Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ministra Maroto enciende a la industria auxiliar del calzado: visita fugaz y plante a los empresarios

La titular de Industria llega casi con una hora de retraso a Futurmoda, suspende la reunión prevista con los expositores, y se centra en misiones comerciales del sector zapatero y no de los componentes

La ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, visitando un expositor de tejidos en Futurmoda, ayer.

La ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, visitando un expositor de tejidos en Futurmoda, ayer. antonio amorós

Un visto y no visto. Así fue la vista de la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, a Futurmoda, la feria de componentes para el calzado que cerró ayer sus puertas en la Institución Ferial Alicantina (IFA). Maroto llegó con casi una hora de retraso, lo que imposibilitó que se celebrase una reunión prevista con empresarios, en la que el sector de la industria auxiliar tenía muchas cosas que decirle, o pedirle, de cara a tratar asuntos que le preocupan, como la alta temporalidad en la moda, o la necesidad de políticas activas de creación de empleo que sean de utilidad para unos industriales que durante los últimos tiempos luchan por mantenerse. La ministra saludó a algunos expositores y se marchó, dejando malestar entre los empresarios que esperaban algo más que una visita preelectoral.

«Esperamos tener otra oportunidad para sentarnos a tratar los temas que más nos preocupan», decían ayer varios empresarios en los pasillos de IFA una vez que la ministra ya se había marchado, aunque, a la vez, se apuntaba a que ahora tendrán que esperar a que pasen las elecciones, y ver si, dado el caso, el Ministerio de Industria es sensible a sus peticiones y se quiere sentar con los empresarios del sector de los componentes del calzado que ayer perdieron la que consideraban una buena oportunidad. «Ya veremos si después de las elecciones se acuerdan de nosotros», se decía en los corrillos, en los que se criticaba la visita fugaz de Maroto.

Lo que sí que hizo la ministra después de pasar por algunos expositores, y hacerse las fotos de rigor, fue mostrar su compromiso con la internacionalización, para que el sector del calzado siga contando con espacios comerciales en los que ofrecer sus productos en destinos fuera de España. Concretamente, Reyes Maroto se refirió a las misiones comerciales que, a través del ICEX España Exportación e Inversiones, se llevan a cabo países como Japón, y que se quieren extender a China. No obstante, estas citas están pensadas para los fabricantes de calzado, y no para la industria auxiliar que estos días ha sido la protagonista de Futurmoda. «Esto a nosotros no nos afecta directamente», se llegó a decir en la feria ayer, tras la visita de la ministra de Industria.

Sobre la internalización, Maroto insistió en que «queremos entrar en el mercado chino», y explicó que «el mercado chino es muy difícil, pero tiene un alto poder adquisitivo, y eso es bueno para el producto con la marca España». Por eso, insistió la ministra de Industria, «Asia tiene que ser una de nuestras apuestas, así como seguir fidelizando mercados, apostando por la calidad que nos hace diferentes».

En definitiva, unas palabras de la ministra de Industria en funciones hacia un sector que ayer se quedó con las ganas de exponerle que la situación actual no es todo lo buena que se esperaba, ya que, como apuntó el presidente de Futurmoda, José Antonio Ibarra, «en la actualidad estamos atravesando por un periodo en el que las empresas consolidadas están haciendo un gran esfuerzo por mantener el nivel y el trabajo, pero no vemos que se estén poniendo en marcha nuevos proyectos que propicien, a su vez, la generación de nuevos puestos de empleo».

Para esto, admitía el empresario, «necesitamos que los políticos se pongan de acuerdo para impulsar políticas que den facilidades a los emprendedores para poner en marcha empresas, concediendo, por ejemplo, beneficios fiscales durante los primeros años de la actividad, que son los más complicados, y en los que más se necesita el apoyo de las administraciones públicas».

Expectativas cumplidas a la espera de los pedidos

Patronal y firmas destacan la buena afluencia de visitantes y coinciden en que las fechas son las más adecuadas

Futurmoda cerró ayer sus puertas en la Institución Ferial Alicantina (IFA) tras dos días de intensa actividad comercial, según indicaron tanto patronal como expositores. El sentir general era de satisfacción entre los expositores, que aseguraban haber cumplido con las expectativas, a la espera, eso sí, de ver si los contactos que se han realizado durante esta semana se traducen en pedidos dentro de unos días.

En esta línea se manifestaba Conrado Campo, de la firma Synthelest, que decía que «han sido dos días buenos en los que hemos recibido a muchos clientes, y a otros que se han interesado por primera vez por nuestros productos».

Por otro lado, el director general de la Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado (AEC), Álvaro Sánchez, subrayaba que «la feria ha cumplido las expectativas, con una buena afluencia de visitantes». Solo durante la primera jornada se registraron unas 3.000 visitas profesionales, por lo que el balance final era «satisfactorio» para la patronal de la industria auxiliar, teniendo en cuenta que las firmas han llegado a esta cita después de una mala feria de Milán.

En este sentido, el presidente del certamen, José Antonio Ibarra, decía que «las fechas son buenas, y gustan mucho tanto a los expositores como a los visitantes. Por eso, el resultado final está siendo satisfactorio».

Primera parada en Benidorm antes de la visita a IFA

Antes de acudir a IFA, la ministra de Industria y Turismo en funciones, Reyes Maroto, inauguró en Benidorm el congreso Digital Tourist. Maroto subrayó en ese marco que «es hora de dejar de medir el éxito del turismo español por el aumento de turistas y se debe mirar la sostenibilidad del modelo». En este sentido, incidió en que esa sostenibilidad debe apoyarse en un pilar económico; en otro social, basado en una redistribución más equitativa de los beneficios; y en un pilar ambiental. Finalmente, señaló que el sector debe aprovechar los beneficios que aporta la tecnología, pero también hizo hincapié en que eso pasa por la formación.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats