Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Roque Alemañ: «Santa Pola se ha ganado un nombre en todo el mundo»

La organización de la Mitja Marató califica de «éxito deportivo» la prueba del domingo, en la que hubo atletas de 22 países, dos corredores por debajo de la hora y dos récords, el femenino y el de España de chicas de más de 45 años

Alemañ, segundo por la izquierda, junto a los tres primeros, José Pedro Cerdán y Francisco López. | MATÍAS SEGARRA

No era fácil volver después del parón del año pasado por el covid. Además, la mañana amaneció lluviosa y con frío. Sin embargo, la 30ª edición de la Mitja Marató Internacional de Santa Pola resultó todo un éxito. Cerca de 5.000 atletas tomaron la salida, dos corredores, el ganador, el keniata Félix Kibetok (59.33), y el segundo , su compatriota Edward Kibet Kipiop (59.34), bajaron de la hora. La también keniata Paulina Narogoi pulverizó en más de dos minutos el récord femenino, dejándolo en un registro espectacular de 1.07.15. Y María José del Toro rebajó el récord de España para corredoras de más de 45 años.

Después de unos días frenéticos de mucho trabajo, el presidente del Club Atletismo Santa Pola, Roque Alemañ, y todos los miembros de la organización hacen un balance ya en frío de la prueba, que ha vuelto a consolidarse en la élite del atletismo nacional e internacional.

«A nivel deportivo ha sido un éxito. Hemos cumplido con los requisitos para obtener el galardón World Athletic, que esperamos recibir próximamente. Se han logrado marcas a nivel mundial. Pocas pruebas pueden tener dos atletas por debajo de la hora. Se ha batido el récord femenino, con una marca de nivel internacional, y se ha rebajado el récord de España de mujeres de más de 45 años. Estamos muy contentos», asegura Roque Alemañ.

El presidente del Club Atletismo Santa Pola destaca que «nos hemos ganado un nombre a nivel internacional en todo el mundo y, a pesar de las circunstancias, seguimos en la buena línea e intentado mejorar cada año. No es fácil organizar un evento de estas características. Requiere mucho trabajo y un gran esfuerzo a nivel económico y de personal. Durante el fin de semana, hemos tenido organizadores de pruebas como las de Valencia o el maratón y el medio maratón de Madrid y se han quedado asombrados de todo el montaje y del buen hacer de Santa Pola».

Cada año más difícil superarse

Alemañ reconoce que «cada año es más difícil superarse, pero no imposible. Entre los miembros del club comentamos que vamos a ir por lo imposible. Queremos mejorar las marcas y ponerlas en primera línea a nivel internacional. Nos gustaría conseguir algún récord mundial. El masculino está en 57 minutos y ya estamos cerca. Este año queríamos mejorar los registros femeninos y lo hemos conseguido, con cuatro atletas muy por debajo del anterior récord de Rosa Chelimo, que estaba vigente desde 2012. Se ha bajado en más de dos minutos, dejándolo en 1.07.15, que es una de las mejores marcas logradas en España».

El alma máter de la organización de la prestigiosa prueba santapolera se muestra orgulloso de que hasta Santa Pola hayan venido «atletas de 22 países» muchos de ellos con la única intención de correr la Mitja Marató de Santa Pola. «No han sido corredores que vivan por aquí y en España. Ha habido atletas que se han desplazado desde Estados Unidos, Gran Bretaña, Suecia o Bélgica, que han venido exclusivamente a correr a Santa Pola. Algunos de ellos se han pegado once horas de viaje en avión. Eso quiere decir que nos hemos hecho un hueco a nivel internacional y que los corredores quieren venir a un pueblecito como Santa Pola. Estamos ahí, en el escaparate mundial y tenemos que intentar aprovecharlo».

Roque Alemañ admite que ha sido una edición «bastante complicada» por el covid. «El parón del año pasado se nota, porque se corta esa inercia que habíamos recuperado. Pero hemos conseguido volver con un poco más de fuerza. Nos preocupaba mucho cumplir con las medidas de seguridad, pero hemos sido muy estrictos y escrupulosos. Hemos cumplido todas las normas a rajatabla. Nadie se esperaba este rebrote. Iba a venir mucha más gente y estoy seguro que apenas va a haber incidencia de posibles contagios. La gente se ha ido contenta y eso nos anima a seguir trabajando y a continuar cuidando los detalles para que los atletas que vengan a Santa Pola se sientan satisfechos».

Rebrote del covid

El presidente del Club Atletismo de la villa marinera considera «normal» que a pesar de los casi 7.000 inscritos, al final, hubieran cerca de 5.000 en la línea de salida: «Ha sido por el covid. Dos semanas antes de la celebración de la prueba, tuvimos una gran avalancha de inscripciones. Pero el rebrote que ha habido ha frenado a mucha gente. Sabemos que siempre hay un porcentaje alto de sobre un 10% que suelen fallar, pero este año, con ese rebrote que ha habido de contagios, han sido más. Hemos atendido y seguimos contestando a toda esa gente que, al final, no han podido venir y los tenemos en cuenta para el próximo año», avanza.

A pesar de lluvia que cayó el pasado domingo durante el transcurso de la carrera, Alemañ asegura que no fue un gran obstáculo. «La circunstancia del agua no nos preocupaba tanto. Había algunos lugares del recorrido con charcos e intentamos quitarlos en las zonas más peligrosas. El circuito estaba estupendo y rápido, como así se ha demostrado con las marcas».

Desde la organización de la Mitja Marató quieren dar «un aplauso a los más de 120 voluntarios, mayoritariamente niños de entre 12 y 14 años, que estuvieron al pie del cañón y aguantaron como jabatos mojándose».

Por último, de cara a próxima ediciones, Roque Alemañ señala que «vamos a seguir trabajando para atender a los corredores y que sean felices en Santa Pola y se vayan contentos y habiendo disfrutado de nuestra prueba. Eso nos permite crecer».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats