Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRÓNICA

Honor y cabeza alta para el HLA

El equipo alicantino se queda a las puertas de la final por el ascenso a la ACB tras perder en Lugo en un partido que se decidió en el último cuarto - El Lucentum plantó cara hasta el final pese a jugar un encuentro muy lejos de su mejor versión

Larsen y Jorge Bilbao durante el encuentro de ayer en el Pazo dos Deportes. | BREOGÁN

Larsen y Jorge Bilbao durante el encuentro de ayer en el Pazo dos Deportes. | BREOGÁN

Honor para el HLA Alicante que cierra una majestuosa temporada en Lugo. El Breogán acabó con las esperanzas del equipo alicantino de acceder a la final por el ascenso a la ACB, pero los de Pedro Rivero no tuvieron su día y sucumbieron en un último cuarto de neto color gallego. Larsen rompió al Lucentum, que en esta ocasión no encontró ni a Urtasun ni a Gjuroski. Faltaron armas en Lugo pese a que reaparecieron los triples de Pitts, pero fueron insuficientes para doblegar a un rival que no estaba dispuesto a perdonar. Demasiadas pérdidas, pocos rebotes y escasos argumentos. Pese a todo, el HLA metió el miedo en el cuerpo a los locales, llegándose a poner por delante en los últimos compases del tercer cuarto con tres triples seguidos de Pitts. Fin a una temporada brillante del Lucentum rozando el pase a la gran final y obligando al gran favorito a firmar un encuentro casi perfecto para conseguir la victoria. Los alicantinos hicieron dudar a su rival hasta el final, pero en el último cuarto los alicantinos se quedaron sin gasolina y los locales anotaron casi todo.

Alejandro Galán en una acción de ataque. | BREOGÁN CésarHernández

El HLA Alicante calcó el inicio del primer partido de la serie: falta de intensidad y exhibición de Larsen con 12 puntos en el primer cuarto. Faltó rebote, acierto en ataque y se cometieron demasiadas pérdidas, dejando el camino libre a un Breogán que arrancó con las ideas más claras ante su afición. La ventaja se fue ampliando hasta llegar a un doloroso 22-9. Pero el Lucentum despertó a tiempo cuando aún quedaban tres minutos del primer cuarto. Comenzó a correr y, comandado por Allen, recortó distancia para acabar el primer acto con un 28-18. Los alicantinos salvaron el primer obstáculo y entraron de nuevo en la batalla cuando parecía que se alejaba por momentos.

La reacción tuvo continuidad en el segundo cuarto en el que entraron los triples y el encuentro se igualó. Allen y Zohore podían prácticamente solos con un Breogán al que le entraron las dudas y ya no arrasaban como en los primeros minutos del partido. Los de Pedro Rivero echaban en falta la aportación de Urtasun y Gjuroski, pero tenían a un magistral Allen que llegó al descanso con 17 puntos. El Lucentum sobrevivía gracias a los tiros de tres y al atasco del Breogán. No era un partido brillante ni mucho menos del HLA, sin duda uno de los peores del «play-off», pero el marcador sonreía milagrosamente al conjunto alicantino llegándose a poner a un solo punto tras un triple de Allen (40-39).

El cuadro lucentino echó en falta la aportación de Urtasun y Gjuroski en un duelo que arrancó mal

decoration

Tras el descanso (46-41), el HLA llegó a empatar el partido por primera vez gracias a la tímida resurrección de Urtasun y a un activo Zohore. El encuentro alcanzó una fase de máxima igualdad en la que cualquiera podía romper el partido. Sollazzo daba oxígeno al Breogán mientras el Lucentum se catapultaba con tres triples consecutivos de Pitts para poner por delante al equipo alicantino (58-59). Alta tensión en el Pazo de Lugo y diez minutos para decidir el finalista (62-61).

Intercambio de triples entre Pitts y Arco para seguir con máxima igualdad en el marcador. El base estadounidense estaba caliente y era la gran baza del HLA, pero poco después los gallegos cogen una ligera pero peligrosa renta a falta de cinco minutos (69-64). Era la hora de Larsen, que coge toda la responsabilidad en ataque ante un Lucentum que sufría a falta de cuatro minutos (74-66). Un triple de Quintela deja el partido prácticamente sentenciado a falta de tres minutos. Tocaba recurrir a la épica, pero en esta ocasión no pudo ser y el Breogán fue aumentando su ventaja para anotarse la victoria ante su afición. Gloria eterna para un Lucentum que firma una temporada para quitarse el sombrero.

No fue el partido soñado. El HLA jugó muy lejos del nivel mostrado en este «play-off» pero compitió hasta los últimos minutos del último cuarto en los que ya el Breogán tenía la victoria asegurada. La ACB tendrá que esperar, pero cada vez está más cerca.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 967.

Compartir el artículo

stats