Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante fue la provincia más beneficiada por la fuga de depósitos de Cataluña

El volumen de dinero guardado en cuentas de la provincia se incrementó en 4.917 millones durante el último trimestre de 2017

Alicante fue la provincia más beneficiada por la fuga de depósitos de Cataluña

Alicante fue la provincia más beneficiada por la fuga de depósitos de Cataluña

Nunca, ni en pleno «boom» económico, había habido tanto dinero guardado en los bancos de la provincia -casi 39.000 millones de euros- aunque, desafortunadamente, una parte significativa de estos fondos corresponde a residentes de otras zonas de España, en concreto, de Cataluña. Según los datos oficiales difundidos ayer por el Banco de España, Alicante fue la demarcación que más incrementó el volumen de depósitos durante el último trimestre del año pasado, coincidiendo con la fuga de fondos que registraron las sucursales catalanas en el punto álgido del proceso independentista.

Y es que en los tres meses que siguieron a la celebración del referéndum del 1 de octubre, las oficinas financieras radicadas en la comunidad vecina vieron evaporarse casi 31.400 millones de euros, el 16,9% de todo el ahorro que guardaban. Aunque una parte de este descenso se debe al proceso de trasvase de dinero desde los depósitos a plazo a fondos de inversión que se registra en todo en país, otra parte muy significativa se debe a las denominadas «cuentas espejo» que las entidades ofrecieron a sus clientes para evitar que se llevaran el dinero a la competencia.

Un mecanismo que permitía garantizar a los clientes que sus ahorros seguirían protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos Español y la supervisión del BCE incluso en el caso improbable de que Cataluña lograra la independencia. El resultado fue que las sucursales de las provincias limítrofes con Cataluña dispararon sus saldos. Así, el volumen de depósitos en Huesca se incrementó en 1.019 millones; en Zaragoza creció en 1.281 millones; en Teruel en 247; o en Castellón en 1.045, según fuentes oficiales.

Sin embargo, fue Alicante la provincia que registró el mayor aumento. Nada menos que 4.917 millones de euros al pasar de un saldo total de 34.060 millones a otro de 38.977. El motivo no es otro que la decisión del Banco Sabadell de centralizar en la provincia todas las «cuentas espejo» de sus clientes para facilitar su gestión. Para ello, el banco presidido por Josep Oliu optó por crear una «sucursal virtual» que ubicó en su nuevo domicilio social, en la avenida de Óscar Esplá de Alicante.

Este trasvase, aunque sólo sea contable, ha elevado el volumen de depósitos bancarios de la provincia -lo que incluye el dinero guardado en depósitos a plazo y el de las cuentas corrientes y de ahorro- hasta su máximo histórico, ya que el anterior récord, que se alcanzó en septiembre de 2008, se situó en 36.543 millones, según los datos del Banco de España.

Siguen en Alicante

Además, según las fuentes consultadas, por el momento el dinero trasvasado a estas «cuentas espejo» sigue todavía en ellas. Es decir, no se ha producido una reversión ya que los clientes que tomaron la decisión de sacar su dinero de Cataluña han optado por mantenerla. Entre otras cosas, porque no afecta a su operativa habitual con el banco.

Al igual que ha ocurrido con Alicante, también Valencia ha visto incrementar su saldo de depósitos durante el pasado trimestre, tras el traslado de sede de CaixaBank, aunque en este caso sólo en 1.256 millones.

No obstante, cabe señalar que el volumen total de depósitos de España se redujo entre septiembre y diciembre de 2017 debido a que muchos usuarios están sacando su dinero del banco para invertirlo en fondos ante la nula rentabillidad de los productos bancarios tradicionales. Esto explica que, además de Cataluña, también sufrieran caídas de su saldo -aunque no tan acusadas- las sucursales de otras zonas del país como Madrid (-8.023 millones), Baleares (-789) o Murcia (-78), entre otras.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats