Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol Internacional

Saúl, el último nómada de la terreta

El menor de la saga Ñíguez se convierte en el segundo alicantino en jugar en la Premier

Saúl grita durante su debut como jugador del Chelsea

Saúl grita durante su debut como jugador del Chelsea ANDY RAIN/EFE

El centrocampista ilicitano debutó con el Chelsea, su nuevo equipo, uniéndose a la lista de jugadores de la provincia que han hecho las maletas para continuar con su carrera lejos de casa.

Maletas, un balón y un nuevo destino. Este es el proceso por el que pasan cada año centenares de futbolistas que cambian de equipo. Y, con la globalización del deporte, cada vez es más habitual, a diferentes niveles, la figura del jugador que se gana la vida lejos de casa. En la provincia de Alicante ha ocurrido en más de medio centenar de casos. El último, Saúl Ñíguez, fichaje de relumbrón del Chelsea, vigente campeón de la Champions League.

Los tres hermanos Ñíguez.

El centrocampista ilicitano dejó el Atlético de Madrid a última hora del último día del mercado veraniego. Lo hizo precisamente porque quería jugar como centrocampista y no en la posición que en los últimos tiempos le había buscado Simeone en el conjunto rojiblanco. Este sábado debutó como titular con su nuevo equipo, en la victoria por 3-0 frente al Aston Villa, convirtiéndose en el segundo alicantino en jugar en la Premier. El otro es Kiko Femenía, que en 2017 fichó por el Watford y allí lleva desde entonces (80 partidos y 2 goles en la máxima categoría, con un descenso y un ascenso, el curso pasado).

Kiko Femenía, jugador del Watford.

Esta campaña, por lo tanto, podría producirse el primer enfrentamiento entre dos jugadores de la provincia de Alicante en la historia de la Premier League. Las fechas marcadas para los duelos entre Chelsea y Watford son el 30 de noviembre y el 22 de mayo, en la última jornada de la temporada. De momento, Saúl ha visto como su técnico, Thomas Tuchel, le ha dado galones desde el primer instante, aunque el ilicitano no completó una buena actuación y tuvo que ser sustituido al descanso. Femenía no ha jugado aún ningún minuto en esta 2021/22.

Saúl cierra de este modo un círculo familiar, el de buscar la aventura más allá de las fronteras españolas. Su padre, Boria, no llegó a hacerlo. Sus tres hijos ya saben lo que es jugar en el extranjero. El hermano mayor, Jony, lo hizo en Portugal (Río Ave y Feirense) y Eslovenia (Koper). El mediano de la saga, Aarón, fue el primero en hacer las maletas y ha pasado por Grecia (Iraklis), Escocia (Glasgow Rangers), Portugal (Braga) e incluso Malasia (Johor). El pequeño abre un nuevo destino, en Londres, capital de Inglaterra.

Hubo otros casos de jugadores nacidos en la provincia que también probaron fortuna en el país que inventó el fútbol. Por ejemplo, dos jóvenes valores como Rafa Páez y Juanma García pasaron por el filial del Liverpool, aunque no encontraron hueco en el primer equipo. El primero luego ha militado en clubes de Italia, Croacia y Francia; mientras que en el pasaporte del segundo figura una breve estancia en Ucrania.

Sin llegar a la elite de la Premier, a las islas británicas también viajaron en su momento Álvaro Giménez y Andrés Prieto (Birmingham City), Cristian López (Huddersfield, Shrewsbury y Northampton Town), Madger Gomes (Leeds United, Doncaster Rovers y Crewe Alexandra) y Kiko Insa (Oxford City).

Más familias nómadas

Los Ñíguez no son la única familia alicantina con futbolistas viajeros. Otros dos clanes de la provincia también han llevado sus botas por prácticamente todo el globo terráqueo: los Insa y los López.

Kiko Insa, además de por Inglaterra, también ha pasado por Bélgica, Alemania, Islandia, Letonia, Malasia y Tailandia; mientras que su hermano Natxo Insa jugó en Turquía antes de instalarse en Malasia, donde está desde 2017.

Por su parte, Rubén López «Rubio» y Carlos López «Carlitos» también han sabido encontrar su hueco en el panorama del balompié lejos de su tierra natal. El primero lleva en Polonia desde 2019, actualmente en el Sandecja; mientras que el segundo también jugó allí, además de en Rusia, Chipre, Emiratos Árabes y Grecia, donde forma parte de la plantilla del histórico Panathinaikos desde el año pasado.

Saúl es el último ejemplo de un camino que se abrió hace casi un siglo. El futbolista alicantino no solo se encuentra cómodo en la terreta. También es capaz de forjar su destino lejos de casa.

Del pionero en África a un campeón en Brasil

«Chorico» abrió el camino del futbolista alicantino en el extranjero hace prácticamente un siglo

En la lista de futbolistas de la provincia de Alicante que han jugado en el extranjero hay mucho nombre, más y menos conocido. El primero del que se tiene constancia es Melchor Llopis «Chorico», que militó en el Olympique Husendel argelino en la década de 1920. Poco después, Manolo Maciá se refugió de la Guerra Civil jugando para el Niza francés durante los años que duró la contienda nacional.

Entre los nombres más reconocidos figuran Juan Manuel Asensi (México), «Lobo» Carrasco (Francia), Guillermo Amor (Italia y Escocia) o el campeón de Europa con la selección Juanfran Torres, que se retiró recientemente en el Sao Paulo brasileño.

El futbolista alicantino ha pisado todos los continentes. Incluso la lejana Oceanía, tras el paso de Xavi Torres por el Perth Glory australiano (también jugó en Kuwait). No es el único destino exótico: India (Mario Arques y Bustos), Hong Kong (Salva Chamorro), Bolivia (Alonso Sánchez), Puerto Rico (Ramón Soria), Noruega, Finlandia, Eslovenia, República Checa, Eslovaquia (allí juega actualmente Pedro Martínez), Bielorrusia (Miñano), Suecia (Raúl Ruiz) o Islandia (Adrián Murcia y otros ya mencionados).

Otro caso curioso sería el de Pablo Trobbiani, hijo de todo un campeón del mundo que nació en la provincia aprovechando el paso de su padre por el Elche. Luego militaría en Argentina (Boca y Talleres), Chile (Cobreloa) e Italia. Por el Calcio también pasó Miguel de las Cuevas.

Un destino habitual en el siglo XXI para el futbolista alicantino que se ha buscado la vida como foráneo ha sido Grecia, hogar de hombres como Cases, Catalá, Juli, Rubén García, Chaco, Chema Giménez, Manolo Martínez, Sito, Roca, Álvaro García, David Torres, De Lucas o Rayo.

Chipre, Bélgica, Portugal, Israel, Polonia, Alemania, Holanda, Rumanía y Turquía completarían el mapa mundi del fútbol alicantino gracias a los viajes de jugadores como Pepelu, Lillo, Chuca, Juanma Ortiz, José Rodríguez, Lucas Torró, Pepín o Sipo.

Kiko Insa, que ha jugado en siete países diferentes durante su carrera, sería el futbolista nómada alicantino por excelencia.

Consulta el listado de futbolistas alicantinos que han jugado en el extranjero aquí.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats