Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El running vuelve a sonreír en Elche

El marroquí Youssef Ben Hadi fue el vencedor absoluto y la etíope Tiruye Mesfin Aman rebaja el récord femenino en más de cuatro minutos

Un atleta saluda y sonríe a su paso por el puente de Altamira, ayer, poco después de tomar la salida del Medio Maratón de Elche.

Emoción, nervios, alegría, liberación... Esas fueron algunas de las muchas sensaciones que tuvieron en la línea de salida los 1.350 corredores que ayer se dieron cita en la 48 edición del Medio Maratón Internacional Ciudad de Elche.

Hace 50 años, la ciudad de las palmeras fue pionera celebrando la primera prueba de 21 kilómetros y 97 metros de las muchas que actualmente se celebran en el mundo. Ayer, después de dos años y tres aplazamientos, las calles ilicitanas fueron el escenario de otro acontecimiento histórico: el primer medio maratón que se ha celebrado en la provincia de Alicante después de la pandemia del covid-19.

Como decía Pedro Lapaz, director técnico de la carrera y una institución del atletismo en Elche, la gente estaba loca por volver a correr. No fueron los 3.000 que se soñaban. Tampoco los 2.323 que habían formalizado su inscripción, la mayoría hace ya dos años. Muchos corredores de fuera de distintos puntos de la geografía española aún no se atreven a realizar largos desplazamientos para correr y eso mermó la participación. Otros no habían preparado la prueba como lo habían hecho cuando se iba a disputar en marzo de 2020. Y otros, recogieron su dorsal y la camiseta conmemorativa, pero decidieron esperar la desaparición de este virus que ha conmocionado el mundo. Sí que hubo 1.350 entusiastas atletas que volvieron a sonreír con el running y con el atletismo popular, que en los últimos tiempos se ha convertido en una forma de vida para muchas personas que disfrutan practicándolo.

A las diez en punto de la mañana, el alcalde de la ciudad, Carlos González, reconocido corredor popular, dio el pistoletazo de salida desde la avenida Diagonal del Palau, junto al Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE) y el Palacio de Altamira. Un enorme pelotón de atletas comenzaron a dar sus primeras zancadas para recorrer los 21 kilómetros y 97 metros rodeados de palmeras.

Se intentó guardar al máximo las medidas de seguridad. El uso de mascarilla fue obligatorio hasta que se superaba el arco de salida. Los atletas fueron separados por grupos de 200. El miedo había desaparecido y tocaba disfrutar corriendo.

Antes de la salida hubo un recuerdo para todas las víctimas del covid-19. Los últimos segundos previos al pistoletazo de salida hubo muchas emociones encontradas y aplausos para templar los nervios. Por fin, después de la larga pesadilla, había llegado al gran día. En Elche tampoco podía faltar una mascletà que animó con su ruido a los corredores durante sus primeros metros de la prueba y quedaban 21 kilómetros por delante para recuperar sensaciones.

Dominio africano

Como era de esperar, el dominio de la prueba fue para los atletas africanos. El vencedor absoluto fue el marroquí Youssef Ben Hadi, con un tiempo de una hora, cuatro minutos y 38 segundos, muy lejos del actual récord del circuito del Medio Maratón de Elche, que en 2019 dejó el etíope Gebrei Erkihun Jemberie, en una hora dos minutos y 37 segundos.

Ben Hadi tuvo una bonita lucha con su compatriota del Club Atletismo La Nucía Houssame Eddi Benabbou, que fue segundo, con una hora, cinco minutos y 28 segundos. El podio lo completó el keniata John Kuriu Chebil, con una hora seis minutos y 521 segundo. También estaba prevista la presencia de otros atletas de élite africanos. Pero estando en Madrid para viajar tuvieron síntomas de fiebre y se decidió que no lo hicieran.

Los primeros españoles en cruzar la línea de meta fueron: Miguel Ángel Barzola, del Club Atletismo Alicante, cuarto clasificado, con una hora, ocho minutos y diez segundos; el incombustible villenense Andrés Micó, quinto, con una hora, nueve minutos y 24 segundos; y el crevillentino Francisco Vicente Maciá García, sexto, con una hora, diez minutos y 33 segundos.

Espectáculo de las féminas

Las grandes protagonistas de la 48 edición del Medio Maratón de Elche fueron las mujeres que ofrecieron un gran espectáculo, principalmente, dos jóvenes etíopes de categoría junior.

Tiruye Mesfin Aman fue la ganadora absoluta en féminas. Con un impresionante registro de una hora, diez minutos y 51 segundos, pulverizó en más de cuatro minutos el récord de la prueba que tenía su compatriota Urge Dechasa Eresa de la edición de 2019. La también etíope Tigst Getnet Belew fue segunda, corriendo en una hora, once minutos y 13 segundos, también por debajo del anterior récord.

La tercera posición y primera española fue para la atleta de Algemesí Yésica Mas Castany, con una hora 19 minutos y 28 segundos. La cuarta plaza la ocupó la veterana crevillentina Neus Mas, con una hora, 21 minutos y 12 segundos; la quinta fue para la junior-promesa madrileña Alejandra Sánchez Massa, con una hora, 22 minutos y 26 segundos; y la sexta para la aspense Pilar Rubio, con un registro de una hora, 23 minutos y 25 segundos. Fue una mañana en la que la mujeres demostraron toda su fuerza sobre el asfalto.

Comportamiento ejemplar de los corredores y de toda una ciudad volcada con un emblemática prueba

Los atletas cumplen las medidas de seguridad con mascarilla antes de salir y tras cruzar la meta

El lógico temor amenazaba a los dirigentes del Club Atletismo Decatlon Elche y los miembros de la Concejalía de Deportes, organizadores de la prueba. Pero, tras su finalización, la satisfacción era absoluta por como había discurrido todo. Los corredores tuvieron un comportamiento ejemplar. La mascarilla era obligatoria antes de cruzar la línea de salida y después de llegar a meta, donde se le entregaba una a cada atleta. A continuación se hacía entrega una bolsa individualiza con la medalla conmemorativa, que en esta ocasión era un guiño a la granada mollar de Elche. Toda la ciudad se volcó con su emblemática prueba. La gente salió a la calle en todos los barrios para aplaudir el esfuerzo de los corredores.

El Paseo de La Estación, donde estaba ubicada la línea de meta, estuvo repleto de público. No como en años anteriores, como es normal, pero hubo multitud de familiares, amigos y aficionados al atletismo que no se quisieron perder el gran acontecimiento. Los voluntarios del club, el personal de la Concejalía de Deportes... Ha sido un gran esfuerzo para sacar adelante el primer medio maratón que se disputa en la provincia de Alicante y uno de los primeros de España. Ha sido año y medio de muchas preocupaciones y de mucho trabajo. Primero se tenía que haber disputado en marzo de 2020. La pandemia apareció con fuerza y tuvo que ser suspendida.

Posteriormente, se aplazó a octubre con la esperanza de que los contagios remitieran y no fue posible. En marzo de 2021 parecía que iba a ser la fecha del regreso, pero tampoco se pudo celebrar. Al final, el 10 de octubre de 2021 quedará marcado para la historia con la vuelta de la prueba de 21 kilómetros y 97 metros más antigua del mundo. «Estamos muy contentos. A nivel deportivo ha salido todo muy bien. Hemos tenido un récord femenino espectacular. Una hora diez minutos y 51 segundos es el mejor registro de todos los medios maratones de Elche, tanto con el anterior circuito como el actual. Es una de las mejores marcas en chicas tanto en España como a nivel internacional», destaca José Valeriano Zapata, presidente del Club Atletismo Decatlon Elche, quien también puso en valor «el gran trabajo de los voluntarios y de toda la gente del club». «Ahora tenemos cinco meses por delante para celebrar en marzo de 2022 la 49 edición y ya pensamos en organizar el 50 aniversario en 2023 por todo lo alto. Han sido muchos meses de gran sufrimiento, trabajo y reuniones, pero estamos muy contentos», comenta orgulloso Zapata.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats