Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sabadell pisa el acelerador en Alicante

La provincia concentra el 9,33% de todo el nuevo crédito concedido por la entidad durante el último año, con 5.576 millones de euros

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ayer, en la presentación de resultados de la entidad.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ayer, en la presentación de resultados de la entidad. información

La apuesta del Sabadell por fijar su domicilio social en Alicante parece que también ha servido de acicate para su negocio en la zona. De acuerdo con los datos que distribuyó ayer la entidad, coincidiendo con la presentación de sus resultados anuales, el banco concentró en la provincia el 9,33% de todo el nuevo crédito que concedió el año pasado, es decir, casi uno de cada diez nuevos préstamos. Una cifra más que significativa si se tiene en cuenta que solo dos años Alicante apenas sumó el 3,4% de la nueva financiación aprobada por el grupo presidido por Josep Oliu.

En total, el Sabadell prestó en la provincia 5.576 de los 59.740 millones de euros que firmó en todo el país, lo que supone, además, un incremento del 9% sobre las cifras del ejercicio anterior. El mayor volumen de financiación fue para el sector empresarial, que recibió 5.104 millones de euros, 444 millones más que a lo largo de 2017. Todo un indicador, por un lado, de la recuperación de la actividad en la provincia y, por otro, del empeño del banco por mejorar sus cifras en la zona, donde tiene su mayor cuota de mercado de todas las provincias españolas.

Aún mayor fue el incremento del crédito destinado a los particulares, aunque los volúmenes totales sean más modestos. Fueron 472,2 millones de euros, un 18% mas que durante el año precedente. En este segmento de clientes destacó especialmente la producción de nuevas hipotecas, impulsada por la buena marcha del mercado inmobiliario de la provincia, una de las que más operaciones de compraventa registra de todo el país. A pesar del freno que supuso en la última parte del año el lío del Supremo con el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, el Sabadell logró cerrar el ejercicio con 3.502 hipotecas firmadas, 635 más que en el ejercicio anterior, y un volumen de dinero prestado de 338 millones de euros, lo que supone un incremento del 29,5%.

Por su parte, el crédito al consumo, que la entidad canaliza en gran parte a través de su filial Sabadell Consumer Finance, sumó otros 199,1 millones de euros, un 24,1% más que en el mismo período del año anterior.

Pero el dinamismo comercial del equipo que en la Comunidad Valenciana dirige Jaime Matas también alcanzó a otro tipo de productos. Así, durante el pasado ejercicio el banco captó 44.128 nóminas, lo que representa el 16% de todas las que se domiciliaron por la entidad a nivel nacional. Del mismo modo, la contratación de seguros creció hasta las 152.955 operaciones, que generaron unas primas por valor de 118,9 millones de euros, un 35,5% más.

A nivel autonómico, el Sabadell concedió 9.806 millones de euros en nueva financiación en el conjunto de la Comunidad, un 7,2% más, de los que 9.132 fueron para empresas, con un incremento del 6,2%. Del mismo modo, se firmaron 5.096 hipotecas, por valor de 495 millones, un 30% más.

La sede no se mueve

Con estas cifras se entiende mejor que el presidente del Sabadell, Josep Oliu, reiterara ayer que la entidad no contempla un nuevo cambio de sede, después de que en octubre de 2017 apostara por fijar su domicilio social y fiscal en Alicante para frenar la fuga de depósitos y la caída de su cotización por la incertidumbre generada por el desafío independentista. «No, lo que ocurrió, ocurrió y no hay nada sobre la mesa, aunque en esta vida no hay nada definitivo», señaló a preguntas de un medio catalán. Una respuesta que provocó que se le repreguntara sobre el tema, ante lo que se mostró mucho más taxativo. Tras aclarar que la coletilla final, que parecía abrir la puerta a un regreso, era solo «filosofía vital», recalcó que «cambiar de sede es una cosa muy difícil» y que, «en estos momentos, en la situación que vivimos, no es un tema previsto. Ni tan solo en contingencia. Quédense tranquilos», apuntó a modo de conclusión el banquero.

Campaña para convertir las hipotecas con IRPH

Tanto el presidente del Sabadell, Josep Oliu, como el consejero delegado del banco, Jaume Guardiola, lamentaron ayer la «inseguridad jurídica» que se puede generar si el Tribunal de Justicia de la UE anula el IRPH, el índice alternativo al euríbor que utilizaban muchas cajas, entre ellas la CAM. Su mayor rigidez ha hecho que quienes lo tienen no se hayan beneficiado igual de la caída de tipos, lo que ha generado denuncias. Para anticiparse, el banco está realizando una campaña para ofrecer a los afectados la posibilidad de convertir su hipoteca a tipo fijo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats