Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos ultiman propuestas para reducir el impacto del ERE de Levantina

La empresa mantiene el número de 274 afectados en el Medio Vinalopó y el cierre de la factoría 1 tras la segunda reunión

Imagen de archivo de una cantera del Medio Vinalopó.

Las dos primeras reuniones de las mesas de negociación de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) planteados por la marmolera Levantina para las plantas de Novelda y la cantera de Monte Coto, que afectan, a priori, a 274 trabajadores del Medio Vinalopó, se han centrado en el debate de las causas económicas argumentadas por la multinacional del mármol y referente del sector en España para presentar la reestructuración laboral. En la reunión del martes, la compañía, ahora controlada por el fondo británico Bybrook, no varió sus planteamientos iniciales y mantuvo el número de empleados afectados, así como el cierre de la factoría Novelda 1. Levantina insistió en la caída de las ventas en el ámbito nacional e internacional para plantear una reorganización, que pasa por adecuar la plantilla y la producción a la demanda actual del mercado.

Al finalizar esta segunda reunión, los sindicatos interpretaron que la empresa persisitía en su postura y que «tampoco daba más detalles acerca del plan de negocio para el futuro, como le habíamos pedido. Apenas ha señalado los planes de potenciar las líneas comerciales e incidir en la venta de material con mejores precios para aumentar la rentabilidad, además de mejorar la distribución comercial», según señalaron ayer Miguel Ángel Mira, de CC OO, y Pascual Gosálvez, del Colectivo de Trabajadores (Asociados). Así, los representantes de los empleados han decidido que hasta la nueva reunión del próximo martes, las mesas negociadoras (la de las plantas y la de la cantera) se van a reunir para diseñar su plataforma con propuestas alternativas con el fin de minimizar el impacto del ajuste.

Tradicionalmente, entre las medidas alternativas que suelen poner sobre la mesa los representantes de los trabajadores son suspensiones temporales de empleo o reducciones de jornada para intentar reducir el número de despidos, entre otras propuestas.

Reunión con Vallejo

Por otra parte, el director territorial de Presidencia de la Generalitat, Esteban Vallejo, se reunió ayer con los representantes de los trabajadores para conocer el impacto de la reestructuración y cuál es la situación por la que atraviesa el sector del mármol. Según explicó Miguel Ángel Mira, A Vallejo se le trasladó la necesidad de que todas las administraciones unan sus fuerzas en la actual situación y que no sólo se apoye con medidas o proyectos a los que, finalmente, se vean afectados por el ERE, «sino que, también, se respalde al sector y a toda una comarca, donde la piedra natural es un importante motor económico», añadió el representante del sindicato CC OO.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats