Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estreno amargo del Eón en el Pitiu

El equipo alicantino arranca la temporada con una derrota ante el Ciudad Real en un partido que se puso cuesta arriba en la segunda parte - El conjunto de Óscar Gutiérrez se topó con un rival de alto nivel que no le dio opciones

David Jiménez es frenado por los jugadores del Ciudad Real. | HÉCTOR FUENTES

El Eón Horneo Alicante comenzó la temporada con derrota ante el Vestas Alarcos Ciudad Real, un rival que demostró su potencial en el Pitiu Rochel y que sorprendió con su juego a los alicantinos. El equipo de Óscar Gutiérrez se vio superado en la segunda parte y no pudo recortar la distancia abierta por el Alarcos de hasta ocho goles (23-31).

El Eón Horneo Alicante saltó bien al partido y fue superior en su tramo inicial. El equipo alicantino fue mejor en los primeros veinte minutos ante un Alarcos que sí supo aguantar las embestidas del Eón para mantenerse de pie en el choque. El Eón aprovechó las pérdidas visitantes y dominó los primeros parciales, leyó bien los contraataques y sacó rédito de la desorganización defensiva del conjunto de Jesús Herrero. Llegó el Eón a dominar 6-3 y obligó a pedir el primer tiempo muerto del partido. Apoyado en las intervenciones de Torres, que paró dos lanzamientos de siete metros, el Alarcos se volvió a meter en el partido, sorprendiendo con su reacción a un Eón al que se le torció el guion que tenía previsto. El Alarcos supo dar la vuelta al marcador y al ritmo del partido y logró marcharse al descanso con una ventaja de dos goles (13-15), dejando herido al Eón.

Alberto González durante un lanzamiento a puerta. | HÉCTOR FUENTES

Tras el paso por vestuarios, el Eón Horneo no mejoró en su juego, mientras el tramo final de la primera parte dio al Alarcos la moral suficiente para enderezar el partido. Poco a poco fue abriendo brechas definitivas, ya ganaba de cuatro goles en el minuto 5 (15-19), hasta derrumbar la resistencia local. A la heroica y con el partido perdido, el Eón Alicante intentó hasta el final reducir las distancias, pensando también en el «golaverage», y dejó el marcador en el 28-33 definitivo.

El Eón Horneo Alicante no pudo regalar a su afición la primera victoria de la temporada. El Pitiu Rochel registró una buena entrada y un gran ambiente de balonmano, solo faltó el triunfo.

El entrenador del Eón Horneo Alicante, Óscar Gutiérrez, lamentó la primera derrota de su equipo en la temporada y reconoció que su plantilla tiene que «aprender y corregir» los errores evidenciados en el partido: «El Alarcos nos ha exigido mucho y hemos tenido más pérdidas de balón de lo habitual. Ante un rival de esta calidad nos ha costado dos puntos muy importantes. Tenemos que aprender y hay cosas que solucionar de cara a los siguientes partidos. Aquellas cuestiones que están en nuestra mano, como solucionar las pérdidas o los errores en los lanzamientos».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats