Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elsa y Lili: toda una vida juntas en la arena

El voley playa español no se entiende sin Elsa y Lili, pareja indisoluble tras 14 años jugando una al lado de la otra

Lili y Elsa, a lo largo del tiempo: arriba con su entrenador en Tokio, abajo en Río 2016 y en el podio europeo de 2013. | EFE

Lili y Elsa, a lo largo del tiempo: arriba con su entrenador en Tokio, abajo en Río 2016 y en el podio europeo de 2013. | EFE

«No nos dejemos atrapar. Sigamos adelante». Estas frases pertenecen a uno de los finales más icónicos del cine, el de Thelma & Louise, referente en la historia del séptimo arte y del feminismo, por centrar el protagonismo en dos mujeres que buscaban la liberación personal a lo largo del film. Una pareja icónica. En versión femenina, posiblemente la que más.

Toda una vida juntas en la arena

En el deporte español e internacional, si una pareja de mujeres puede presumir de historia esas son la alicantina Liliana Fernández y la madrileña Elsa Baquerizo. Unieron sus destinos en el año 2007 y, desde entonces, han sido inseparables. 14 años juntas, salvo el paréntesis de 2017, en el que Lili fue madre. Tras dar a luz, a los tres meses ya regresó junto a su compañera para hacerse una sobre la arena.

Toda una vida juntas en la arena

La pareja Elsa-Lili es tan clásica que la organización de los torneos, desde hace un tiempo, las nombra como dúo por sus nombres y no por los apellidos, como suele ser habitual. Una deferencia a una «marca» que en Tokio disputará su torneo número 160 como compañeras, los terceros Juegos Olímpicos, tras haber acudido a las citas de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

En aquellos eventos, Elsa y Lili se quedaron a las puertas de la pelea por las medallas, al caer en octavos de final en ambas ocasiones. Los años pasan, pero la ilusión de las españolas se mantiene intacta para, en Japón, tratar de dar el paso que les falta y, al menos, conseguir un diploma olímpico y verse más cerca del podio.

La unión de Lili y Elsa se fraguó cuando eran unas veinteañeras para el campeonato junior de Módena (Italia), que se disputó en el mes de septiembre de 2007. Liliana había jugado con anterioridad con Nuria Moncunill, Cristina Hopf, Ilenia Arocha y Alejandra Simón. Elsa, por su parte, solo lo había hecho con Miriam Carrillo. Desde entonces, indisolubles.

En todo este tiempo únicamente tres sucesos han impedido que Elsa y Lili compitieran unidas por las playas del mundo. En 2011, una lesión de la madrileña, que «obligó» a Lili a disputar un torneo con Olga Matveeva. Durante toda la temporada 2017, el embarazo y posterior recuperación tras dar a luz de la alicantina. Esa campaña, Baquerizo alternó tres parejas: Ángela Lobato, Paula Soria y Amaranta Fernández. Y entre los meses de septiembre de 2019 y 2020, el covid-19, que suspendió la competición durante un año entero.

El palmarés de Elsa y Lili, aparte del reconocimiento que se han ganado debido a su longevidad por parte del resto del circuito del voley playa, está adornado por tres medallas en Campeonatos de Europa: plata en 2013 y bronces en 2012 y 2019. Además, terminaron segundas en el World Tour de 2016.

Debut ante las holandesas

Para estos, sus terceros Juegos, la pareja española se presenta sabiendo que posiblemente sea su última aventura olímpica. Por ello serán aún más especiales.

Elsa y Lili debutarán hoy mismo (14:00 horas en España) contra las neerlandesas Sanne Keizer y Madelein Meppelink, campeonas de Europa en 2018. En el segundo partido de la fase de grupos les esperan las estadounidenses Alix Klineman y April Ross. Este es el duelo que las españolas tienen marcado en rojo para conseguir la primera plaza. Sus últimas rivales serán las chinas Xue Chen y Wang Xinxin.

Las dos primeras parejas de cada grupo obtienen billete directo a los octavos de final, el muro contra el que chocaron Elsa y Lili tanto en Londres como en Río. En caso de acabar terceras tendrían que jugar una repesca para acceder a esa ronda.

En los últimos Juegos, las rusas Birlova y Ukolova las derrotaron en dos mangas igualadísimas (23-21 y 24-22). Cuatro años antes cayeron ante las italianas Cicolari y Menegatti de forma bastante más clara (21-15 y 21-15). Ahora, en Tokio, tras toda una vida juntas en la arena, habiendo vivido la experiencia de la maternidad y después del retraso por la pandemia, Lili y Elsa, como Thelma y Louise, no quieren parar ante nadie.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats