Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fundesem negocia con el Consell el pago de más de un millón en alquileres atrasados

La sede de la escuela de negocios es propiedad del Ivace, que ya ha reclamado formalmente el dinero

Una de las goteras que se produjeron ayer en las aulas de Fundesem que el centro quiere reparar.

Una de las goteras que se produjeron ayer en las aulas de Fundesem que el centro quiere reparar. información

Fundesem se encuentra en negociaciones con el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) para acordar un plan de pagos que le permita satisfacer la deuda de más de un millón de euros que arrastra por el alquiler de su sede, en la calle Deportistas Hermanos Torres de Alicante. Tanto los responsables de la escuela de negocios, como los del organismo público -propietario del inmueble- aseguraron ayer a este diario que confían en alcanzar un acuerdo que garantice la continuidad de la actividad del centro en su actual ubicación. A pesar de ello, la abogacía de la Generalitat también ha presentado en el juzgado una reclamación de cantidad por los atrasos, tal y como establece la legislación en estos casos, al haberse cumplido el pasado 28 de febrero el contrato de arrendamiento por diez años que mantenían ambas instituciones, sin que antes haya habido un pacto sobre las cantidades pendientes ni sobre la renovación del alquiler.

La sede de Fundesem fue construida a mediados de los noventa por el entonces Impiva sobre una parcela cedida por el Ayuntamiento de Alicante. Desde un principio se planteó con la doble función de albergar la delegación de este organismo en la provincia -hoy transformado en el Ivace- y también la de acoger las instalaciones de la escuela de negocios, a cambio de un alquiler, que se renueva cada diez años.

Los problemas de impago comenzaron en el año 2011, todavía con el anterior consejo rector, cuando Fundesem dejó de abonar los gastos compartidos de funcionamiento del edificio. Un año más tarde, cuando la crisis económica llevó a la escuela de negocios a entrar en pérdidas, se dejó de abonar también el alquiler, que ya nunca más se ha pagado, ni siquiera tras el cambio de equipo rector que se produjo a finales de 2013 que, eso sí, trató de negociar una salida.

Sin embargo, las conversaciones no avanzaron lo suficientemente rápido -el relevo en el Consell tampoco ayudó a que prosperaran- y, finalmente, la Generalitat envió un primer requerimiento para exigir el pago de la deuda en julio pasado. Desde Fundesem se propuso entonces un plan de pagos consistente en el abono en efectivo de 350.000 euros y el pago de otros 650.000 en un plazo de diez años.

Desde el Ivace no veían con malos ojos el plan, que suponía el pago íntegro de la deuda, pero señalaron que, al tratarse de un organismo público, el aplazamientos de los pagos exige la presentación de un aval por la misma cantidad. Una condición prácticamente imposible de conseguir por Fundesem, una fundación que no tiene apenas bienes propios y con un patrimonio negativo de 1,4 millones de euros por los números rojos de los últimos años, a pesar de que el en curso 2015-2016 ya logró incrementar de nuevo su cifra de negocios (hasta los 2,4 millones de euros) y el presente curso continúa con esa mejora. De ahí que el propio Consell confíe en su capacidad para generar ingresos suficientes.

La última propuesta de los responsables de Fundesem consiste en abonar en efectivo los mismos 350.000 euros y hacerse cargo de las reparaciones que necesita el edificio que, según un informe del Colegio de Arquitectos, se cuantifican en cerca de 500.000 euros y que se descontarían de la deuda. De esta forma, sólo habría que avalar unos 160.000 euros, una cantidad que los responsables de la escuela de negocios consideran asequible. Ayer mismo varias aulas registraron goteras por las lluvias.

Desde el Ivace todavía deben estudiar la propuesta. No obstante, su directora general, Júlia Company, aseguró ayer a este diario que su intención es «seguir negociando» con el objetivo de encontrar una solución que permita la continuidad del centro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats