Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Omar Fraile, campeón de España en La Nucía

La afición alicantina vibra con una intensa carrera, el broche de oro a una semana del mejor ciclismo nacional

80

Omar Fraile, campeón de España en La Nucía David Revenga

El equipo Astana se presentaba en La Nucía como el gran favorito a dominar el Campeonato de España de ciclismo y no defraudó. El potencial de la escuadra kazaja, por calidad y cantidad de corredores, le hacía partir como el rival a vigilar durante los 183 kilómetros recorridos por las carreteras alicantinas y sus ciclistas respondieron. Sobre todo porque, al final, Astana demostró tener más de un plan para llevarse el título. Y no falló.

El «plan A» parecía ser Alex Aranburu, por las características del recorrido, ideales para llegar en un grupo reducido y rematar con su punta de velocidad. En la recámara quedaban, por ejemplo, el defensor del título, Luis León Sánchez, al que unas molestias dentales le habían impedido correr la prueba contrarreloj, pero no la de línea, o Ion Izaguirre, flamente vencedor el jueves en la batalla contra el crono. Había más. Al final triunfó el «plan F», el de Omar Fraile, uno de esos corredores que tiene un don para ganar cuando se le presenta la oportunidad para hacerlo.

El desenlace de la carrera fue el que la mayoría de directores deportivos tenían en mente, con una docena de corredores en pugna por las medallas. Ahí Astana marcó su territorio. Con cuatro ciclistas en ese grupo, controló los últimos 7 kilómetros con autoridad aplastante, sin permitir ni un solo ataque. Primero con Izaguirre, hasta kilómetro y medio de meta. Luego con Luis León hasta 700 metros del final. El siguiente en entrar en liza fue Fraile, que ya no soltó la cabeza.

El ciclista vasco lanzó, aparentemente, desde lejos la llegada para su compañero Aranburu. Nada más lejos de la realidad. Iba tan sobrado de piernas que, en su arranque, abrió una brecha que ya nadie pudo cerrar. Un esprint fantástico e incontestable. Fraile iba tan fuerte que Aranburu lo vio claro. Se abrió y le cedió la «patata caliente» de la persecución a Jesús Herrada, que no pudo ni acercarse a la rueda del campeón de España y tuvo que conformarse con la medalla de plata. Para completar la exhibición de Astana, Aranburu se quedó con el bronce. Gonzalo Serrano, representante de un Movistar que renunció a llevar a sus mejores hombres para reservarlos en una burbuja de cara al inminente inicio del Tour de Francia, fue cuarto, quedándose sin podio.

De este modo, el maillot rojigualda seguirá luciendo un año más en las filas de Astana. Fraile consigue su primera victoria de la temporada (llevaba tiempo sin ganar), que añade a un palmarés en el que figuran una etapa del Tour, otra del Giro, dos clasificaciones de la montaña en la Vuelta y victorias en Romandía, País Vasco, Dunkerque o Apeninos.

Una carrera animada

La prueba, con inicio y final en La Nucía y varias ascensiones concentradas en los dos primeros tercios del recorrido, estuvo animada en todo momento. El equipo Caja Rural fue el protagonista del tramo inicial, metiendo a tres corredores entre los seis fugados de la escapada principal, conformada por Jon Irisarri, Ibon Ruiz, Xabier Azparren, Ángel Fuentes, David González y Oier Lazkano. Los dos primeros fueron los que llegaron más lejos, cazados en el último descenso del Turrón Duro por Pello Bilbao, primero de los grandes favoritos en mostrar sus cartas en un pelotón que llegó a estar tres minutos por detrás de los seis valientes ya mencionados.

Con la reagrupación a 36 kilómetros de meta, una veintena de ciclistas iniciaron una serie de ataques que buscaban limar las fuerzas de Astana. El problema es que el conjunto kazajo siempre lograba meter a alguno de los suyos en las escaramuzas. Ello no menguó la confianza de corredores como el joven Carlos Rodríguez, de 21 años, fichado por el potente INEOS, que trató de lucir como lobo solitario.

Roger Adrià, Jesús Herrada, Marcos García, Antonio Pedrero y Gonzalo Serrano trataban, junto a Bilbao y Rodríguez, de buscarle fisuras al plan de Astana. Pero siempre se encontraban ya no con las respuestas de Fraile, Luis León, Izaguirre o Aranburu, sino con el hecho de que muchas veces ellos mismos eran los que lanzaban el primer ataque. Incluso hubo un momento de tensión en el que Aranburu e Izaguirre se quedaron cortados y, mientras estos tiraban en el grupo perseguidor por detrás para dar caza al principal, sus compañeros demarraban por delante para intentar escaparse y evitar una llegada numerosa a la meta de la Nucía.

A 11 kilómetros para la conclusión, el grupo definitivamente se unió. Un ligero parón provocó que «engordara» hasta la docena de corredores que se iba a jugar la victoria final. Entre las miradas de vigilancia, el último ataque se le permitió al defensor del trono. Luis León Sánchez lanzó su intentona final para tratar de repetir triunfo, aunque sin excesiva confianza. A partir de entonces, Astana y Movistar, en una especie de pacto no escrito, decidieron que era momento de guardar fuerzas, controlar al resto de corredores y confiar sus bazas a Aranburu y Serrano.

Lo que posiblemente nadie esperaba era el brutal esprint de Omar Fraile. La dureza de la llegada le beneficiaba, igual que a su compañero Aranburu, aunque este último ya había demostrado, al haberse quedado cortado anteriormente, que no iba «súper». Al que sí le sobraban fuerzas era a Fraile, que entró al último kilómetro con el supuesto rol de lanzador y terminó la prueba como un sobresaliente campeón de España. Para él, durante los próximos 365 días, es el maillot rojigualda.

En el puesto 41º Eusebio Pascual, el mejor alicantino

Sin Rafa Valls ni la joven promesa Juan Ayuso en la salida de La Nucía, las posibilidades del ciclismo alicantino pasaban por la combatividad que pudieran mostrar los corredores de la provincia en la parte inicial del campeonato, de mucha exigencia.

Ninguno de ellos pudo coger la fuga del día. El mejor acabó siendo el contestano Eusebio Pascual, 41º a más de siete minutos del campeón de España. El alteano Miguel Juan fue 77º (a 9:41), el orbero Tomás Miralles, 79º (a 14:16) y el vilero Felipe Orts finalizó en 95ª posición (a 14:47).

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats