El presidente de CEV Alicante, Perfecto Palacio, el presidente de la Fundación Étnor, Enrique Belenguer, y la directora de la Cátedra de Responsabilidad Social de la Universidad de Alicante (UA), Irene Bajo, han inaugurado esta tarde en Alicante el ciclo de conferencias sobre Ética Empresarial. Esta es la primera de una serie de jornadas que las tres organizaciones van a promocionar, centradas en el compromiso social de las empresas. En esta ocasión, el acto ha contado con la conferencia magistral de Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía Jurídica, Moral y Política de la Universidad de València, sobre "El Papel de la empresa en la sociedad". Posteriormente, ha intervenido en la jornada Adolfo Utor, presidente de Baleària. Al acto también ha asistido el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), Salvador Navarro.

Adela Cortina ha indicado en su poencia, parte central de la jornada, que el nuevo paradigma de las empresas es que éstas deben asumir el interés de todos los afectados por su actividad. "En el debate de la inteligencia artificial y la transformación digital, la parte técnica es fundamental, pero la parte ética también ¿O no es importante el impacto que va a tener por ejemplo en el empleo? ", ha señalado.

La catedrática también ha recordado que la crisis sufrida ha potenciado la idea de que responsabilidad social debe ser transversal en toda la empresa, y no es acción social. "La ética supone que la empresa asume sus compromisos desde dentro y reforma su visión de negocio desde dentro. La responsabilidad social es un instrumento de gestión, una medida de prudencia y, finalmente, es una exigencia de justicia social, que genera riqueza, pero sobre todo cohesión social", ha comentado.

Por su parte, Adolfo Utor ha señalado que, si hablamos de responsabilidad social empresarial, además del componente ético imprescindible existe un componente material: "una empresa responsable es una empresa reputada, y una empresa reputada será siempre rentable". De hecho, "si entre sus objetivos no está ser reputada, una empresa tendrá un recorrido muy corto".

En la apertura del acto, el presidente de CEV Alicante, ha destacado como uno de los principales objetivos de la Comisión de Responsabilidad Social (RSE) de la CEV, el apoyo a las pymes en la incorporación de procesos de RSE a su actividad. En ese sentido, Perfecto Palacio se ha referido a la ética empresarial como "sinónimo de competitividad; de cohesión social; de creación de valor; de sostenibilidad y de transparencia" y ha destacado que "el empresariado sabe que la rentabilidad económica ya no es el único objetivo de la empresa: del mismo modo que la sociedad evoluciona, también lo hace la empresa".

Enrique Belenguer, ha expuesto la importancia para la sociedad de la autonomía tiene "la creación de un espacio en el que estén presentes las tres provincias de la Comunitat Valenciana, para debatir y proponer soluciones a nuestros problemas".

La jornada ha contado con una amplia representación del mundo empresarial alicantino, una muestra del interés de las empresarias y empresarios de Alicante por potenciar e incorporar la responsabilidad social a su gestión diaria. Entidades como Aefa; Aena, APAFCV, Cedelco, Cedma, el Círculo de Economía de Alicante Ineca, Jovempa, Terciario Avanzado, la UMH, Uepal, entre otras, han estado presentes junto a directivos de empresas de todos los sectores empresariales.

En acto han estado también presentes Belén Cardona, secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática; María Muñoz, directora general de lucha contra la brecha digital; y Sonia Tirado, directora general de Innovación.