Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las «Guerreras» aseguran el pase con una nueva goleada

La petrerina Paula Arcos, MVP del partido

La petrerina Paula Arcos, nombrada mejor jugadora del partido, trata de marcar un gol ante el combinado chino.

La selección española de balonmano femenina prosigue con su paso firme en el Mundial que se está disputando en nuestro país tras apabullar a China (18-33) con una extraordinaria exhibición defensiva en el segundo partido de la primera fase del torneo. El público de Torrevieja volvió a disfrutar con el juego y la superioridad de su equipo, que ya ha asegurado su clasificación de manera matemática para la «Main Round», sin necesidad del disputar el tercer choque.

En esta ocasión, el combinado de José Ignacio Prades no se dejó sorprender en la primera parte y encaró el partido con una voracidad defensiva que destrozó a China, que además se encontró ante una gran Merche Castellanos en la portería española.

Antes de los primeros cinco minutos, el entrenador chino ya se vio obligado a parar el partido con un tiempo muerto para frenar la avalancha española (1-5).

La actividad defensiva de las «Guerreras» era de tal magnitud que las asiáticas apenas podían dar tres pases o lanzar a puerta sin que su lanzamiento fuera punteado por las locales.

La impecable defensa española permitió explotar la contra para disfrute de Shandy Barbosa y de Carmen Martín. Con el paso de los minutos España fue perdiendo precisión en ataque, pero no intensidad defensiva.

China, más allá de algunas acciones técnicas de mérito de Jin y Suhui Wang, era incapaz de anotar y la segunda unidad de España también se pudo permitir el lujo de acumular estadísticas y buenas sensaciones en una primera parte que concluyó con el marcador de 7-16.

Con el partido decidido, España no aflojó en la segunda mitad. Siguió cortando líneas de pase en defensa y buscando el gol por la vía rápida.

Sole López y Ainhoa Hernández asumieron la responsabilidad ofensiva para ir disparando el marcador a favor de las españolas (11-24, min.15).

Prades no permite relajarse

Al combinado de Prades le seguía bastando con la defensa y con Castellanos en la portería, por lo que fue perdiendo precisión y finura en ataque con el paso de los minutos.

Varios errores encadenados fueron aprovechados por China para reducir la diferencia a 10 goles y obligaron al técnico español a intervenir con un tiempo muerto para evitar relajaciones.

España recondujo la situación y se despidió del partido con un nuevo parcial demoledor (3-8) para cerrar el partido con buenas sensaciones a la espera de batallas mucho más exigentes. Como colofón, la organización del campeonato otorgó el MVP del encuentro a la petrerina Paula Arcos, que finalizó el duelo con dos goles y una cantidad ingente de trabajo. En la última jornada de esta fase, España se medirá a Austria este lunes, con el billete a siguiente ronda ya asegurado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats