Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Parro Entrenador del Eón Horneo Alicante

«El Eón quiere volver a vivir un gran ambiente ante el líder»

El Eón se enfrenta este sábado (19.30) en Maristas al líder en un encuentro vital para seguir soñando con la Asobal

Luis Parro, técnico del Eón Horneo Alicante ALEJANDRO FERRÁNDIZ

Luis Parro cogió las riendas del Eón Horneo Alicante como primer entrenador el pasado mes de febrero. Desde entonces, ha compaginado su labor como técnico del primer equipo y del filial, con el que ha logrado el ascenso a Segunda Nacional. Ahora, espera repetir el éxito con el equipo División de Honor Plata a la Liga Asobal.

 ¿Cómo está el equipo tras la derrota del sábado ante el BM Guadalajara? 

Fue un pequeño varapalo y un duro golpe. El grupo era consciente de la importancia de esos puntos y la mala suerte que con ese disparo franco con el partido terminado que nos anotaron y nos cierra prácticamente las puertas de ascenso directo. Aunque aún estamos vivos con opciones a jugar la promoción. 

¿Duele más perder de la manera en la que se perdió el sábado?

Sí. Perder duele de cualquier manera. Pero sí que es cierto que después de lo que has luchado durante el partido, perder con un lanzamiento directo, escuece más. Aunque al final todos somos profesionales y toca levantar la cabeza y afrontar los tres partidos que nos quedan con todas las fuerzas. 

A pesar del resultado, ¿qué saca de positivo?

El equipo estaba confeccionando un carácter, mejorando como grupo y compitiendo mejor. Así que, yo me quedo con eso. Los jugadores lucharon hasta el final. Sabíamos que era un partido complicado con una pista llena y un público entregado. 

Del segundo, al líder. El Club Cisne Balonmano viene esta tarde (19.30)..

Sabíamos que iba a ser una fase muy dura y que esto nos podía ocurrir. Ahora nos visita el Cisne que empezó líder esta fase, al ser el que más puntos logró antes. Va a ser otro partido complicado en el que ellos quieren certificar su ascenso directo y nosotros pelear por estar en promoción. 

¿Se puede decir que va a ser parecido al último en casa ante el UBU San Pablo?

Totalmente. Va a ser un encuentro muy parejo al que vimos contra Burgos: de poder a poder. Además, tenemos una espinita clavada del partido en casa de Cisne, donde tuvimos muchas opciones. Es un equipo al que le tenemos ganas. Pero sin duda, tenemos ganas de jugarlo después del ambiente que vivimos en Maristas el otro día. Los jugadores quieren volver a vivirlo.

Los propios jugadores lo han dicho en varias ocasiones: son un grupo muy unido...

Cuando cogimos el equipo hace unos meses, sabíamos que uno de los trabajos en los que teníamos que hacer hincapié era en la gestión del vestuario y sanar esa cuestión de egos que había. Si trabajábamos eso íbamos a ganar mucho en el juego del equipo. Después de Burgos hemos conseguido que el equipo vaya hacia arriba y el vestuario estuviera más unido. Precisamente, el último partido en casa fue el reflejo: un banquillo en pie y animando a los que estaban en la pista. 

Un partido del Eón ALEX DOMINGUEZ

Se vio al final de ese encuentro ante el UBU San Pablo Burgos cómo los veteranos abrazaban a los más jóvenes y que están empezando en esto...

Es lo más importante y con lo que nos tenemos que quedar: que fuera están muy unidos y van todos a una. Entre ellos se apoyan y se animan.  

 ¿Se llegó a dudar de si realmente se podía llegar a dónde está el equipo ahora?

Creo que no. Nuestro trabajo es llevar una dinámica semana a semana. Hemos visto a un grupo que tiene mucha hambre y cada día quiere ser más competitivo y no hemos dudado nunca. Sí, sí. Al final se ve reflejado en la pista. Podemos ser un equipo, pero si no hay un grupo, luego hay brechas, no hay cohesión y se nota en el juego. Nosotros vamos todos a una y si uno no está al 100% sale y se cambia por el compañero que lo intenta hacer igual o mejor.

¿Han notado alguna presión a lo largo de la temporada por lograr el objetivo?

Creo que ha sido más una motivación. No ha habido presión por parte del club. Pepe (el presidente) siempre ha dicho que esto era un proyecto a largo plazo. La presión creo que nos la hemos puesto el propio cuerpo técnico y los jugadores. No hemos hecho nada especial. Lo importante y primero es que el grupo estuviera unido; segundo, que el juego fuera más vistoso para que la afición disfrutase y, por último, aunque suene a ‘cholismo’, ir partido a partido y que llegue lo que tenga que llegar. Si no se consigue, hay que quedarse con la evolución del equipo y mirar la próxima temporada. 

 ¿Ayuda terminar con dos rivales que están por debajo en la tabla?

Sí que es cierto que el mejor calendario lo tenemos nosotros. Tanto Zarautz como Novás han conseguido su objetivo de mantener la categoría. Aunque al final todos queremos jugar y ganar. Así que, creo no nos van a regalar nada, aunque vayan en las últimas posiciones de la tabla. 

 Ahora en proceso el posible ascenso a Asobal, pero el que ya ha logrado también como entrenador es el del filial a Segunda Nacional...

Estoy muy orgulloso de todo el trabajo que han realizado. Mi filosofía es que el vestuario esté unido y logre los objetivos porque si ellos como grupo están bien, al final se refleja en la pista y es lo que se ha visto: un grupo unido con mucha hambre. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats