Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Nos queda mucho para ser un conjunto»

De Vitoria se reconcilia con su equipo tras analizar en frío la primera derrota del HLA: «Hicimos muchas cosas bien que me gustaron»

Gonzalo García de Vitoria posa con un balón de baloncesto. | ALEX DOMÍNGUEZ

Crecer poco a poco, sin saltarse pasos, ajustando las piezas, encajando los sistemas, aceptando que lo que empezó el viernes en el CT es una historia diferente, con una filosofía distinta a la de los tres últimas temporadas. Pedro Rivero es pasado, uno memorable, sí, pero ahora arranca el ciclo de Gonzalo García de Vitoria y, con el aval de su trayectoria, hay que confiar en que el preparador vizcaíno encuentre el camino de las victorias.

«Lo único bueno que tienen las jornadas entre semana es que no te dan tiempo para lamentarte de las derrotas. Tuvimos la oportunidad de ganar el partido varias veces y no lo aprovechamos. De situaciones como esa debemos aprender porque aún nos queda margen de crecimiento», explica el técnico lucentino tras caer con Oviedo después de dos prórrogas.

En la segunda jornada, que se disputa mañana, el HLA viaja a Lleida. «Vamos a jugar en uno de los pabellones más complicados del baloncesto español», advierte el entrenador vasco, que tiene claro qué fue lo que falló en el debut liguero. «Nos pasó factura el cansancio. Con el quinteto titular era con el que lográbamos mejores rentas, pero necesitas rotar, y nos faltaban recursos o no los podíamos explotar como sí que haremos a lo largo del curso. Simmons y Pitts, por diferentes motivos, no estaban al 100% y eso nos restó fuerza, anotación y energía al final», valoró De Vitoria.

«Tenemos que ser consistentes todo el tiempo, con independencia de quién esté dentro de la cancha en cada momento. Abusamos mucho más de lo que deseábamos del sacrificio de dos o tres hombres que se pegaron minutadas muy largas en un momento del curso al que se llega con mucha carga de trabajo físico», defendió el responsable del equipo.

Adaptación lenta

«Nos queda mucho para ser un conjunto. A Simmons, por ejemplo, le falta adaptarse a la Liga, y a Pitts, ponerse en forma, perder peso aunque eso –dijo del base texano– no me preocupa porque lo consigue rápido, según me dicen los técnicos».

Según el entrenador del HLA aún es pronto para saber quiénes pelerarán con el Lucentum por el ascenso a la ACB. «No veo rivales directos específicos a estas alturas. Todos son nuestros rivales porque todos aspiramos a lo mismo al empezar. Cuando la Liga se rompa, sabremos por qué peleamos cada uno. Lleida es un muy buen bloque que está bastante trabajado. Me ha gustado todo lo que he visto de él, incluso en la derrota con Estudiantes (98-73), en la que perdieron a una de sus amenazas exteriores más fuertes, (Mark Hughes, por un esguince). Tienen los automatismos muy avanzados», indicó De Vitoria, que mandó un recado a Pitts y al entorno: «Nosotros no podemos esperar a Justin, es él quien debe subirse a nuestro tren, pero tenemos que tener paciencia con nuestro jugador, todos, porque necesitamos su talento», aclaró.

De Vitoria no escondió su enfado por el modo en que se produjo la derrota pese al respaldo de la grada: «En nuestra pista, la gente es lista. Nuestra afición no se fue contenta del pabellón, pero sí orgullosos de su equipo. Conmigo en el banquillo, fue el mejor partido. Somos un equipo nuevo, hasta el técnico, y nos hace falta tiempo para cerrar el círculo y jugar mejor. Viendo en frío la derrota, hicimos cosas que me gustaron mucho. Y si ofrecemos trabajo, el público nos apoyará», aventuró.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats