Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Superación a golpe de medalla

El deportista ibense Jordi Carrión se proclama campeón de España de parabádminton en dobles y suma un bronce en categoría individual - Dejó el fútbol profesional al quedarse paralítico a causa de un accidente en el que le cayó un árbol

El deportista ibense luce todas las medallas que ha cosechado hasta la fecha.  | INFORMACIÓN

El deportista ibense luce todas las medallas que ha cosechado hasta la fecha. | INFORMACIÓN N.SIMÓN

La superación es la mejor herramienta para cosechar triunfos y el ibense Jordi Carrión es todo un ejemplo de ello. La vida de este deportista cambió en el año 2018 cuando en un viaje de trabajo sufrió un grave accidente al impactar sobre el coche aparcado en el que se encontraba un árbol de gran tamaño y tonelaje. Amante del fútbol y jugador semiprofesional de esta disciplina ha tenido que cambiar este deporte por el parabádminton tras quedarse en silla de ruedas, juego en el que acumula ya varias medallas entre ellas el oro en dobles en el último Campeonato de España.

Jordi Carrión recuerda el verano del 2018 como un punto de inicio en su vida. Un grave accidente ocasionado por el impacto de una sequoia en el coche en el que se encontraba lo dejó en coma más de dos meses, con múltiples lesiones. Como explica el deportista ibense, «cuando empecé a ser consciente de lo que me había pasado le pregunté a la doctora por señas, pues tenía la mandíbula rota y no podía hablar, si podría volver a hablar y me dijo que no, en ese momento supe que tendría que reinventar mi vida deportiva, pues gran parte de mi tiempo estaba ligado al fútbol semiprofesional».

Tras su traslado al Hospital de Parapléjicos de Toledo y durante los sietes meses que estuvo allí recuperándose «dentro de las terapias y actividades que tenía para ir recuperándome empecé a probar algunas modalidades deportivas para personas parapléjicas. Tenis, ping pong, handbike, y bádminton fueron algunos de los deportes que probé y éste último fue con el que me quedé a pesar de que no resulta fácil practicarlo en silla de ruedas porque hay que tener mucha destreza para hacer los movimientos con la raqueta y a su vez moverte con la silla».

Jordi Carrión, junto a su compañero, en un partido de dobles. | INFORMACIÓN N.SIMÓN

Inyección de autoestima

A su salida del hospital lo pusieron en contacto con una entrenadora de esta disciplina, Loli Marco que ya entrenaba a otra chica en silla de ruedas. «Empecé los entrenamientos en el Club de Aspe hasta que solicité una beca para continuar aprendiendo en el Centro de Tecnificación de Alicante» puntualiza el ibense. Tras ocho meses de entrenamientos inició las competiciones tanto en la modalidad individual como en dobles. En esta segunda está acompañado por su pareja de juego, Ignacio; un gallego en silla de ruedas por una amputación.

«En 2020 en el Torneo de Vitoria ganamos el primer oro en parejas y el sumé mi primer bronce jugando en solitario. En el medallero hay también una plata pero sobre la más importante ha sido este oro último que nos ha dado la victoria absoluta del Campeonato de España en dobles y el bronce en individual» explica Jordi. «Con el paso del tiempo he conseguido mejorar mi destreza con la silla y el golpeo pues mi lesión medular es una de las más graves ya que no siento nada de cintura para abajo y superarme cuesta aún más, pero soy cabezón y muy constante y eso está dando sus frutos» asegura Carrión.

Gracias a este deporte el ibense ha podido recuperar la rutina de entrenamiento que llevaba antes de la lesión, ha ido fomentando su autoestima y a su vez le ha ayudado a mejorar la movilidad del tronco; pero sin duda le ha favorecido para seguir activo y con motivación para mejorar dentro del mundo del deporte y a nivel personal, así como a seguir conociendo modelos a seguir tanto a nivel personal y deportivo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats