Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zapata y Peleteiro dan gloria a España con una plata y un bronce

El gimnasta de origen dominicano logra un meritorio primer puesto con la misma puntuación que el vencedor y la gallega sube al tercer peldaño del podio tras batir dos veces el récord nacional - El equipo español suma ya siete medallasssdspds

Ana Peleteiro celebra su podio olímpico con la bandera de España tras la prueba de triple salto. | EFE

Ana Peleteiro celebra su podio olímpico con la bandera de España tras la prueba de triple salto. | EFE

Los deportistas españoles sumaron ayer dos nuevas medallas que aunque no fueron de oro lo parecieron: la plata lograda por el gimnasta Ray Zapata con la misma puntuación que el vencedor, y el bronce en triple salto de Ana Peleteiro tras batir dos veces su récord de España.

El gimnasta lanzaroteño ganó ayer el segundo puesto en la final de suelo, en la que obtuvo 14,933 puntos, los mismos que el israelí Artem Dolgopyat, pero este quedó por delante por presentar un ejercicio con mayor grado de dificultad.

Se trataba de la sexta medalla que logra la delegación española que compite en Tokio, tras un oro en tiro, dos platas en taekwondo y piragüismo y dos bronces en bicicleta de montaña y tenis, al que se iba a sumar un tercer puesto más al final de la jornada.

Peleteiro se hizo con el bronce en una final de triple salto donde se impuso su compañera de entrenamiento, la venezolana Yulimar Rojas, quien fijó un nuevo récord del mundo, 15,67 metros, en su último intento en el Estadio Olímpico de Tokio.

La atleta gallega logró por su parte batir por dos veces su propio récord nacional, primero con 14,77 en el segundo turno y luego con 14,87 en el quinto, y terminó celebrando el bronce junto a Rojas, la gran estrella de la jornada.

El gimnasta español Rayderley Zapata dedicó la medalla de plata conquistada en la final de suelo de gimnasia artística de los Juegos Olímpicos de Tokio a su hija Olympia, de dos meses, además de acordarse de todos los que le han ayudado a cumplir su sueño olímpico. «Se la dedico a mi hija, por supuesto, va 100% para ella», indicó Zapata, de 28 años y primer gimnasta español que gana una medalla olímpica desde Gervasio Deferr en Pekín 2008; durante la competición ya había mostrado un babero con el nombre de su hija. «Esta plata sabe superbien, sabe al pulpo a la gallega que me voy a comer con mi mujer, con mi suegra y con mi familia, sabe a la mariscada que me voy a comer con Néstor Abad, al Foster’s Hollywood al que voy a invitar a Javier Hinojosa. Le he enviado todos los vídeos para ver qué ejercicio tenía menos penalización», apuntó.

Ray Zapata durante el ejercicio de suelo que le dio la plata olímpica. | EFE

Por su parte, la atleta gallega Ana Peleteiro desveló que lleva «toda la vida soñando» con un triunfo como este, que se debe al «equipo maravilloso» que tiene detrás. Peleteiro subió al tercer cajón del podium gracias a un salto de 14,87 metros, que solo superaron la ganadora, la venezolana Yulimar Rojas, que logró el récord del mundo con 15,67, y la portuguesa Patricia Mamona con 15,01.

«Tengo un equipo maravilloso y gracias a ese equipo estoy aquí. Podría decir que es gracias a mi esfuerzo, a todas las horas dedicadas, pero ya te puedes esforzar mucho que si no estas en el sitio correcto, en el momento correcto, con las personas correctas, no funciona», dijo Peleteiro, en declaraciones a TVE.

La atleta gallega desveló que antes de competir en Tokio el doctor de la delegación española ya la advirtió de sus posibilidades: «Me dijo, tu eres la elegida y tendrás esa palmada de Dios».

Peleteiro, entrenada por el cubano Iván Pedroso, al igual que Yulimar Rojas, se mostró exultante tras su medalla de bronce. «Por fin puedo decir que soy medallista olímpica. Llevo toda una vida soñando con ello y ahora no puedo parar de llorar», concluyó.

Lo que une el deporte es muy difícil que lo separe nada más. Y la amistad de Ana Peleteiro y Ray Zapata, forjada en esa isla competitiva que es la residencia de un Centro de Alto Rendimiento, es ya inquebrantable. La atleta y el gimnasta consiguen en Tokio 2020 ganar una medalla olímpica el mismo día. Pero ya comparten otra, con nombre Olympia, desde hace dos meses.

Porque la atleta es la madrina de la hija del gimnasta. Así lo desveló el propio deportista tras recoger su medalla de plata, con la misma puntuación que el oro, del israelí Artem Dolgopyat, pero con un poco menos de dificultad en sus saltos. «¡Me sobra mucha energía ahora, se la mando toda a ella!», se expresaba, pletórico.

Yulimar Rojas bate el récord del mundo de triple salto

La venezolana Yulimar Rojas, doble campeona mundial de triple salto, conquistó en Tokio su primer oro olímpico con un nuevo récord del mundo, 15,67 metros en su último intento. El registro de Yulimar Rojas mejora en 17 centímetros la plusmarca mundial establecida por la ucraniana Inessa Kravets el 10 de agosto de 1995 en los Mundiales de Gotemburgo (Suecia).

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats