Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pisos nuevos, solo para ricos

La vivienda de alto standing acapara la nueva construcción en la provincia y dispara el precio medio de las casas que se venden a más de 200.000 euros por primera vez en la historia

Los pisos nuevos, solo para ricos

Quien esté pensando en adquirir alguna de las más de 7.000 viviendas que se han iniciado este año en la provincia, va a tener que preparar un buen fajo de billetes. A pesar de que la recuperación del sector ya lleva prácticamente un lustro en marcha, lo cierto es que la inmensa mayoría de la nuevas promociones que arrancan en la zona se concentran casi exclusivamente el segmento de alto standing o, como mucho, en un nivel medio-alto. Una realidad que sitúa el coste de estas nuevas casas fuera del alcance de una buena parte de la población, que debe conformarse con buscar en el mercado de segunda mano.

Así lo reflejan los últimos datos del Ministerio de Fomento, que aseguran que el precio medio de las viviendas de obra nueva que se venden en estos momentos en Alicante supera los 200.000 euros por primera vez en la historia. En concreto, durante el tercer trimestre se situó en 202.690 euros. Nunca antes, ni siquiera en plena burbuja, el coste medio de los inmuebles nuevos había alcanzado semejante cifra. En 2008, por ejemplo, se quedó en 182.784 euros.

Sin embargo, como insiste el presidente de la Asociación Provincial de Promotores de Alicante (Provia), Antonio Fernández, esto no significa que la vivienda sea ya más cara que antes de la crisis. Al contrario, el metro cuadrado sigue bastante por debajo de su cota máxima. «La misma vivienda vale hoy entre un 20% y un 25% más barata que en 2008, lo que ha cambiado es el tipo de casas que hay en el mercado», señala Fernández.

Así, el presidente de los promotores alicantinos recuerda que en estos momentos han desaparecido del panorama las VPO, que antes del estallido de la crisis suponían un porcentaje muy significativo de los pisos que se construían, y tampoco se están levantando bloques de viviendas en barrios populares, como también ocurría entonces, lo que rebajaba ese precio medio.

Cuestión de demanda

«Por desgracia, la demanda de obra nueva se sigue concentrando mucho en los compradores extranjeros que buscan segundas residencias en la costa, y en la vivienda de reposición -la que protagonizan aquellos que ya tienen casa y que buscan una mejor-, que son dos segmentos que quieren calidades más elevadas y pueden pagar más. La demanda de primera residencia, la de las parejas jóvenes, sigue estando complicada por la situación del mercado laboral y de los salarios», señala el presidente de Provia, quien niega que la actual falta de oferta a precios más asequibles se deba a la menor rentabilidad de estas promociones. «El porcentaje de beneficio para el promotor en uno y otro caso es el mismo», asegura el empresario.

En cualquier caso, lo cierto es que en estos momentos la obra nueva apenas supone un 11,3% del total de compraventas de inmuebles que se realizan en la provincia, frente al 88,7% de la segunda mano, donde el precio medio de la vivienda que se vende se sitúa en 118.066 euros, aún muy alejado de los 150.000 que llegó a alcanzar durante la burbuja.

En concreto, hasta septiembre se escrituraron en Alicante 3.756 transacciones de viviendas de nueva construcción, lo que generó un volumen de negocio de 764,6 millones de euros, un 19,2% más que el año anterior. No obstante, hay que tener en cuenta que la estadística sólo recoge las operaciones que se formalizan en los registros y deja fuera las numerosas compraventas sobre plano que existen y que no se contabilizan hasta que se entrega la casa. El precio medio de cada transacción fueron los citados 202.690 euros frente a los 187.938 del año pasado, es decir, que se incrementó un 7,8%.

Más de 4.000 millones

En total, entre enero y septiembre de este año se vendieron en la provincia 33.199 viviendas de todo tipo, lo que supone un incremento del 14,95% sobre el año anterior y refleja la robustez de la recuperación. Del total de transacciones, 15.826 estuvieron protagonizadas por extranjeros, es decir el 47,67% del total, con un incremento sobre el mismo periodo de 2017 del 11,9%. El conjunto de transacciones sumó un importe de 4.035 millones de euros, un 20,7% más que el año pasado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats