Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proveedor de equipos de higiene Jofel deja atrás el concurso de acreedores

La compañía logra un acuerdo para cerrar las reclamaciones por la quiebra de su antigua filial de papel

El proveedor de equipos de higiene Jofel deja atrás el concurso de acreedores

El proveedor de equipos de higiene Jofel deja atrás el concurso de acreedores

El fabricante y proveedor alicantino de sistemas de higiene Jofel Industrial ha logrado superar definitivamente el concurso de acreedores que solicitó en marzo de 2014, ante la imposibilidad de hacer frente a unas deudas de más de 43 millones de euros, por la caída de las ventas que provocó la crisis y la liquidación de su filial de fabricación de papel Virtisú. Así lo recogía ayer el Boletín Oficial del Registro Mercantil al hacerse eco del auto de conclusión del concurso aprobado por el juzgado de lo Mercantil número 1 de Alicante el 25 de abril.

Tras solicitar la antigua suspensión de pagos, Jofel presentó un complejo plan de viabilidad que llevó a segregar la empresa en dos. Por un lado, se creó una nueva sociedad -Atalayas Building Properties- a la que se traspasó el negocio inmobiliario, consistente básicamente en la tenencia de unas naves industriales en el polígono de Las Atalayas, que ahora ocupa la juguetera Famosa en alquiler, junto con sus correspondientes cargas, es decir, con sus hipotecas. Mientras, Jofel se quedó propiamente con la parte industrial del negocio, con el que diseña y comercializa equipamiento, como secamanos, dispensadores de jabón, de papel, o cambia-pañales para baños públicos, entre otros. Esta firma se hizo cargo del resto de préstamos con un plan de pagos a seis años y una quita del 55%.

El problema llegó cuando se declaró a la firma culpable del concurso de su filial Virtisú y se la condenó a indemnizarla con 26 millones de euros. Jofel presentó varios recursos que fueron desestimados y los auditores de la firma advirtieron en sus cuentas de la amenaza que suponía esta losa para su continuidad. Ante la posibilidad de no recibir nada si la firma quebraba, la administración concursal de Virtisú aceptó un acuerdo para finiquitar la deuda con el pago de un único abono de 5,9 millones que se efectuó en diciembre y ahora ha permitido cerrar por adelantado el concurso de la mercantil alicantina.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats