Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

La NBA contra Sarver: "¿Por qué todas las mujeres aquí lloran tanto?"

El demoledor informe de la liga estadounidense contra el dueño del Real Mallorca sustancia numerosos ejemplos de bullying a sus empleados y le acusa de crear una política tóxica en los Phoenix Suns

Robert Sarver, condenado por comportamiento racista y misógino. NBA

Un informe de 43 páginas, redactado a lo largo de los últimos diez meses, ha desmenuzado y triturado la figura de Robert Sarver, dueño de los Phoenix Suns y propietario del Real Mallorca, y confirmado las denuncias de racismo, misoginia y otros comportamientos opresivos que versaban sobre el empresario de Arizona. ESPN destapó el pastel el pasado 4 de noviembre y casi un año después, la investigación dirigida por parte del bufete de abogados independiente Wachtell & Lipton, evidencia y corrobora al detalle el impacto negativo del magnate y el abuso de poder que llevaba practicando desde que, hace 18 años, tomara el mando de la franquicia estadounidense. 

"¿Por qué todas las mujeres aquí lloran tanto?", "¿quién coño te ha dicho que hicieras esto?", "mueve tu culo hasta aquí" o "¿te has depilado los genitales?", son solo algunos de los agravios e improperios que recoge el informe corroborado por 320 entrevistas, 80.000 documentos y el propio móvil del banquero y que ha provocado que la liga de baloncesto profesional haya suspendido, en su cargo y por un año, a Sarver y se le haya impuesto una multa de 10 millones de euros. 

Pese a que el dueño del Mallorca ya confirmó en su día a ESPN, a través de sus abogados, que había llamado ‘negrata’ a un jugador, había compartido una foto de su esposa en bikini con los gerentes de la franquicia y había jadeado a un empleado delante de más de 60 compañeros, la investigación de la NBA desvela ahora muchas otras acusaciones que sus abogados se habían encargado de desmentir hasta la fecha. 

El informe, por ejemplo, corrobora que los gritos de Sarver hicieron, en 2011, llorar a una empleada a la que reprendió: «¿Por qué lloran tanto todas las mujeres aquí?». Tras ese incidente, el empresario convocó un almuerzo solo para mujeres donde instó a las trabajadoras de su banco a informar a las integrantes de la organización de los Suns "cómo lidiar con el carácter de Sarver" y "no llorar tanto". 

Decenas de empleados aseguran en las páginas del informe haber escuchado comentarios sexualmente explícitos sobre los cuerpos y el atractivo de las trabajadoras. Sarver le preguntó a una embaraza que cuándo volvería a recuperar el cuerpo que tenía, realizó declaraciones "groseras" en la que "traspasó la línea" sobre la apariencia física de las animadoras del primer equipo y al cruzarse con una mujer en las oficinas que se acababa de operar los senos le inquirió: "¿Obtuviste un aumento este verano?". 

En 2008, Sarver le dijo a una embarazada que no podría «desarrollar su trabajo» una vez diera a luz, ya que tendría que estar "amamantando a su bebé". "Los pequeños necesitan a sus madres y no a sus padres", argumentó. "En al menos otras veinte ocasiones, Sarver hizo crudas referencias al sexo, envió material pornográfico por email a un selecto grupo de empleados y expuso innecesaria e intencionadamente sus genitales ante un trabajador que, de rodillas, le hacía un examen médico", desvela el informe.

Varios subalternos recuerdan como Sarver insinuó en alguna ocasión la posibilidad de procurar mujeres para que los jugadores de la NBA tuvieran relaciones sexuales: "Si traemos un avión con chicas, al menos les mantendremos en la habitación". En una reunión con más de 20 personas, habló sobre "el tamaño de los preservativos" que utiliza y realizó comentarios lascivos sobre la actividad sexual de la pareja de uno de sus jugadores: "Probablemente hace buenas mamadas". 

En el inicio de su mandato, el banquero se preparaba para darse una ducha en las instalaciones de la franquicia y, ante la presencia de una mujer en una habitación adyacente, Sarver le expuso: "Deberías salir de aquí, nunca has visto nada de esto tan grande -refiriéndose a sus genitales-". 

En 2021, hace tan solo un año, contó una historia en una reunión de negocios sobre "cómo aprendió lo que era una mamada" cuando solo era un niño, todo ello provocando una gran incomodidad entre los presentes. 

El problema de Sarver, en su incontinencia verbal, no se limitó únicamente al ámbito del género. Las acusaciones también desvelan una fuerte animadversión racial reflejada en numerosos capítulos a lo largo de estas últimas dos décadas. Según la investigación "Sarver utilizó la palabra ‘negrata’ en al menos cinco ocasiones": En un discurso de reclutamiento de agentes libres en 2004, durante un ejercicio de formación de equipos en 2012 y 2013, después de una derrota en 2016 ante los Golden State Warrios y, al menos dos veces más, cuando relató un incidente que involucró a un miembro de la familia de un jugador.  

Además, el informe también desvela un capítulo en el que el banquero de Arizona le dijo a un entrenador de color, en repetidas ocasiones, que odiaba "la diversidad". Sarver se excusó sobre el incidente a los investigadores y argumentó que los asistentes a la reunión habían "caracterizado erróneamente el suceso": "Cuando digo que odio la diversidad, me refiero a que la gente no está de acuerdo y eso no me gusta". Tanto el entrenador como el testigo presente en la discusión entendieron que el intercambio de impresiones versaba sobre la raza. 

Más allá de todos estos desagradables capítulos, muchos testigos expresaron la opinión de que Sarver era responsable del comportamiento problemático de otros empleados, pues había provocado un ‘efecto goteo’ hacia sus subordinados directos y, estos a su vez, se habían encontrado con "la licencia de maltratar a sus subalternos", generando todo ello un ambiente insostenible en la franquicia desde hace ya muchos años. 

Pese a las numerosas evidencias, el bufete de abogados independiente concluyó que "la investigación no muestra que la conducta de Sarver estuviera motivada por una animadversión racial o basada en el género", lo que en principio ha bastado para que el mandatario salve su cabeza de una suspensión total de sus funciones y la venta obligada de la franquicia. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats