Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Gómez: «Yo peleé por la unidad empresarial pero me quemé con Coepa»

Francisco Gómez ha dejado el cargo de presidente de la Empresa Familiar de Alicante después de haber estado al frente durante ocho años

Francisco Gómez, poco antes de la asamblea de Aefa donde dejó el cargo de presidente.

Francisco Gómez, poco antes de la asamblea de Aefa donde dejó el cargo de presidente. pilar cortés

P Al dejar el cargo como presidente de Aefa, ¿de qué se siente más satisfecho? ¿Qué piensa que podía haber hecho más?

R Estoy satisfecho de haber formado parte de un gran equipo que ha prestado unos servicios a las empresas familiares de la provincia que las han hecho mejorar, fundamentalmente, en cuanto a la sucesión empresarial. En lo que se refiere a proyectos, los premios anuales son un hito. Estaban establecidos desde el principio, pero los sacamos de Alicante y de Elche para que se celebrasen en las comarcas con la finalidad de vertebrar esta provincia.

P ¿Y qué espinita se le ha quedado clavada?

R La lucha que hemos llevado con la Generalitat sobre la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Tenemos la promesa del presidente de que se va a eliminar. Pero solo está la promesa. Recientemente, habló con la presidenta y conmigo y dijo que lo tenía en mente, pero que la situación financiera era complicada. Nos trasladó que si no estaba en los Presupuestos de 2020, estaría en los siguientes. Estuvo muy cercano con nosotros y quedó en hablar próximamente.

P Maite Antón es la primera mujer al frente de Aefa, ¿qué cambios cree que realizará con respecto a su mandato?

R Estamos integrados en la red del Instituto de la Empresa Familiar (IEF). Y Maite es la cuarta mujer presidenta de una asociación territorial en España. Hemos ido rompiendo el techo de cristal que impedía a la mujer estar en órganos directivos. Ahora, en Aefa conseguimos romper ese techo. Y, antes, me preocupé por tener una junta directiva paritaria. También lo es la nueva. Al margen de ello, Maite Antón es una mujer muy inteligente y muy activa.

P ¿Por qué apostó precisamente por Maite Antón?

R Pensé en Maite, pero fue una decisión unánime de la junta directiva. Se apostó por ella porque era la persona adecuada por su dedicación, por la pasión que tiene por la empresa familiar y por lo que ha hecho en la junta directiva. También pensamos que era importante que una mujer liderara la asociación. Además, yo soy la primera generación de una empresa y ella representa la segunda de la suya, por lo puede aportar una visión más joven y actual.

P Deja la presidencia y no está en la nueva junta directiva. ¿Qué papel tendrá ahora en Aefa?

R Ya desde Manuel Peláez, el fundador, cuando ha habido una nueva junta, los expresidentes no nos hemos quedado. En estos ocho años hemos generado una buena relación en la directiva y los miembros salientes hemos decidido crear el Forum Senior de la Empresa Familiar.

P En la última gala de los premios dijo que se alegraba de la sintonía y pacificación entre Uepal y la CEV, y agradeció a sus presidentes, Juan José Sellés y Perfecto Palacio, respectivamente, su trabajo en esa línea. En realidad, ¿qué quiso transmitir?

R Yo peleé por conseguirlo. En la etapa de tensión entre Cepyme, Coepa y la CEV, ya pensaba que el empresariado no iba a ninguna parte por separado. Aquello solo daba titulares a los medios. Siempre he considerado que debíamos ir juntos, pero que en Alicante tuviéramos algo con personalidad jurídica y que se integrara en la autonómica. Yo no pude conseguirlo porque, quizá, me quemé mucho con el tema de Coepa. Sí lo han logrado Juan José Sellés y Perfecto Palacio. Me alegro de que se haya conseguido la pacificación del empresariado. Y tengo que decir que tengo una buena relación con Salvador Navarro, presidente de la CEV, y con Perfecto Palacio, presidente de CEV Alicante.

P Entonces, ¿cree que ya se ha superado la crisis empresariales en la provincia y la Comunidad?

R Se han acabado esas tensiones y ahora hay una unión real. Por otra parte, lo que sí veo es que hay muchas grandes asociaciones sectoriales e intersectoriales, como Aefa, que hacemos muchos actos. A lo mejor, se pueden unir para realizar, por ejemplo, diez eventos al año, pero muy potentes. Podemos hacer cosas conjuntas y no aburrir así a la ciudadanía y al empresariado con tanto acto.

P¿Por qué Aefa no se integra directamente en la CEV?

R Pensamos que desde una asociación empresarial como Uepal se pueden defender los intereses de la provincia, integrados en la CEV, para defender, al mismo tiempo, los de la Comunidad. Aefa está integrada en la CEV a través de Uepal. No tenemos un presupuesto para la doble adscripción. Nosotros no tenemos subvenciones.

P ¿Por qué fue tan reacio a que Coepa se integrara en la CEV?

R Nadie se lo pidió. Coepa era un ente que había que liquidarlo. Esa idea es la que se instauró en los prebostes valencianos. Coepa sonaba a algo que no interesaba.

P Pero en sus últimos años, la imagen de Coepa estaba ya muy deteriorada por todos los problemas de su gestión económica...

R Al final, lo que está claro es que una asociación tiene que estar dirigida por un empresario, no se puede dejar en manos de secretarios generales o de directores, que es lo que pasó en Coepa en sus últimas etapas.

P ¿Qué sensación le queda de su paso por Coepa?

R Mi objetivo era hacer una liquidación ordenada y que nadie pasara por el juzgado. Creo que luchamos por mantener la imagen del empresario alicantino. Costó mucho y lo pasamos mal.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats