Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana y media

De juancarlistas a felipistas

De juancarlistas a felipistas

De juancarlistas a felipistas

17 lunes

Varazos

La constitución de los ayuntamientos siempre depara frivolidades ajenas a la política nacional o autonómica. Un pleno es fundamentalmente una reunión de vecinos que discuten el programa de fiestas o la derrama del IBI y este debate carece de las coordenadas geográficas derecha-izquierda o las viscerales del nacionalismo. Cualquier pueblo debe gestionar la recogida de basuras y los resultados electorales pueden hacer inevitable que un concejal de PP y otro de Bildu pacten para que las calles no apesten. Además, existe un ingrediente personal que vicia entendimientos lógicos o favorece absurdos aparentes. No es excepcional que un respetable señor de derechas haga alcalde a un rojo peligroso si otro respetable señor de derechas le debe dinero o sale con su mujer. Como comprenderán, la casuística es inagotable y a menudo resulta provisional: en muchos ayuntamientos como el de Huesca están urdiéndose mociones de censura cuarenta y ocho horas después de su constitución. El reverso del tobogán oscense se encuentra en Melilla, cuyo alcalde-presidente es el único concejal de Ciudadanos. Intuyo sus primeras palabras tras el cuponazo: «El pueblo de Melilla ha hablado».

18 martes

Los cachorros

Rivera e Iglesias tal vez llegaron a creer que su impetuosa juventud devastaría las fortalezas tradicionales, pero han terminado enmarañándose en la tela de araña tejida durante lustros por PP y PSOE en cada rincón electoral y casi invulnerable por más escobazos que se le propinen. Iglesias al menos cuenta con el placebo ministerial, pero Ciudadanos se halla en la posición del asno de Buridan, que no lograba decidirse por uno de los dos montones de heno hasta que finalmente moría de hambre. El primer montón de heno es Ciudadanos como partido bisagra imprescindible para que PP o PSOE puedan gobernar; el segundo, desbancar al PP y convertirse en el gran partido de la derecha. Aunque Rivera ande errado en el asunto de Barcelona (la teoría del mal menor aconsejaba apoyar a Colau frente a la terrorífica posibilidad de un alcalde de Esquerra), quienes se inclinan por resituar a Ciudadanos entre PSOE y PP con milimétrica equidistancia ofrecen algún argumento que provoca estrabismo, verbigracia, la comparación con el FPD alemán, el sempiterno tercer partido ambidextro. Le están pidiendo a Rivera que renuncie a ser presidente de gobierno para la eternidad y estos sacrificios se consideran extravagantes en España.

19 miércoles

El trono y la picota

Se cumplen cinco años de reinado de Felipe VI y el aniversario ha merecido una encuesta con resultados reveladores para quienes todavía creen en las encuestas publicadas. Parece ser que hay más partidarios de Felipe VI que monárquicos, una letanía heredada en la que los «juancarlistas» de antaño son ahora «felipistas». Qué tiempos aquellos en que «felipismo» era una forma de vida y no una forma de Estado. Otro dato es que existe una abrumadora mayoría republicana en Cataluña y el País Vasco mientras que los pilares geográficos de la monarquía son Andalucía y Madrid, lo que confirma que en España nada ha cambiado esencialmente desde los Reyes Católicos. En nuestra comunidad hay un empate perfecto, algo que tampoco ha variado en seis siglos. Tienen una innegable densidad morbosa las simpatías de los encuestados por los miembros de la familia real. Como se suponía, la reina Sofía es la más apreciada; como se temía, la reina Letizia no cae bien. Lo cierto es que recuerda a una María Antonieta altiva a quien incomoda el gentío. Por contraste, Sofía chapotea junto a la multitud sin que nadie repare en la corona.

20 jueves

Los comediantes

Cuando Ábalos (otro de los ministros dicharacheros en funciones) descartó los contactos con Vox y Bildu porque «no son partidos constitucionales», admiré el desparpajo con que incluía en la misma categoría amoral a una burbuja zarzuelera y a los blanqueadores del terrorismo. Sin embargo, una de las escasas certezas que proporciona la dirección del PSOE es su capacidad para decir una cosa y hacer la contraria. Ayer, los socialistas navarros pactaron la legislatura con PNV y Bildu y cabe suponer que el «nihil obstat» de la superioridad madrileña implica eventuales consecuencias para la investidura de Sánchez. La psicodélica realidad demuestra que el PSOE se ha especializado precisamente en pactar con partidos inconstitucionales para a continuación culpar del desliz al prójimo constitucionalista. Es difícil imaginar a Felipe González negociando una moción de censura con Puigdemont, Otegui y Junqueras, pero algunas causas se hallan a la bajura de los hombres que las sirven y jamás debe despreciarse el efecto corrosivo de la ambición. Les adelanto el dictamen reglamentario de los tertulianos de TVE: «La intransigencia de PP y Ciudadanos fuerza al PSOE a buscar apoyos no deseados».

21 viernes

La tarta del delito

Un programa de radio incita cada mañana a los oyentes a adivinar si determinada noticia es verdadera o falsa. Hace una semana fue «un hombre ofrece cambiar a su suegra por una víbora y pagar la diferencia» (era parcialmente falsa: nadie aceptó el trueque) y esta mañana ha sido «dos inspectores de Hacienda irrumpen en un banquete de boda y embargan la tarta nupcial». La oyente seleccionada ha respondido que la noticia era falsa y se ha quedado sin premio. Ocurrió hace unos días en una finca extremeña y los investigados no eran los novios sino la empresa de cáterin. No logro imaginar a un inspector de Hacienda exigiendo la factura del convite a una novia justificadamente histérica mientras el otro devuelve la tarta «Red Velvet» a la nevera y dos guardias civiles intentan sujetar al novio. Uno de los primeros libertarios del siglo XIX profetizó con fatalismo la gradual intromisión del Estado en los asuntos del individuo y estoy seguro de que este esperpento habría desbordado sus temores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats