es tierra de balonmano, un sancta sanctorum de este deporte y no nos va a costar recuperar a ese seguidor que está deseando regresar al Pitíu Rochel los domingos por la mañana.

¿El proyecto del Sporting Horneo hacia la Asobal es a corto, medio o largo plazo?

El proyecto que estamos construyendo para la temporada que viene está diseñado para devolver el balonmano alicantino a la ASOBAL. A corto plazo queremos estar en la elite y a medio plazo colocar al equipo muy arriba. No nos conformamos con estar en la parte baja de la tabla, queremos estar en zona media y mirando a Europa en un plazo de tres años. El club es ambicioso, en eso no nos gana nadie.

Su incorporación ha sido sonada, dada su trayectoria y su entorno, con jugadores que, como usted, son leyenda ¿veremos alguna cara conocida más en este proyecto?

Lo esperamos. Nuestro planteamiento es sumar y toda la gente que se quiera incorporar va a ser bien recibida. Estamos abiertos a todo. Gente de mi época que pueda aportar, por supuesto que es bienvenida. Y no solo de Alicante, hay jugadores que han sido compañeros míos y que me trasladan su ilusión. No solo en nuestra ciudad están pendientes del Horneo Sporting, también fuera de ella.

El proyecto lo encabeza su presidente, Pepe Sánchez. ¿Cómo lo definiría, cómo le ha convencido para formar parte de su equipo?

El presidente es un convencedor nato. Es comercial, buen gestor y encantador. Me persuadió su sinceridad, su energía y sobre todo su determinación en convertir el club en una institución importante y seria. Su palabra es lo que vale. Es de convencimientos y, si marca una trayectoria, va por esa línea y no se desvía. Vi el proyecto tan serio que me subí a él. Creo que puedo ayudar por mi experiencia en la gestión de empresas y todo lo que sé lo voy a emplear en dirigir el club de la mejor manera posible.

Equilibrio deportivo y económico…

Siempre con cabeza. Horneo como patrocinador principal va a hacer una apuesta muy fuerte para traer jugadores que aporten calidad, siempre con un equilibrio económico y deportivo. Y también necesitamos que se incorpore más gente, que las instituciones se sumen y que el empresariado responda. Necesitamos el apoyo de toda la sociedad alicantina para que el proyecto llegue todo lo lejos que queremos. Así, pronto recogeremos los frutos.

Deportivamente, ¿qué tipo de equipo va a construir?

Vamos a incorporar cinco o seis jugadores de talla ASOBAL. El primero en llegar fue Matheus Lennon De Novais, un excelente jugador y persona. Sus números en ASOBAL le avalan, es un goleador con 140 goles esta temporada y un 70% de acierto en sus lanzamientos. Es el primer eslabón de la cadena. Todos los fichajes darán un salto de calidad muy importante al equipo, en la misma línea que Matheus. Queremos ver al pabellón disfrutando desde el primer día.

¿Cuál es su gran ilusión?

Ver el Pitiu Rochel lleno el día del ascenso. Sueño con eso cada día, con conseguir un ascenso en Alicante, disfrutando junto a todos los aficionados. Tenemos los ingredientes para lograr volver a la élite, si la ciudad nos apoya seguro que lo vamos a conseguir.  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats