Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La entrada de Uepal en la CEV empieza a tomar forma

La organización de Sellés aprueba la reforma estatutaria necesaria para ingresar en la patronal de Navarro

De izquierda a derecha, Salvador Navarro, Miguel Ángel Javaloyes y Perfecto Palacio, en la junta de ayer.

De izquierda a derecha, Salvador Navarro, Miguel Ángel Javaloyes y Perfecto Palacio, en la junta de ayer.

La entrada de la Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (Uepal) en la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) parece que va en serio, pese a las suspicacias que se habían despertado en las últimas semanas ante la posibilidad de que finalmente se pudiera frustrar el alta. En el tiempo de descuento, pero la organización presidida por Juan José Sellés celebró ayer una asamblea general ordinaria en la que uno de los puntos -el más importante- era la ratificación del cambio de sus estatutos, que, a partir de ahora, delimitan el ámbito de actuación de Uepal a la provincia de Alicante, y no a la Comunidad, como sucedía hasta la fecha. Una modificación que ya se aprobó en la junta directiva extraordinaria -la que tuvo lugar el pasado 18 de marzo- en la que la organización que se levanta sobre los reductos de la desaparecida Coepa dio el plácet a su entrada en la CEV. La reforma, en cualquier caso, no era banal, era la condición sine qua non que se había establecido para que Uepal pudiera acabar ingresando en la patronal que preside Salvador Navarro y que lidera Perfecto Palacio en Alicante. De lo que se trataba era de evitar que un colectivo intersectorial tuviera el mismo ámbito territorial -el autonómico- que la confederación.

Las alarmas se habían encendido especialmente en los últimos días. La CEV tenía previsto celebrar ayer la última junta directiva y el último comité previos a la asamblea anual del próximo 14 de mayo. La aspiración era llegar a esos cónclaves no solo con el alta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de la Comunidad Valenciana, sino también con la de Uepal, para que el órgano asambleario pudiera ratificarlos. ATA llegó, Uepal no. De hecho, fue ayer por la mañana cuando los alicantinos volvieron a remitir la documentación, aunque, como ya ocurrió hace unas semanas, de forma incompleta. Entre otras cuestiones, faltaba el cambio de los estatutos, que debía materializarse en la asamblea ordinaria convocada por Uepal para ayer por la tarde. Ahora, pasado este trámite, quedará que lleguen al Registro Autonómico de Asociaciones y que se vuelvan a enviar a la CEV, que, de este modo, ya podría dar luz verde al alta.

En cualquier caso, para que el ingreso pueda acabar concretándose es necesario que la confederación convoque a su junta directiva. Por eso, la CEV podría acabar celebrando una junta extraordinaria con carácter previo a la asamblea general del próximo 14 de mayo para, en el caso de que Uepal ya haya remitido toda la documentación necesaria, pueda entrar con carácter inminente, sin necesidad de esperar a la junta de junio, lo que obligaría a que la ratificación se pospusiera hasta el próximo año. De hecho, en la cúpula de la CEV se interpretó como un gesto de buena voluntad la entrega de los papeles ayer por la mañana, aunque fuera de forma incompleta, y la posterior celebración de la asamblea por la tarde. De ahí que ahora se baraje esa otra reunión para que se pueda acelerar el ingreso de Uepal.

Mientras tanto, desde la organización alicantina, aunque su presidente, Juan José Sellés, mantuvo el mutismo que le ha caracterizado en las últimas semanas, algún empresario presente en la asamblea confirmaba que Uepal había hecho lo que tocaba: aprobar ese cambio de estatutos necesario para dar carpetazo a la «bicefalia» empresarial en la provincia. Una pugna por la representatividad en la provincia entre dos organizaciones que cada vez más empresarios, incluso desde dentro de Uepal, denunciaban que no tenía sentido. De hecho, alguno de los presentes trataba de quitar hierro a la demora a la que se había visto sometida la convocatoria de la asamblea de la organización de Sellés, y alegaba que todo se había debido a la coincidencia de varios festivos y a la necesidad de que una asamblea de este tipo cuente con el quórum necesario.

De momento, y junto a ATA Comunidad Valenciana, también se incorporaron ayer a la patronal autonómica la empresa alicantina de gestión tributaria GTT y el Club de Marketing del Mediterráneo. El turno de Uepal ahora sí parece cuestión de tiempo.

Informe de perspectivas

La CEV también aprovechó la sesión de ayer para presentar a su comité ejecutivo y a junta directiva un pequeño informe de coyuntura y perspectivas económicas en el que pone el foco, de forma literal, en que, «en un entorno de ralentización sincronizada de crecimiento mundial», la economía valenciana avanzará en 2019 a tasas superiores al 2%. De hecho, ese documento admite que la pérdida de dinamismo de la demanda interna y del sector exterior van a afectar al vigor registrado en años anteriores, pero, aún así, el crecimiento de la economía valenciana en 2019 será sensiblemente mayor al previsto para el conjunto de la Unión Europea. Eso sí, en el documento de la patronal se apunta que el avance se desarrollará con una mayor dispersión entre las distintas ramas productivas y será compatible con la creación de empleo neto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats