El atleta ilicitano Adrián Irles consiguió este pasado domingo una victoria inesperada y a la vez reconfortante en la prueba de los 10 kilómetros que se disputó de forma paralela al Maratón de Ibiza Trail.

El joven corredor de 27 años se encontraba de vacaciones en la isla con varios amigos y su intención era solo divertirse. Su finalidad no era disputar ninguna competición deportiva. Sin embargo, ante la coincidencia con la celebración del Maratón de Ibiza y su prueba de 10k decidió inscribirse a última hora y consiguió la victoria.

Aunque su pasión por el deporte en general y el atletismo en particular le lleva a entrenar de forma casi diaria, le sorprendió conseguir la victoria que asegura que le ha llegado de forma "inesperada". "He estado todo el último año entrenando de forma constante, aunque sin estar en plena condición física por haber pasado el coronavirus este pasado verano. Todo ese sacrificio se ve ahora recompensado cuando ganas una carrera de este tipo, porque no solo es dedicarle tiempo, sino el mantenerte motivado", comenta Adrián Irles.

El atleta ilicitano recuerda que "el tiempo que inviertes entrenando son horas que no le dedicas a tu familia y amigos, por lo tanto se hace duro". Se trata de coger una disciplina que no da tregua ni en un día duro de trabajo, ya que cuando termina su jornada, coge sus zapatillas deportivas y se va a entrenar.

En la carrera de los 10 Kilómetros del Maratón de Ibiza participaron un total de 150 corredores y se disputó en unas condiciones adversas, con lluvia durante todo el recorrido. Al tratarse de una carrera de montaña, las rocas estaban mojadas, lo que provocó que el atleta ilicitano se cayera hasta en tres ocasiones. Aunque, como bien destaca, "no hay dolor cuando se consigue llegar a la meta y más como ganador". Adrián Irles empleó un tiempo de 43 minutos, que le supieron a gloria.