Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivir: ¿Una maravillosa odisea?

Personajes, ciudadanos curiosos

Siempre decimos que somos únicos, y eso que en que en el mundo hay 7.550 millones de personas. Todos somos diferentes, pero tenemos ciertos rasgos comunes; aunque no es el caso de todos y pienso comentarles algunos.

Personajes, ciudadanos curiosos

Personajes, ciudadanos curiosos

Puede que unos cuantos procedan de la imaginación de quienes los crearon, los incluimos en la mitología o las religiones, otros conviven aun con nosotros y son el resultado de alguna malformación genética.

Entre los primeros incluyo a los cíclopes, que imaginó sabe bien tenían un solo ojo, localizado en la parte central de la frente.

También son personajes mitológicos las sirenas, mujeres que, en vez de muslos y piernas en sus extremidades inferiores, tenían el equivalente a la cola de un pez. Hay una escultura bonita de la sirenita en Copenhague

La literatura está llena de gigantes y enanos. Los humanos tenemos una talla determinada, pero también es cierto que algunos tienen alteraciones hormonales que la modifican. Si hay exceso de la producción de hormona de crecimiento, también llamada somatotropina, antes de que los cartílagos de conjunción que de niños tenemos en los huesos largos para que crezcan se osifiquen, crecemos en exceso; al afecto le llamamos gigante. De igual manera si falla esa hormona, u otras que influyen el crecimiento, como las producidas por la glándula tiroides, el sujeto queda corto de talla y le llamamos enano.

Hay quien nace con sus dos ojos normales, pero si hay una lesión en los nervios o músculos que mueven los globos oculares, las imágenes luminosas que penetran en cada uno por la pupila, y se proyectan en la retina, no coinciden, entonces esa persona ve doble. Decimos que tiene diplopía.

Otros no presentan alteración en los ojos, pero cuando miran confunden los colores, especialmente el rojo y el verde; padecen lo que llamamos daltonismo, y se debe a que en el interior de esos globos hay un fallo en las células que se encargan de captar el color, los conos y los bastones.

Convivimos con personas que tienen dificultad para ver de cerca, miopía, o de lejos, hipermetropía, porque el tamaño del globo ocular es menor o mayor de lo normal y las ondas luminosas se proyectan con nitidez antes o después de la retina.

Hay quien no ve claro, tiene cataratas, es decir, calcificaciones en la lente del cristalino, ubicada en el interior del globo ocular.

La hemeralopia es un padecimiento donde el paciente percibe visión borrosa bajo fuerte iluminación, también se le llama efecto de encandilamiento, y puede ocurrir aun con iluminación normal. Se considera síntoma de una retinopatía, ya sea hereditaria o resultado de una alteración de la capa coriocapilar (capa de Ruysch) de la membrana coroide.

Sabe que Pinocho es un personaje de la literatura infantil que tenía una gran nariz, y le crecía cada vez que decía una mentira. Las aventuras de Pinocho es una obra literaria escrita por el autor italiano Carlo Collodi. Fue publicado en Italia en el periódico «Giornale per i bambini».

Hay personas que nacen con un daño en las extremidades, no se les desarrollan bien. Es lo que llamamos facomatosis. En España hubo una epidemia causada por la ingesta en las embarazadas de un fármaco para evitar las náuseas y vómitos, era la talidomida. La tomaban entonces y se alteraba el desarrollo en el ser que tenían en el útero causado por toxicidad del medicamento.

Otros nacen con un desarrollo normal de las manos, pero sus dedos están unidos por una membrana, algo parecido a que tienen las ranas; lo llamamos sindactilia; en otros esa parte del cuerpo les es muy fina, asemeja a las patas de las arañas, y decimos que tienen aracnodactilia.

Y hay quien tiene dedos normales en su raíz, pero en la parte distal esos dedos están engrosados, hablamos de dedos en palillos de tambor, o acropaquias. Éstas pueden tener un origen genético, o aparecer después de nacer y deberse a una enfermedad que causa que esa zona del cuerpo reciba sangre mal oxigenada, por ej. una comunicación anormal entre las cavidades cardiacas, que hace que la sangre llegue poco oxigenada a los órganos.

Otros tienen extremidades normales pero su piel es muy elástica, son capaces, por ej., de echar hacia atrás el dedo índice hasta tocar la muñeca. Padecen lo que se llama síndrome de Ehrles Danlos, defecto genético de la síntesis del tejido fibroso o colágeno.

Sabe que a los ángeles se les atribuye tener alas; y también a algunos humanos una lengua viperina, como la de las serpientes; en general si lo que dicen está lleno de maldad.

De igual manera a los hombres que su pareja les engaña con otra persona, y ellos consienten, se dice que tienen cuernos, que son cornúpetos. Sabe que Capricornio es un signo del zodiaco que se representa con la Cabra Amaltea, que amamantó a Zeus, y no fue el único personaje curioso ya que el Minotauro era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro. Su nombre significa «Toro de Minos», y era hijo de Pasífae y el Toro de Creta. Fue encerrado en un laberinto diseñado por el artesano Dédalo, hecho expresamente para retenerlo, ubicado en la ciudad de Cnosos en la isla de Creta.

Algunos, a pesar de tener dos orejas, en ellas tienen varios lóbulos, se dice que padecen poliotía.

Hay personas que tienen una nariz normal, pero si está dañado en ellos el nervio olfatorio, o hay lesión en el interior de la nariz puede que no puedan oler, la pérdida de la capacidad de olfación se llama anosmia.

Dentro de lo que es peculiar hay algunos que tienen el labio superior partido en dos, se llama labio leporino, e incluso pueden tener el paladar hendido. Es un defecto en el desarrollo del recién nacido.

Otros, en vez de tener el orificio de salida de la uretra en la punta del pene, lo tienen en algún lugar a lo largo del mismo, es lo que se llama hipospadias.

¿Verdad que en este mundo convivimos muchos humanos peculiares?

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats